Despliega el menú
Ocio y Cultura

ocio y cultura

Carmen Terreros abre una galería de arte dedicada a todas las disciplinas y al diseño

La galerista, que tuvo otro espacio hace una década, apuesta por una línea muy transversal e inaugura con una colectiva de siete arquitectos–artistas

Carmen Terreros abre una galería de arte.
Interior de la galería de Carmen Terreros, en la calle San Félix.
Archivo Terreros.

ZARAGOZA. Carmen Terreros acaba de abrir una nueva galería de arte en Zaragoza, en la calle San Félix, en las inmediaciones de la plaza de Ariño. No es nueva en este tipo de aventuras. Dice: «Hace más de una década cerré una pequeña galería que tenía en la plaza Santa Cruz. La llevaba gestando desde hace un par de años. La mala suerte ha sido que coincidiera la obra del local, del que me llevó un año conseguir la licencia de obras, con la pandemia de la Covid. Con un esfuerzo tremendo abrimos el 4 de septiembre», dice y explica que lo ha hecho con una muestra colectiva ‘El arte a través de los ojos del arquitecto’, que quiere ofrecer un enfoque transversal del concepto de obra de arte.

Asegura la galerista que "la línea de la galería es ofrecer distintas manifestaciones estéticas y artísticas, siempre con rigor y seriedad. El un criterio selectivo será subjetivo, basado en el interés artístico más que en modas temporales". Considera que "el mercado del arte es caprichoso, depende de muchos factores, pero el criterio de selección y el de compra de una pieza, siempre tiene que ser subjetivo. Al arte hay que pedirle que te enamore. Es una idea algo romántica pero también debe ser la directriz de todo aquel que disfruta del arte", sostiene.

En la galería Terreros habrá espacio para todo y a precios variados, para arte figurativo y abstracto, y tendrán cabida pintura, escultura, grabado, fotografía, joyería, video creación (hay una pared para proyectar imágenes) y elementos de diseño industrial.

Los artistas

La galería Terreros aspira a ser "lugar expositivo, lugar de reunión y debate de temas referentes al arte, que nos preocupan y nos ocupan –dice–. Buscamos acercarlo a cualquier interesado. Pretende ser un lugar de encuentro de distintos agentes sociales y culturales".

‘El arte a través de los ojos del arquitecto’ alberga diversas manifestaciones de "autores, con distintas experiencias, todos ellos con una formación en arquitectura que les confiere una forma más analítica de entender el mundo y el entorno que les rodea", dice Carmen. Los artistas son: Manolo Oyonarte, Alexey Terenín, Juan Ramón Martín, Andrés Terreros, Jey Alonso, Xavi Juanola y Magdalena Vélez.

Manolo Oyonarte plantea su pintura como parte de un proceso por el cual pasa de una creación tridimensional, la arquitectura, a una representación bidimensional, la pintura. Crea una ruptura espacio-temporal en el lienzo.

El moscovita Alexey Terenín vive y trabaja en Praga. Hijo de arquitecto, se graduó en la Academia de Arquitectura de Moscú en 1992 y entonces comenzó su carrera como pintor. Aunque nunca ha ejercido como arquitecto, sus estructuras de inspiración gótica están claramente influenciadas por la ciudad de Kafka y Rilke. Mezcla el viejo Oriente como el Occidente moderno, con huellas de la literatura rusa.

Las esculturas de Juan Ramón Martín pertenecen a la colección ‘Los vientos de Iberia’, y son una representación entre lo material y lo inmaterial, el espacio físico y lo sensorial. El artista ha dicho que «las esculturas se pueden y se deben tocar, así se siente la temperatura de los materiales, la densidad maciza y poderosa».

En dibujo se presenta la obra de Andrés Terreros, que ofrece con trazo rápido y seguro de vistas de lugares singulares, espacios cotidianos, en apuntes de trazo firme al aire libre.

Fotografía y diseño

La fotografía está representada por dos arquitectos: Jey Alonso, madrileño, que centra su obra en los edificios y carteles urbanos, captados con una mirada realista y minimalista. Incorpora el color y crea una atmósfera surrealista, con cierta proximidad el pop. El otro fotógrafo es Xavi Juanola, que se mueve en un ámbito más conceptual y remarca dos aspectos: el color y la plasticidad; el artista rinde homenaje a su modo al hecho mismo de pintar.

La joyería está representada por Magdalena Vélez, también arquitecta, que ofrece piezas singulares, realizadas con la maestría del orfebre y depuradas a través de un proceso intelectual que el arquitecto dibuja y esboza. A partir de estos dibujos, que estampa en grabados y los traspasa al plano tridimensional de la joya, pretende alcanzar la categoría de obra de arte. Su obra se presenta en unos marcos-vitrina como si fueran un cuadro-escultura. La exposición permanecerá abierta hasta el 14 de octubre.

Etiquetas
Comentarios