Despliega el menú
Ocio y Cultura

planes de ocio

El Bosque Sonoro, la simbiosis entre cultura y naturaleza

Mozota celebra desde hoy un ciclo de actuaciones al aire libre con León Benavente, Coque Malla, Stay Homas y un festival organizado por ZaragozaFelizFeliz entre sus ganchos.

Coque Malla trae esta noche su ‘¿Revolución?’ a la capital aragonesa
Coque Malla trae esta noche su ‘¿Revolución?’ a la capital aragonesa
Juan Perez-Fajardo

Con el rumor de las aguas del río Huerva y el canto de las aves como únicos teloneros, artistas como Coque Malla, León Benavente y Stay Homas desplegarán desde este sábado su talento en uno de los claros del Bosque Sonoro, un espacio que aúna cultura, gestión forestal y rehabilitación rural en Mozota, Zaragoza.

“El Bosque Sonoro no es un festival” simplemente en un entorno natural, ha explicado uno de los colaboradores de la iniciativa, ya que el termino "festival", explica, "lleva implícitas unas prácticas e impactos ambientales que rechazamos totalmente”.

Lejos de las grandes aglomeraciones, la suciedad, y el consumo de cultura de forma industrial, nace “un proyecto de rehabilitación medioambiental que pretende devolver la vitalidad perdida al entorno del meandro del Huerva”, río que discurre a escasos metros del claro donde se desarrollará el espectáculo.

Aunque la primera edición arranque con el atractivo de la música en directo, “el Bosque Sonoro es un espacio vivo en el que convivirán diversas manifestaciones artísticas, como la danza, el arte urbano o la pintura” y que incluso servirá como aula de educación ambiental en el futuro.

Rehabilitación medioambiental

“Todo lo que está a punto de suceder en el Bosque Sonoro está dirigido a la rehabilitación medioambiental, a la recuperación del entorno, y a la reforestación” de este rincón del Huerva, Mozota, un pueblo de apenas 60 vecinos “habitado principalmente por personas mayores, agrega.

Para los responsables del Bosque Sonoro, “este proyecto representa la lucha contra la despoblación a través de la cultura”, aspiración "mucho más ambiciosa y sostenible que un festival convencional".

Como no podía ser de otra manera, el excepcional sentido de la vista de esta rapaz nocturna ha sido de gran ayuda para escoger al elenco que saldrá a escena: “hemos elegido con mucho cariño a los artistas invitados, todos ellos destacan por sus mensajes medioambientales, de esperanza, coherencia y respeto”.

Salvaguarda sanitaria

Para hacer realidad el Bosque Sonoro, los vecinos de Mozota desbrozaron “una antigua zona de recreo en medio del bosque junto al meandro del Huerva”, sirviéndose para ello de la diligencia de las ovejas, responsables también de despejar el sendero que conduce al escenario.

Incluso un pequeño puente que cruza el meandro y permite acceder al otro lado del bosque ha sido construido siguiendo los principios de la economía circular, ya que “antiguamente fue un poste telefónico”.

La situación de crisis sanitaria, “que en un principio representaba una amenaza para la viabilidad del proyecto”, se ha acabado convirtiendo en todo lo contrario, “por nuestra fórmula de espectáculo cultural en un espacio abierto y natural”, con un aforo máximo de 800 personas con distancia de seguridad.

Así, “en plena Naturaleza y con las estrellas como testigo”, echará raíces a partir de este sábado el Bosque Sonoro, que abrirá estes sábado con la actuación de León Benavente, conjunto al que seguirán Stay Homas (18 de septiembre) y Coque Malla (25 de septiembre). Culminará el ciclo con un minifestival duirno de ZaragozaFelizFeliz.

Etiquetas
Comentarios