Despliega el menú
Ocio y Cultura

festivales

Veruela Verano presenta un atractivo cartel con cinco conciertos

Kiko Veneno, The New Raemon & Paula Bonet, Soledad Vélez, Pecker y Carmen Boza, protagonistas de la programación de la XXV edición del festival que se celebrará en el monasterio.

Carmen Boza, una de las mejores guitarristas españolas, estará en el Festival Veruela Verano.
Carmen Boza, una de las mejores guitarristas españolas, estará en el Festival Veruela Verano.
Jesus Rodriguez Martinez

Una artista internacional de calidad, la chilena Soledad Vélez, para empezar, y uno aragonés, Pecker, como colofón, incluyendo, en medio, otros tres conciertos de figuras nacionales: The New Raemon & Paula Bonet, Kiko Veneno y Carmen Boza. Así es la programación de la XXV edición del festival Veruela Verano de 2019, que fue presentada este miércoles y que se desarrollará todos los sábados entre el 27 de julio y el 24 de agosto en la iglesia del monasterio cisterciense.

El coordinador del área de ciudadanía de la Diputación Provincial de Zaragoza, Juan José Borque, y el promotor musical Luis Costa dieron a conocer todos los detalles del festival, que este año cuenta con un presupuesto de 103.000 euros, un 10 % más que en 2018, aunque también hay un concierto más que el año pasado y una apuesta más decidida por la calidad y exclusividad de los componentes del cartel, según Borque.

Soledad Vélez será la encargada de abrir la programación, el 27 de julio, con un concierto en formato acústico e íntimo, muy distinto al formato electrónico con el que suele actuar esta intéprete. Le seguirá, el 3 de agosto, una propuesta muy original, con música y arte pictórico, que solo se ha hecho una vez en concierto, según Luis Costa, con The New Raemon y Paula Bonet. Esta ilustrará cada canción que interprete el artista de pop indie y folk con una obra que irá creando en una pantalla gigante conforme se desarrolle el tema musical.

Kiko Veneno actuará el 10 de agosto en Veruela.
Kiko Veneno actuará el 10 de agosto en Veruela.
F. V. V.

Con la actuación de la leyenda del flamenco-fusión Kiko Veneno, el 10 de agosto, la empresa organizadora quiere «mantener la calidad de un nombre ‘mainstream’», mientras que con Carmen Boza, el 17 del mismo mes, tienen como objetivo «atrapar a un público más joven con una de las mejores guitarristas de este país», mezclando pop con flamenco y el arte de su guitarra.

Según Costa, este festival «singular y diferente al resto de festivales nacionales» cuenta con artistas internacionales y está aderezado con la presencia de un intérprete aragonés, Pecker, uno de los solistas más premiados de Aragón, que cerrará el ciclo el día 24 de agosto.

La organización, con este cartel que pretenden que sea «perfecto», quiere modernizar los géneros musicales más tradicionales con sus conciertos, pensados para un público de 600 personas, que es el aforo máximo que permite la iglesia del monasterio. Todos comenzarán a las 19.30 y las entradas ya se pueden adquirir a 9 euros en las taquillas del monasterio y en la red de entradas de Ibercaja. Un precio que los organizadores consideran «simbólico», dada la talla de los artistas y teniendo en cuenta lo que cuesta asistir, habitualmente, a sus conciertos en otros escenarios. La asistencia en los últimos años ha alcanzado el 85% del aforo, por lo que Juan José Borque recomendó comprar las entradas cuanto antes «porque vuelan en cuanto salen a la venta, según nuestra experiencia de años anteriores». 

El cartel de este año mantiene la esencia que ha caracterizado a este festival desde sus inicios: propuestas de primer nivel fuera de los circuitos más comerciales que, ante todo, priman la elegancia y conciertos en un formato pequeño e intimista pensado para un escenario tan monumental y solemne. Además de música, se desarrollan actividades complementarias como exposiciones, encuentros, corales y visitas guiadas teatralizadas.

Etiquetas
Comentarios