Despliega el menú
Ocio y Cultura

exposición

Diferentes realidades de mujeres de Aragón unidas por el arte

El centro Joaquín Roncal de la capital aragonesa acoge la exposición 'Miradas de Género y Salud de Mujeres aragonesas'.

Exposición 'Miradas de Género y Salud de Mujeres aragonesas'.
Exposición 'Miradas de Género y Salud de Mujeres aragonesas'.
C. Ivars

Teatro y fotografía son dos potentes herramientas de transformación social capaces de unir, además, realidades de lo más dispares. Precisamente por eso, la ONG Farmamundi las elegia hace poco más de un año para llevar a cabo un proyecto de Educación para el Desarrollo y la Ciudadanía Global cuyo resultado puede conocerse a través de la exposición fotográfica ‘Miradas de Género y Salud de Mujeres Aragonesas’ que desde este miércoles y hasta el 26 de septiembre puede visitarse en el Centro Joaquín Roncal de la capital aragonesa.

La exposición, compuesta por más de un centenar de fotografías -entre autorretratos y retratos realizados con una cámara Polaroid así como imágenes artísticas realizadas por las participantes-, muestra una serie de instantáneas realizadas por diferentes colectivos de mujeres aragonesas bajo una temática común: el derecho a la salud y la equidad de género. “El objetivo era movilizar, generar conciencia crítica y promover una reflexión en la sociedad aragonesa sobre este tema, pero queríamos huir de los discursos tradicionales y buscar nuevas fórmulas que llegasen mejor a la ciudadanía”, explica Isabel Funes, coordinadora de Farmamundi Aragón.

Y, para ello, han contado con la participación de diferentes colectivos de mujeres con una amplia diversidad -entre ellos con asociaciones de barrios o de mujeres inmigrantes o del medio rural, el colectivo de trabajadoras del Hogar o la Asociación Aragonesa contra el Cáncer- con quienes han llevado a cabo diferentes procesos creativos en las tres provincias aragonesas. “Queríamos poner el acento en las inequidades de género que se encuentran instaladas en nuestra sociedad y que, en ocasiones, pasan desapercibidas”, resume.

Pilo Gallizo, directora de la exposición
Pilo Gallizo, directora de la exposición
C. Ivars

Dirigida por la fotógrafa aragonesa Pilo Gallizo, la exposición muestra el resultado del trabajo realizado con más de un centenar de mujeres de Zaragoza, Huesca y Calamocha (Teruel) durante ocho sesiones de teatro y dos de fotografía. “El resultado es muy interesante, pero sin duda lo mejor ha sido todo el proceso”, asegura la artista, que afirma que la realidad “tan heterogénea y diversa” de las participantes ha dado “mucho juego” al proceso creativo.

Así, en las paredes de la sala de exposiciones de la tercera planta del Roncal y dividida en tres secciones según su lugar de realización, encontramos instantáneas de temáticas de lo más diversas. Entre ellas algunas sobre labores domésticas, cuidados o la enfermedad, así como otras más conceptuales sobre el paso del tiempo, la ecología o la naturaleza. “Durante el proceso tratamos de generar un ambiente lúdico y seguro a través del cual las participantes pudieran acceder a su mundo interior a través de la creatividad”, añade.

Sin embargo, a pesar de tratarse de realidades muy diversas, Gallizo asegura que se ha tratado de construir una narrativa común, cuya unión se simboliza a través de una serie de hilos de colores que conectan todas estas imágenes. “Nosotras simplemente les hemos aportado las herramientas para que ellas contasen lo que quisieran contar”, resume. Además, la fotógrafa ha ido documentando todo el proceso con su cámara de fotos desde el momento inicial, incluidas las sesiones de teatro ‘Playback’, una modalidad enmarcada dentro de la improvisación, pero protagonizada por la interacción colectiva.

Diana Calvo con uno de sus retratos
Diana Calvo con uno de sus retratos
C. Ivars

A cargo de este proceso se encontraba Diana Calvo, de la compañía zaragozana de Teatro Imprevisto. “Se trata de una técnica de improvisación comunitaria que permite a las participantes compartir historias más personales, pero de una manera simbólica y mucho más cercana”, asegura. Sin duda, una forma muy interesante y efectiva de ayudar a romper el hielo trabajando desde la emoción: “De este modo siempre surgen puntos de conexión porque se generan emociones compartidas y una sensación de comunidad muy importante”.

Historias distintas… que unen

Además, Calvo fue una de las participantes del taller de fotografía, cuyas obras pueden disfrutarse en el marco de la exposición. En su caso, se trata de dos autoretratos: uno en el que aparece haciéndose un selfie con un teléfono móvil y rodeada de interrogantes –“como símbolo de las dudas que muchas veces nos surgen cuando nos planteamos cuestiones sobre nuestra propia identidad”, indica-; mientras que, en otra, uno de sus ojos se asoma a través de los barrotes de madera del respaldo de una silla. “En la tercera imagen aparezco surcando un fondo en el que se ve un cielo con una capa roja simbolizando la parte de heroína que siempre me ha gustado explorar”, afirma.

Carolina García, ante su fotografía
Carolina García, ante su fotografía
C. Ivars

Como explican las participantes, se trata de diferentes formas de entenderse a una misma a través del arte y, en concreto, de la fotografía. Otra de las participantes es Carolina García quien, en su caso, muestra un autoretrato en el que se ve tan solo la mitad superior de su rostro y un enorme espacio sobre su cabeza que simboliza el proceso de reflexión que ha supuesto para ella el paso por estos talleres. “Sin duda, la experiencia me ha servido para conocer y compartir historias de vida mías y de otras compañeras que seguramente no habríamos sacado de otra forma… pero que este espacio seguro que hemos generado nos ha permitido plasmar”, resume.

Además, García representa a dos de los colectivos representados como son el de mujeres migrantes -ya que viene de El Salvador- y el de trabajadoras del hogar. “Recuerdo que en algunas sesiones hemos acabado llorando juntas al ver historias de algunas compañeras y eso es algo muy especial. Somos mujeres de edades, profesiones y lugares muy distintos pero que estamos hechas de historias que, al final, consiguen unirnos a todas en una misma”, concluye.

Etiquetas
Comentarios