Despliega el menú
Ocio y Cultura

Daenerys

Por
  • Alejandro Santos
ACTUALIZADA 22/05/2019 A LAS 02:00
cultura
Daenerys Targaryenm uno de los personajes de 'Juego de tronos'.
Cortesía de HBO / Efe

La prueba de que ‘Juego de tronos’ es más que una simple serie es que, aunque usted lo haya intentado, llevará desde el pasado domingo sin poder escapar de su final, que se debate en las calles, en las redes sociales, en el autobús y en los medios de comunicación.

Pero es curioso que lo más comentado sobre este desenlace no sea quién ha vencido en este juego, sino quién no lo ha hecho (y, cuidado, que viene una revelación). Buena parte de los ‘fans’ llevábamos años esperando que Daenerys Targaryen gobernara Poniente, obviando por el camino, como hicieron muchos de los propios personajes, las señales de que podía no ser la candidata idónea. Cuando mataron a su hermano –aunque ese sí que habría sido un tirano– ella ni se inmutó. Cuando crucificó a los esclavistas de la ciudad de Meereen, no dudó en hacerlo. Cuando quemó vivos a los Tarly, familia rival que no admitió su reinado, ni se despeinó. Pero a nosotros, espectadores con todas las claves, tampoco nos pareció mal su comportamiento. Porque, como dijo Tyrion en el último capítulo, la Rompedora de Cadenas siempre actuaba contra ‘los malos’. Cruelmente, pero como era ‘de los buenos’... ancho es el Norte.

Hemos necesitado ver a la Que No Arde quemando una ciudad entera para darnos cuenta de que ni la justicia ni un mundo mejor eran las causas que la movían en su odisea. Solo lo hacía el trono. Y, para los despistados o los que aún le eran fieles, nos la han puesto, rodeada de estética fascista, arengando a sus tropas para luchar una guerra eterna. Pero las señales siempre estuvieron ahí y fuimos nosotros los que decidimos no verlas. Porque seguir a la Madre de Dragones molaba.

Al final, el único personaje que ha atacado la fuente real de todos los males ha sido Drogon, fundiendo para siempre el dichoso trono. Y el único personaje razonable, como siempre, Tyrion. "No hay nada más poderoso en el mundo que una buena historia", dijo el Mediohombre para entronar al siguiente rey. La maldición es que las historias protagonizadas por ‘los malos’ son las más poderosas. La maldición es que volveríamos a aclamar a Daenerys.

Etiquetas