Ocio y Cultura

Nueve títulos para cualquier verano

Del inmortal García Lorca a Daniel Nesquens, pasando por Joan Didion y Paula Bonet, Charles Bukowski, Elizabeth Taylor, hasta la mejor poesía de las letras españolas en las 'Vetas profundas' de Fernando Aramburu

Sugerencias de libros para el verano.
Federico García Lorca, en el centro, en la Residencia de Estudiantes, entre amigos. A la derecha, el oscense José Bello Lasierra.
Archivo Residencia de Estudiantes.

1. ‘Obras completas, I (Prosa y Poesía)’. Federico García Lorca. Biblioteca Castro. 2019.

Uno de los libros del año: la primera parte de la obra de Federico García Lorca, casi dos 2.000 páginas que encierran desde su primer libro, ‘Impresiones y paisajes’ hasta los ‘Sonetos’, las versiones del ‘Romancero gitano’, y por supuesto dos de sus libros más extraordinarios: el póstumo ‘Poeta en Nueva York’, que está siendo objeto de varias ediciones ilustradas (Santiago Arranz prepara un gran proyecto plástico), o esa maravilla, una de las grandes joyas lorquianas: ‘Diván del Tamarit’. La edición es de Andrés Soria Olmedo, que desmenuza las claves de este poeta de la incomunicación, de la soledad y de la sangre, «un multiplicador de la hermosura», tal como lo definió Pablo Neruda.

Sugerencias de libros para el verano.
Fernando Aramburu es el autor de 'Vetas profundas..
Tusquets.

2. ‘Vetas profundas’. Fernando Aramburu. Tusquets. 2109.

Fernando Aramburu no solo es el narrador de ‘Patria’ o el coleccionista de objetos; es un gran lector de poesía y un enamorado de poemas específicos de grandes autores. Por ejemplo: ‘Unidad en ella’ de Vicente Aleixandre, el soneto V de Garcilaso, el penúltimo poema de Alfonsina Storni, ‘Voy a dormir’, etc. Escoge uno, explica su vínculo con la obra del autor, analiza su poética e interpreta cada texto. Y lo hace con hondura, con sensibilidad, con belleza y con verdad: a veces la vida se nos va en y con la poesía.

Sugerencias de libros para el verano.
Una ilustración de Paula Bonet para la edición de 'El año del pensamiento mágico'.
Paula Bonet

3. ‘El año del pensamiento mágico’. Joan Didion. Ilustrado por Paula Bonet. Literatura Random House. 2019.

Para algunos este libro de Joan Didion uno de los más estremecedores libros del duelo que se han escrito nunca. Como se recuerda aquí, «en mitad de la vida estamos en la muerte». Este es un deslumbrante libro de amor a un marido, a un compañero, a un amigo, y a una joven Quintana, la hija. Paula Bonet vuelve a hacer maravillas: explora la negritud del adiós y del dolor, el desgarro ante la ausencia, retrata a Joan, increíble, humanísima, y se zambulle en el abismo de colores y de trazos negros como si se arrojase a los tiburones.

Sugerencias de libros para el verano.
Varios volúmenes de 'Memoria de la nieve', ilustrado por Adolfo Serra.
Nórdica.

4. ‘Memoria de la nieve’. Julio Llamazares. Ilustraciones de Adolfo Serra. 2019.

El segundo libro del autor, de 1982, vinculado con la naturaleza, con la añoranza, con la percepción del paisaje y quizá con el poemario de su paisano Antonio Gamoneda, ‘Libro del frío’ (1992). Llamazares ensayaba un panteísmo que no lo elude el misterio, la cosmovisión y los pliegues de la memoria. «Todo lo aprendí de quien nunca fue amado: la nieve y el silencio y el grito de los bosques cuando muere el verano». La ilustraciones de Adolfo Serra, espléndidas y evocadoras, dan la sensación de que él dibuja sobre la nieve, esa nieve del tiempo y de los recuerdos que araña el escritor de Vegamián. El libro tiene algo de poemario secreto, de cabecera, ideal para tantas y tantas noches, aunque haga calor o titilen las estrellas a lo lejos.

Sugerencias de libros para el verano.
Portada de 'Amores licuados' y dibujo de Javier Hernández.
Ida y Vuelta/Javi Hernández.

