Despliega el menú
Ocio y Cultura

entrevistas confinadas

"He tenido la sensación de que vivía una película de terror e iban a decir: ¡corten!"

La actriz aragonesa Luisa Gavasa trata de recomponerse, en medio del confinamiento, de la peor experiencia de su vida: ver morir en sus brazos a su representante y amigo a causa de un tumor cerebral. Todo, sin perder la esperanza.

Luisa Gavasa, estos días de confinamiento.
Luisa Gavasa, estos días de confinamiento.
Heraldo.es

"El de estos días es el personaje más difícil que he tenido que interpretar en mi vida, mantener el tipo para estar al lado de una persona en sus últimos momentos", cuenta al otro lado del teléfono la actriz aragonesa Luisa Gavasa. En pleno duelo por la muerte de uno de sus mejores amigos, mira, sin embargo al futuro. Piensa en abrazar pronto a su nieto. En su agenda laboral, que estos días pasa a un segundo plano, figuran, no obstante, muchos proyectos. Su serie para Aragon TV, 'El último show' se estrena este viernes, 17 de abril, en HBO y en el horizonte tiene el concurso 'Typical Spanish', de los mismos creadores que 'Masterchef' y 'Maestros de la costura', en el que coincidirá con Palomo Spain o Jose Corbacho. Para 2021 le espera una película en Chile. Pero mientras, toca parar y pensar.

El coronavirus nos hace olvidar que hay gente que sigue enfermando y muriendo de otras cosas. ¿En qué se ha apoyado estos días para afrontar el trance por el que ha pasado?

En el amor de muchas personas que me rodean, que me hacían sentir que no estaba sola. Afortunadamente, vivimos en un siglo en el que hay móvil, teléfonos, redes sociales... También me ha ayudado mucho el convencimiento de que estaba haciendo lo que quería hacer. Eso te da un plus de energía, no era un trabajo, yo quise estar con esa persona hasta el final. Murió con 58 años, en 26 días, llevaba conmigo desde hace 25 años, era mi hermano, mi confidente... Ha sido muy duro, pero el dolor me coge entrenada. En este contexto, ha habido reflexiones añadidas: mi dolor no es el único, hay gente que ha pasado por una situación igual de atroz y encima sin nadie a su lado.

Usted es actriz, está acostumbrada a vivir otras vidas. ¿Le ha ayudado a la hora de enfrentarse y adaptarse a una situación tan fuera de lo común?

El de estos días es el personaje más difícil que he tenido que interpretar en mi vida: mantener el tipo para estar al lado de una persona en sus últimos momentos. He tenido la sensación de que vivía una película de terror, de esas de bajo presupuesto, y en algún momento iban decir: ¡Corten!

¿Y cómo se encuentra ahora?

Empezando a salir de un pozo.

¿Piensa en proyectos?

Estos días he aprendido a valorar aún más el presente, el carpe diem. Ahora lo que  tengo más en mente son pequeños proyectos, porque el ser humano tiene necesidad de proyectarse hacia el futuro: pienso en volver a ver a mi nieto, en mirar a los ojos a mi hijo (se le quiebra la voz), en hacer pequeñas reformas en casa... Me sirve para que mi cabeza esté activa. Ahora mismo voy con los labios pintados de rojo, los ojos pintados y un vestido rojo, como si fuera la mujer más feliz del mundo. Para vencer hay que luchar

¿Qué estaba haciendo cuando el mundo paró?

Tenía muchos proyectos. Ahora el trabajo, no es que no me importe, pero estoy de duelo, y demasiado agotada para pensar y trabajar. Lo importante es que estemos todos sanos.

¿Cómo valora el papel del mundo de la cultura estos días?

Estamos siendo un gremio muy castigado. Lo que hacemos se está demostrando como muy importante, pero hay quien nos trata de manera muy despectiva, nos llaman titiriteros. Pero tengo una sobrina que ha estado muy enferma y que me cuenta que le han salvado los programas de Jesús Calleja. O el otro día, por ejemplo, vi 'Espartaco', una película que me hace sentirme cerca de mi nuera, que es como una hija para mí. Siempre lloramos en los mismos momentos. Espero que cuando todo esto pase, el Ministerio de Cultura no nos deje de la mano. La gente va a tardar en perder el miedo de meterse en un cine o en un teatro. Pero un país sin cultura está muerto.

Etiquetas
Comentarios