Despliega el menú
Ocio y Cultura

personajes

El elixir de la juventud de Madonna: su propia orina

La reina del pop publica un vídeo dándose un baño helado para recuperarse de un concierto. Una terapia que, según la artista, le ayuda a recuperarse de sus dolencias. Al final, aparece con una taza que contiene un líquido amarillento: "Es realmente bueno beber orina después de salir del baño helado", asegura la diva.

Madonna, con una taza con un líquido amarillento que asegura que es su orina
Madonna, con una taza con un líquido amarillento que asegura que es su orina
Instagram Madonna

Pablo Carbonell y sus Toreros Muertos convirtieron ‘Mi agüita amarilla’ en un ‘hit’ en los 80. En una entrevista hace dos años, con motivo de un concierto en Tenerife, el líder de la banda hablaba sobre el significado de esta melodía, convertida en un clásico. "Es una reflexión sobre la propia creatividad, una burla al autor solemne. Yo cuando la canto me creo que soy una diva de la canción". Otra diva, Madonna, canta a sus millones de fans que ‘su agüita amarilla’ es “realmente buena” para recuperarse tras un concierto.

Es la última excentricidad de la reina del pop, que ha utilizado su cuenta oficial de Instagram para compartir esta terapia tan poco ortodoxa. A sus 61 años, Madonna se resiste a envejecer y se apunta a un truco de belleza muy utilizado entre otras estrellas de la música, como Lady Gaga: un baño de agua helada durante 5-10 minutos, baño caliente de 20 minutos y traje de compresión repleto de compresas heladas otros 20 minutos. Una técnica que parece que previene el dolor muscular y las inflamaciones, también usada por el 'crack' portugués Cristiano Ronaldo.

La estadounidense, en el video que ha publicado en su red social, no duda en meterse en una bañera llena de cubitos de hielo, ya que la artista asegura que le ayuda a recuperarse de sus dolencias. A su lado está su coreógrafo, Ahlamalik Williams, que le anima y entretiene mientras está sumergida en el agua helada para que la espera no se le haga eterna.

Después, la intérprete de grandes éxitos como ‘La isla bonita’ o ‘Like a Prayer’, aparece sentada en el borde de la ballena, envuelta en un albornoz y mostrando sus piernas, enrojecidas por la baja temperatura. Hasta aquí, todo normal. Lo raro viene al final, cuando Madonna sale en el plano de la cámara con una taza llena de un líquido amarillento, el cual asegura ser su propia orina: "Es realmente bueno beber orina después de salir del baño helado", dice.

No es la primera vez que Madonna confiesa utilizar su orina: en una entrevista en 1994 reveló que orinaba en sus pies como tratamiento contra los hongos, una práctica más que cuestionable.

Etiquetas
Comentarios