Despliega el menú
Ocio y Cultura

Un instituto copia la cúpula de San Antonio de la Florida de Goya

Es una obra de tres metros de diámetro montada en el Aula Museo del IES José María Infantes de Utrera (Sevilla), que ya han visitado más de 10.000 personas.

Una alumna pintando parte de la cúpula
Una alumna pintando parte de la cúpula

En el IES José María Infantes de la localidad de Utrera, en Sevilla, hasta los de matemáticas o los de química dominan la Historia del Arte. Hace 15 años se puso en marcha un audaz proyecto artístico - decorar el techo de 30 metros del vestíbulo con los frescos a escala de la Capilla Sixtina-, y resultó tan exitoso que ya no pudieron parar. Desde entonces, aulas, pasillos y salas se han convertido en la materialización de una suerte de museo anhelado y de museo perfecto, pues aquí se aprecian las grandes obras de la Historia del Arte, pero salidas de la mano de los genios de sus alumnos. Más de 10.000 personas externas al centro ya lo han recorrido en visitas guiadas.

Además de los frescos de la estancia vaticana, el centro cuenta con su propia neocueva de Altamira, proyectada con la asesoría del museo cántabro, y copias del pantocrátor de San Clemente de Tahull de Lérida, de la Fuente de los Leones de la Alhambra, La Escuela de Atenas de Rafael, El nacimiento de Venus de Botichelli, La Gioconda o El caballero de la mano en el pecho de El Greco, hasta un total de 150 réplicas. "Aquí no decimos que estamos en el aula 5 o en la 14, aquí estas en el aula de Dalí o en la del Greco", comenta Manuel Jiménez, coordinador del proyecto Escuela Museo.

Recientemente, se acaba de inaugurar una de las piezas más espectaculares y complejas, una réplica de la cúpula de la ermita de San Antonio de la Florida de Madrid con los frescos que pintó Goya -la 'Capilla Sixtina Madrileña' en la que descansan los restos del artista-, que se incorpora a toda un ala propia con la que ya contaba el de Fuendetodos, privilegiados que son en este museo. "El resultado final ha sido espectacular", destaca Jiménez.

A Juan Guerrero García, profesor de Expresión Plástica y Visual del centro, le gustaban los desafíos. Él y sus alumnos son los creadores de facto de este Louvre sevillano, pero llevaba tiempo persiguiendo esta cúpula hasta que la dirección se la autorizó. Ha implicado tres años de trabajo y para el montaje de la estructura se contó con una aplicación de la competencia matemática de las artes plásticas que han realizado alumnos de la ESO y Bachillerato, ya que es un proyecto multidisciplinar. Mide tres metros de diámetro, la mitad que la original de la ermita a orillas del Manzanares, y se ha instalado en un descansillo, en una zona de transición.

"Ha sido complicada por el montaje de la cúpula, con secciones de madera curvada a modo de cuña, y luego el trabajo de los dibujos se ha realizado usando la técnica de la retroproyección", explica Jiménez. A partir de fotos de los originales sobre acetato se hicieron los dibujos al carboncillo y luego se aplicaron los colores marcando los volúmenes, ya prefigurados en la grisalla. Luego ya, vino lo de tratar de emular al genio, el dramatismo y la expresión de los rostros y el cromatismo del apabullante conjunto pictórico, en el que Goya, en su trabajo original, coloca en torno a una barandilla ficticia a una multitud de personajes que presencian el milagro de San Antonio de Padua de resucitar a un muerto, en un escenario natural que se abre a los cielos plúmbeos. Goya, entonces pintor de cámara, finalizó la obra en diciembre de 1978.Visitas guiadas

Pero los de Utrera ya sabían lo suyo del artista. En el aula que tiene dedicada, unos 25 alumnos reciben clase entre 'Los fusilamientos' y la serie de Los Caprichos, y por los pasillos también se contempla el 'Duelo a garrotazos', el 'Parasol' y 'Saturno devorando a sus hijos'.

También se pusieron en la piel del sordo, en el cortometraje 'La sombra de un lienzo en blanco', que recrea la vida de Goya desde un punto de vista emocional, desde que era estudiante en Zaragoza hasta su incorporación a la corte de Madrid. "Tenemos un profesor de dibujo que se parece mucho a Goya, y a este lo metimos de Goya maduro, otro hizo de Goya joven, a otro lo metimos de cura, a otra de la Bayeu... se hizo todo con mucha economía", apunta Jiménez sobre una producción en la que se implicó a alumnos y profesores.

Este Aula Museo más que una seña de identidad del centro, es una gran experiencia envolvente, una ósmosis artística que ha impregnado a toda la comunidad educativa. "Cuando hay una visita me salen 50 guías, hay una cultura artística muy fuerte y muy curiosa, todos lo han hecho suyo", dice el coordinador del proyecto.

La cúpula de Goya fue inaugurada por el alcalde de Utrera, José Mª Villalobos, en una presentación en la que su directora, Margarita Peña, resaltaba que este proyecto artístico había trascendido "crisis económicas y a distintos equipos directivos", y que es "toda una manera de entender la educación".

Etiquetas
Comentarios