Despliega el menú
Ocio y Cultura

música

Joan Baez:"El activismo siempre fue importante para mí"

La gran compositora y cantante norteamericana, de 78 años, se retira de los escenarios en una gira por España, con un nuevo disco: ‘Whistle Down the Wind’, y hace balance.

Joan Baez, de retirada pero en plena forma.
Joan Baez, de retirada pero en plena forma.
Colpisa

Nada parece indicar que Joan Baez deba tirar la toalla a sus 78 años. El año pasado entregó un estupendo disco, ‘Whistle Down the Wind’, en el que vuelve a hacer suyas canciones ajenas escogidas con mimo y gusto exquisito (entre ellas la de Tom Waits que da título al álbum) y producido por Joe Henry. Un disco que ahora defiende en su gira junto a sus canciones de siempre, tan significativas en su propia carrera como en el devenir de la cultura estadounidense y mundial. Se enfrenta también al tramo final de su despedida de los escenarios. Su último concierto será el domingo en Madrid.

¿No queda alguna puerta abierta para un regreso?

Sí, es mi despedida de los escenarios, y reconozco que es algo chocante para mí. La voz es en definitiva un músculo, y empieza a estar cansado. Yo no estoy cansada, en realidad me sigo sintiendo joven y de hecho la gira está yendo muy bien. Pero también quiero hacer otras cosas y no quiero poner a prueba esta voz que me ha dado tanto.

¿Qué cosas quiere hacer?

También pinto, hago retratos de gente que ha tenido relevancia en los cambios sociales, y a los que en muchos casos he conocido. Y estoy en medio de la producción de un documental sobre mi vida. Por otra parte, me gustaría volver a escribir. Estoy empezando mi autobiografía.

¿Cómo se está planteando estos conciertos de despedida?

Hay un poco de todo. Habrá canciones que la gente conocerá bien, y también algunos temas de mi último disco, ‘Whistle Down the Wind’.

En ese disco vuelve a hacer un repertorio de versiones. En los 70 también tuvo algunos de sus grandes éxitos con canciones latinoamericanas como ‘El preso número nueve’ y ‘Gracias a la vida’. ¿Qué le impulsó a grabarlas?

Fueron años en los que las dictaduras en Latinoamérica estaban muy activas, en países como Argentina y Chile, y era el momento de apoyar a toda la gente que las estaba soportando. Me preguntaba cómo sería mi vida si hubiera una dictadura en los Estados Unidos y lo que tiene que ser huir de tu país. El activismo siempre ha sido muy importante para mí. Tenemos que seguir escuchando, sobre todo a la gente joven que está reivindicando su derecho a tener una vida.

¿Cree que el mundo ha cambiado mucho con respecto a los años 60, o los problemas básicos siguen siendo los mismos?

En los 60 nadie hubiera sido capaz de imaginar y describir lo que está ocurriendo ahora. Creo que la gente se siente muy desamparada y abrumada al mismo tiempo por la política de mi país, pero no me gustaría transmitir frustración, y por eso sigo promoviendo el activismo, necesito sentir que estoy haciendo algo positivo. No soy ingenua, y sé que los cambios de este calibre no se producen de la noche a la mañana. Cuando cantábamos ‘We Shall Overcome’ para lograr la paz mundial no creía realmente que eso sería posible. Todo gran reto tiene sus pequeñas victorias y derrotas, y ahora estamos en una derrota. Pero hay que seguir avanzando.

¿Cuál es ahora su mayor preocupación social?

Los niños. Los jóvenes deberían escuchar a aquellos que ya han vivido su vida. Yo he vivido una vida, mi hijo ha vivido media. Mi nieta es solo una adolescente... así que sí, son estas personas que aún no han comenzado a vivir su vida quienes más me preocupan.

¿Qué recuerda de la gira con Bob Dylan y otros músicos de 1975 y que Martin Scorsese ha recuperado en su documental?

Creo que fue un circo maravilloso. Fue un momento de gran creatividad, una reunión de talentos con mucha energía, muy divertida y emocionante.

¿Hay alguna posibilidad de que ambos vuelvan a colaborar?

Oh, no... Confiaba en que no me hiciera esa pregunta...

Etiquetas
Comentarios