Despliega el menú
Ocio y Cultura

entrevista

Álvaro Calvo: "La memoria se va diluyendo pero las imágenes permanecen"

El fotógrafo oscense ganó en 2015 el concurso internacional Emerging Talent Awards, que lo designó como uno de los jóvenes creadores más prometedores del mundo.

Calvo posa junto a Gatete, la mascota de una amiga.
Calvo posa junto a Gatete, la mascota de una amiga.
Amparo Cativiela

Ha publicado imágenes aragonesas de la crisis sanitaria en ‘The New York Times’, ‘The Daily Telegraph’, Bloomberg, CNN, BBC...

Trabajo para Getty Images, que es una agencia internacional que distribuye contenido editorial entre los principales medios a nivel global. Eso ha permitido que en China, Japón o Australia se viera la labor de los trabajadores esenciales de la pandemia de Huesca y Zaragoza.

¿Qué mensaje quería transmitir?

Intento dar visibilidad a aquellos que están trabajando y exponiéndose a sí mismos y sus familias por sacarnos de donde estamos metidos. En este momento los fotógrafos somos los ojos de la gente y nuestras fotografías quedarán. La memoria se va diluyendo, las cosas se olvidan y se difuminan, pero las imágenes permanecen.

¿Es fácil darse a conocer teniendo la ‘guarida’ profesional en Santa Eulalia la Mayor?

Es donde vivo, un pueblo de la Hoya de Huesca de 15 habitantes, pero me muevo bastante. Trabajar en Santa Eulalia lo he elegido yo, me gusta vivir en la Sierra de Guara, en la casa de mi familia por generaciones. Eso me hace estar en contacto con la naturaleza, ser consciente de mis raíces y, además, trabajo en lo que me gusta con pleno contacto con el resto del mundo.

¿Cuál es la última imagen que haya visto que le ha emocionado?

He visto cosas muy duras estos meses pero me ha impactado especialmente los últimos días ver las manifestaciones en España por la muerte de George Floyd. Hace poco más de un mes había ucis de hospitales llenas de enfermos por la covid y miles de muertos en nuestro país. Nuestros sanitarios están sin fuerzas para una nueva oleada y en China están empezando rebrotes serios. No creo que las manifestaciones ‘trending topic’ ayuden en absoluto a controlar la pandemia, más bien lo contrario.

¿Entonces?

Ya habrá tiempo de manifestarse en las calles contra el racismo y por muchas otras cosas que tenemos que cambiar de la sociedad. Precisamente por eso, porque todas las vidas valen lo mismo.

Sus fotos tienen cierto carácter épico... ¿A qué lo atribuye?

Durante la pandemia he intentado fotografiar historias de gente anónima que ha hecho cosas extraordinarias, quizás de ahí ese carácter épico. Es cierto que intento cuidar muchísimo la luz y también que las historias que fotografío tengan un trasfondo humano.

¿Recuerda su primera cámara?

Por supuesto, la guardo con cariño en un lugar especial, me la regalaron mis padres. Es una Minolta de carrete de 35 mm, como las de antes, lo que me revela que ya voy cumpliendo años. Como todo fotógrafo tengo unas cuantas, aunque no es una colección de objetos, son parte de mi vida.

Cuando va de vacaciones con los amigos, ¿es de los que no suelta la cámara?

Habría que preguntarle a ellos si soy muy pesado y... supongo que responderían que sí. Entre otras cosas, es lo que tiene perder la noción del tiempo cuando algo te apasiona.

¿Qué clase de fotografía le interesa?

Aquella que puede servir para algo, para contar historias. Me interesan los fotógrafos sinceros y honestos que aman su trabajo, los que se lo curran y que no buscan solo dinero fácil y fama. Podría hablar de muchos referentes, pero tiraré para la tierra y nombraré a Moncín, a Marco y a Duch, que son los fotógrafos de los que aprendí cuando empecé en esto.

Estéticamente, ¿algún ámbito le atrae más que otro?

Me gusta el retrato. Un rostro o una mirada pueden sugerir mucho, es como un juego de reciprocidad.

¿Cómo se dentro de veinte años?

¡Me veo haciendo honor a mi apellido en todos los sentidos! Trabajando en la fotografía que me interesa, que me hace ser feliz, cuidando de mi gente y de los almendros que planté hace un par de años en mi pueblo.

Etiquetas
Comentarios