Gastronomía

Gastronomía

el tubo

Este jueves reabre Bodegas Almau

El centenario establecimiento, que se ha adaptado a la normativa de insonorización, invitará a todos sus clientes a un vino o una cerveza

Almau
Miguel Ángel Almau muestra, en la puerta del establecimiento, el retrato de su madre, Cecilia Trujillo, pintado por Pepe Cerdá.
José Luis Solanilla

Este jueves reabre sus puertas al público Bodegas Almau , el emblemático y veterano establecimiento del Tubo zaragozano, que ha permanecido casi dos meses cerrado por las obras de conservación y restauración de sus bienes muebles que se están realizando y de adecuación de las instalaciones a la normativa de insonorización actualmente vigente, para poder prolongar su horario de apertura más allá de las 22.00.

Nunca antes había estado tanto tiempo Bodegas Almau sin atender a sus clientes durante los 150 años de existencia que cumplirá el año que viene. Como mucho, había cerrado cuatro días para llevar unas obras por el aire acondicionado, como recuerda Miguel Ángel Almau . Como tampoco cierra por vacaciones, el hecho de ver bajadas las persianas tantos días llama mucho la atención de los clientes que acostumbran a consumir en los bares y tabernas del Tubo. También de los numerosos turistas que pasan por la calle de Estébanes para traspasar las puertas de este carismático local, que figura en todas las guías turísticas de Zaragoza que se editan en numerosos idiomas.

Este martes, por ejemplo, eran numerosos los viandantes que se asomaban a la puerta entreabierta para ver qué aspecto presenta el local, que va a quedar tal como estaba. Eso sí, se verá con la imagen acicalada y con los elementos de insonorización debidamente instalados en la hipodermis de las paredes y techos.

El único elemento novedoso en su decoración será el retrato de Cecilia Trujillo, madre de los hermanos Almau, fallecida en enero del año pasado, que se colgará junto a las estanterías de la barra. El cuadro es obra del pintor Pepe Cerdá y se titula 'Cecilia, la sonrisa del Almau'.

Los trabajos de restauración están dirigidos y supervisados por uno de los hermanos Almau , Francho, que es técnico en restauración con amplia experiencia en labores de recuperación de bienes inmuebles y obras de arte. Los trabajos han afectado también a la parte inferior del local, donde hay una sala de catas y donde se celebrarán algunos de los actos que se desarrollarán en 2020, con motivo del 150 aniversario de la fundación de la casa.

Para celebrar la reapertura del establecimiento, que se producirá este jueves, a partir de las 19.00, los clientes que se acerquen a Bodegas Almau serán invitados a una consumición de vino o cerveza. De ahora en adelante, el local podrá estar abierto hasta la 1.30 de la madrugada entre semana y hasta las 2.30 los fines de semana.

Etiquetas