Despliega el menú
Ocio y Cultura

estilo

Historias de la cangrejera: la sandalia de la infancia que está de moda

De plástico, más playeras, o de cuero, con reminiscencias al hombre de campo, este cómodo modelo estival es ahora el favorito de 'influencers', marcas de lujo o artesanales.

Modelos de la firma Méduse, pionera de la cangrejera.
Modelos de la firma Méduse, pionera de la cangrejera.
Méduse

Si hay un refrán contrario al mundo de la moda y del estilo es el de "de este agua no beberé". Cada año, las tendencias se empeñan en llevarnos por terrenos antes denostados. Lo que era anatema se convierte en atractivo. Si, además, en medio juega un papel importante la nostalgia, el éxito está servido.

Ver esta publicación en Instagram

Elvish has left the building.

Una publicación compartida de Alexa Chung (@alexachung) el

Este verano es el de la confirmación del regreso de la cangrejera, esa sandalia que los 'baby boomers' de los 70 asociarán a las largas vacaciones de la infancia. En aquellos años, este modelo de plástico era una opción ideal más en aras de la comodidad que del diseño. Pero bien entrado el siglo XXI, es su estética la que subyuga a los 'fashion victims'. 'Influencers' (las que diseñó Alexa Chung para Juju ya están agotadas) y hasta marcas de lujo se apuntan a este estilo que se amplía a otros modelos de la familia, eso sí, lejana y anterior en el tiempo, que tienen más que ver con el inmemorial trabajo de labriego o la austeridad de los monjes.

En ese terreno se encuentra, por ejemplo, la firma con sede en Madrid Steve Mono, empeñada en bucear en la tradición artesanal española. Especializada en bolsos de cuero de alta calidad, en los últimos años ha girado en paralelo hacia el calzado masculino y/o unisex, con un éxito creciente basado, precisamente, en sandalias inspiradas en la tradición del campo español. Su fundador, Gonzalo Fonseca, llevaba años enamorado de este tipo de calzado cómodo, que se vendía en tiendas de toda la vida. Se decidió a comprarse un par y de viaje por el mundo, particularmente por Asia, donde sus creaciones son particularmente exitosas, varios clientes comenzaron a preguntarle si esas sandalias que llevaba eran de su marca. Así se dio cuenta de que ese tradicional diseño tenía mucho que ver con el ADN de Steve Mono y lanzó una línea fabricada artesanalmente en Cáceres que, cuatro veranos después, está entre sus ventas estrella.

Fonseca, bilbaíno con raíces sorianas, explica un 'viaje' creativo hacia un estilo que adora y que describe como "brutalismo delicado". "A lo largo de mi infancia, he veraneado muchos años en Soria y siempre he guardado el recuerdo de esos señores mayores, con sus pantalones de pinzas, la camisa a medio remangar y esas sandalias de cuero, entre lo formal y lo informal, entre lo delicado y lo rústico". Un punto medio que Fonseca ha querido trasladar a la moda y que aprecia también en otros campos como la decoración o la arquitectura.

Sandalias cangrejeras de Sommes Demodé.
Sandalias cangrejeras de Sommes Demodé.
Sommes Demode

En este tipo de calzado, además, florecen otras constantes de Steve Mono: la sencillez de los diseños, las técnicas artesanales y el cuero español, material principal, por no decir único, de sus colecciones de calzado y complementos. Cuenta Fonseca que este tipo de sandalias, "una manera de llevar el campo a la ciudad", hacen furor, sobre todo, en Asia y en Centroeuropa. El diseñador defiende, de paso, que se lleven con calcetines finos ("aún resultan más frescas", dice).

Cangrejeras de la firma española Igor.
Cangrejeras de la firma española Igor.
Igor

Si las sandalias de cuero llevan el campo a la ciudad, las de plástico hacen lo propio con la playa. Este calzado, asociado en España sobre todo al mundo infantil, sale de la arena y del césped de las piscinas para pisar el asfalto con creciente sofisticación

Así, este año marcas de lujo como Marni, Celine by Hedi Slimane o Gucci han 'customizado' el clásico modelo que, en realidad, tiene su origen (por lo menos como marca) en Francia. En concreto fue la marca Méduse la que en 1946 lanzó el modelo 'Sun' en tres colores, azul, rosa y blanco, que, apenas sin variaciones ha llegado hasta nuestros días. Ahora la gama de colores es más amplia y, como en el caso de las fabricadas en cuero, son particularmente exitosas entre los jóvenes más modernos de Corea del Sur, Japón o China. 

Etiquetas
Comentarios