Despliega el menú
Ocio y Cultura

Román Fernández-Baca: "Es un triunfo colectivo"

El director general de Bellas Artes se felicita del retorno y asegura que "hoy, el expolio que sufrió Aranda no sería posible"

El coleccionista Christian Levett; el director general de Bellas Artes, Román Fernández-Baca; el embajador español ante la Unesco, Juan Andrés Perelló; y la embajadora francesa en la Unesco, Veronique Roger-Lacan, ayer en París, junto a los cascos.
El coleccionista Christian Levett; el director general de Bellas Artes, Román Fernández-Baca; el embajador español ante la Unesco, Juan Andrés Perelló; y la embajadora francesa en la Unesco, Veronique Roger-Lacan, ayer en París, junto a los cascos.
Ministerio de Cultura y Deporte

¿Cómo se ha gestado el retorno?

Después de la sentencia en el juicio a los dos acusados del expolio, el arqueólogo valenciano Ricardo González, que entonces daba clases en Niza y tenía contacto con el Museo de Mougins, contó a su propietario el fallo judicial. El arqueólogo y Andrés Perelló, embajador de España ante la Unesco, han sido figuras clave en el proceso, pero este es un triunfo colectivo de mucha gente que ha estado trabajando para que esto pasara, desde los científicos a la fiscalía de Medio Ambiente, pasando por los cuerpos de seguridad, la DGA, los dos embajadores en París...

Y el propietario, parece. ¿Ha tenido aristas la negociación?

Las conversaciones han sido supercordiales en todo momento. El coleccionista ha ido siempre de buena fe y en cuanto supo de la procedencia ilegal se mostró convencido de entregarlos. Si no hubiera sido así, habríamos entrado en un litigio judicial que hubiera durado muchos años. Andrés Perelló define lo que ha hecho el coleccionista como ‘un gesto Unesco’.

El traslado a Zaragoza...

Se hace con las máximas medidas de conservación y seguridad, con una empresa solvente y acreditada en el transporte internacional de piezas de este tipo. Aparentemente, por lo que hemos visto aquí, los cascos están en perfecto estado. Pero, obviamente, serán los especialistas del Museo de Zaragoza quienes los examinen detalladamente. Son piezas de una importancia extraordinaria por su singularidad y excepcionalidad, y Aragón tiene que estar muy contento de recuperarlas.

El expolio ya no es un problema tan acuciante como lo era en los años 80.

Por desgracia, sigue existiendo expolio en España. Tenemos casos graves y más o menos recientes. Pero la situación ha mejorado mucho y las fuerzas de seguridad están haciendo una gran labor. Hoy, casos como el del yacimiento de Aranda de Moncayo, de expolios tan prolongados en el tiempo e incluso realizados usando maquinaria pesada, creo que no serían posibles».

Por lo menos se han recobrado algunas piezas.

Cierto. Y debemos felicitarnos por ello. Pero el problema del expolio no es solo el material que se extrae del yacimiento. Tan importante como el material, o incluso más, es la información que se destruye. La metodología del expolio es muy dañina y la información que desaparece lo hace para siempre.

Es la recuperación más importante tras la de los bienes del galeón Nuestra Señora de las Mercedes.

Cierto. Es una de las grandes recuperaciones patrimoniales de los últimos años. En cierto modo es un ejemplo, nos abre nuevos caminos y muestra una sensibilidad.

¿Se va a luchar por el resto de los cascos?

Creo que ahora es el momento de disfrutar de los que han vuelto a España. No nos vamos a olvidar de todos los demás, eso por supuesto, pero hay que disfrutar de estos siete, porque Aragón recupera algo que era suyo.

Etiquetas
Comentarios