Despliega el menú
Ocio y Cultura

literatura

Isabel San Sebastián: “La historia hay que entenderla, no juzgarla”

Tras el éxito de ‘La peregrina’, la autora regresa a Compostela para relatar uno de los sucesos más crueles de nuestra historia en ‘Las campanas de Santiago’.

Isabel San Sebastián.
Isabel San Sebastián.
Heraldo

La escritora y periodista Isabel San Sebastián (Santiago de Chile, 1959), presenta su nueva novela, ‘Las campanas de Santiago’ (Plaza & Janés). Tras el éxito de ‘La peregrina’ (2018), la autora regresa a la ciudad compostelana para revivir uno de los episodios más emblemáticos de finales del siglo X, el saqueo de la ciudad de Compostela a manos del militar y político andalusí Almanzor, también conocido como ‘El azote de Dios’.

En sus palabras, se trata de su novela “más ambiciosa y trepidante”. “Durante la fase de documentación de ‘La peregrina’ me topé con esta epopeya. Me pareció que era la base perfecta para tejer una novela sobre un periodo que me fascina”, explica San Sebastián.

Los protagonistas son dos personas de a pie, Tiago y Mencía. “Una pareja que se ve condenada a enfrentarse a un destino muy difícil”, asegura la autora. Él es un herrero que se ve obligado a separarse de su mujer, embarazada, para cargar junto a otros prisioneros con las campanas de la basílica hasta la Córdoba califal. Mientras tanto, ella recorrerá la costa asturiana en una época en la que se encontraban en la zona algunas aldeas habitadas por vikingos.

Por supuesto, el papel del caudillo andalusí, quizá uno de los personajes de la historia de España menos conocidos por el gran público, también jugará un papel fundamental en la trama. “Dar vida a Almanzor no ha sido muy difícil porque hay mucho escrito sobre él. Fue un militar y político muy hábil y de una crueldad inabarcable, pero muy eficaz a la hora de gestionar Al-Ándalus”, reconoce la escritora. La de las campanas de Santiago (año 997) fue una de las 56 campañas que protagonizó en vida, las campanas fueron fundidas y su bronce utilizado para forjar lámparas de aceite para el interior de la Gran Mezquita.

“Siempre he defendido que en la historia no hay buenos ni malos. Hay personajes protagonistas y, sobre todo, puntos de vista”, reflexiona San Sebastián, que asegura que en sus novelas siempre trata de mostrar la visión de “ambos lados”. En su opinión, juzgar retrospectivamente un hecho histórico, con arreglo a unos principios distintos a aquellos en los que se produjeron los hechos, “es un ejercicio deshonesto”. “La historia es lo que es, una sucesión de acontecimientos que se producen en determinados contextos, y hay que entenderla así, sin juzgarla”, asevera.

"Este periodo fue una epopeya determinante que ni siquiera se estudia en los colegios"

San Sebastián defiende que sus novelas hacen las veces de máquina del tiempo para sus lectores. “He escrito mucho sobre la Reconquista, una etapa que me fascina y que fue determinante para la historia de España. Sé que si tuviera una máquina del tiempo viajaría al pasado, por eso intento hacerlo a través de mis novelas”, añade la escritora.

Atrapar a la par que instruir

Sin embargo, a pesar de la relevancia que este momento histórico tuvo para el destino del país tal y como lo conocemos, San Sebastián asegura que “cada vez sabemos menos de él”. “De este periodo de ocho siglos de duración surgió la España tal y como la conocemos hoy. Fue una epopeya determinante que ni siquiera se estudia en los colegios”, lamenta. Por eso, en su opinión, es tan necesario el papel de la novela histórica para, “recuperar esta parte de la historia” a través de la ficción: “Por eso me apasiona este género, porque te permite entretener, atrapar y distraer a la par que instruir”.

Además, reconoce que a través de sus obras trata de recorrer geográficamente los paisajes sobre los que escribe para permitir una inmersión completa de los lectores. “La documentación es fundamental. Es una forma de construir y enmarcar la trama para llevar al lector a vivir una aventura en otro tiempo”, indica.

Etiquetas
Comentarios