Ocio y Cultura

gastronomía

Bodegas Almau se acicala con vistas a su 150 cumpleaños

Este local del Tubo reabrió este jueves tras dos meses de trabajos para adaptarse a la normativa sin cambiar su esencia.

Este jueves por la tarde reabrió sus puertas al público Bodegas Almau, el emblemático y veterano establecimiento del Tubo zaragozano, que ha permanecido casi dos meses cerrado por las obras de conservación y restauración de sus bienes muebles y de adecuación de las instalaciones a la normativa de insonorización actualmente vigente, para poder prolongar su horario de apertura más allá de las 22.00, algo que ya pudo hacer este jueves con total normalidad.

Tras los trabajos realizados, el local mantiene su esencia y sabor, pues el aspecto general y los detalles no han cambiado. La única novedad es el cuadro que ahora preside una de las columnas, tras la barra, que refleja la eterna sonrisa de Cecilia Trujillo, la madre de los hermanos Almau, que ahora gestionan el negocio, que falleció el año pasado, y que ha sido retratada por Pepe Cerdá.

Los trabajos han afectado también a la parte inferior del local, donde hay una sala de catas, en la que se celebrarán algunos de los actos que se desarrollarán en 2020, con motivo del 150 aniversario de la fundación de la casa.

Los cientos de clientes que este jueves pasaron por allí fueron invitados a una copa de cerveza o de vino. Almau continúa siendo una de las vinaterías mejor surtidas de Aragón, con cerca de 300 referencias, la mayoría de bodegas de nuestra Comunidad. Es también uno de los locales del Tubo más visitados, pues aparece en todas las guías turísticas que se editan dentro y fuera de España, así como en las rutas guiadas que se realizan por el caso histórico de la capital aragonesa.

Etiquetas
Comentarios