5. ‘Amores licuados’. Sandra Rehder. Ilustraciones de Javi Hernández. Ida y Vuelta. 2019.

Javier Hernández, el argentino de Rosario descendiente de un antepasado de Siresa, es entusiasta de su oficio, o de sus oficios. Ilustra, edita, cuenta cuentos, trabaja sin cesar. Si hace poco publicaba ‘El espantapájaros’ o ‘Pancracio’, dos libros muy trabajados, ahora apuesta por la poesía de amor y desamor («Si olvido su amor, / la herida en el pecho / me lo recuerda») de esta cantante de tangos, Sandra Rehder, en uno de esos volúmenes que hay que proteger cerca del corazón. La apuesta del rosarino, que vive y sueña en Siétamo, son los instrumentos musicales. Alguien abraza a una guitarra y parece decir: «Amor desnudo. / La ofrenda de caricias / vence a la muerte».

Sugerencias de libros para el verano.
Motivos florales de 'Diarios del agua'.
Impedimenta.

6. ‘Diarios del agua’. Roger Deakin. Traducción de Miguel Ros González. Impedimenta. 2019.

Este viaje anfibio por las islas inglesas a nado tiene un antecedente: el cuento ‘El nadador’ de John Cheever, en el que un hombre recorría y se bañaba en las piscinas de sus amigos. Deakin lo hace y se bañará en piscinas, ríos y riachuelos, lagos y estanques, pozas, etc., todo lo que va hallando en el litoral. Extraerá conclusiones: habla de la aventura, de cuanto ve, de las gentes y, sobre todo, de su rebeldía: no se resigna. Es un buscador de experiencias y alguien que se afana en hallar el latido de las cosas. No se acoquina. Celebra la pasión por la vida a través de su pasión por el agua.

Sugerencias de libros para el verano.
Motivo del libro de Bukowski.
Anagrama.

7. ‘Las campanas no doblan por nadie’. Charles Bukowski. Traducción de Eduardo Iriarte. Anagrama. 2019.

Este no es un libro para todos los públicos, pero sí para aquellos a los que les entusiasme la agilidad narrativa de Bukowksi, sus estupendos diálogos y su modo de mirar. Son cuentos. Es un existencialista que no se ajusta a ningún canon del feminismo, y menos ahora, pero conoce el alma humana como nadie: sus vicios, sus obsesiones, sus carencias. La mayor piltrafa humana es su ‘álter ego’: ese Hank obsesionado por el sexo, cuanto más sórdido mejor, y por formas de convivir que producen desamparo, rabia, asco, inseguridad, locura, y alguna ternura. Es entretenido, nada complaciente, para paladares fuertes, no tanto porque escandalice sino porque parece apuntar siempre a la boca del estómago y a la conciencia misma. El ser humano no halla consuelo, o solo algunos tan efímeros que se vuelven inconsistentes. Hank es inmisericorde hasta consigo mismo.

Sugerencias de libros para el verano.
Portada del libro de Elizabeth Taylor.
Elba.

8. ‘El orden equivocado y otros cuentos’. Elizabeth Taylor. Traducción de Socorro Giménez Cubillos. Elba. 2019.

Ha sido la propia editora Clara Pastor, una mujer de exquisito gusto literario y amplio campo de intereses (relatos, novelas, libros de jardines, arquitectura, epistolarios, biografías…), quien seleccionó los relatos de la otra Elizabeth Taylor (la no actriz), una gran escritora inglesa que sabe leer en el alma femenina, en los ambientes y en las relaciones, y que cuenta lel existir con transparencia, sin efectismo y una naturalidad y equilibrio que desarman, en un tono que a veces hace pensar en Alice Munro. Y en la falsa serenidad de las familias y la vida.

Sugerencias de libros para el verano.
Portada de 'El secreto', un libro delicioso.
Miren Asiain/SM

9. ‘El secreto’. Daniel Nesquens. Dibujos de Miren Asiain. SM. 2019.

Daniel Nesquens y Miren Asiain colaboran en un cuento delicioso sobre la amistad, la libertad, el sueño y la memoria, a través de un circo, un gato y un tigre, y la ternura y el humor del aragonés. Nesquens sabe combinar la ironía y el diálogo en un cañamazo de aventura y puro lirismo, y encuentro el eco adecuado en la ilustradora Miren Asiain.

Etiquetas
Comentarios