Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Ocio y Cultura

Jesús Félez, nuevo presidente del Centro Aragonés de Barcelona, solicita ayuda

En enero de 2019 se cumplen 110 años de un edificio emblemático que tiene graves problemas de infraestructura y escaso presupuesto

Jesús Félez, en el salón de actos del Centro Aragonés de Barcelona, entre los murales de Guillermo Pérez Baylo.Archivo ACB

Jesús Félez Bono (Alcorisa, Teruel, 1955) es el nuevo presidente del Centro Aragonés de Barcelona, que avanza hacia los 110 años. Sustituye en el cargo a Ángel Barón, y recuerda que ese espacio, sito en la calle Costa 68, "permanece con sus puertas abiertas, en especial para los aragoneses, vengan de donde vengan. Seguimos siendo guardianes y propiciadores de una cultura, un patrimonio, un folklore, una apertura y una relación con ambas sociedades, la aragonesa y la catalana, en las que estamos y queremos permanecer incluidos", señala.

Nada más acceder a su nuevo puesto, Jesús Félez ha llamado a rebato a las instituciones aragonesas porque ese espacio está atravesando por diversas dificultades. Ha visitado a la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales María Victoria Broto, y esta envió a Barcelona al director general Raúl Oliván, que no conocía el recinto. Oliván se ha tomado interés, pero a la vez ha advertido que el Gobierno de Aragón tiene muchos focos abiertos.

De 45.000 a 4.000 euros

"El Centro Aragonés de Barcelona, una obra del arquitecto Miguel Ángel Navarro (1883-1956), debería integrarse en el patrimonio del Gobierno de Aragón, pensamos nosotros. Hasta hace tres o cuatro años recibíamos unos 45.000 euros anuales para nuestras actividades, que son muchas, y ahora contamos solo con 4.000. Llevamos varios años perdiendo dinero y el tesorero dice que a este paso no tendremos presupuesto para cerrar el año", revela.

Jesús Félez, nuevo presidente del Centro Aragonés de Barcelona, solicita ayuda

Jesús Félez, que se acaba de jubilar como profesor de Educación Física de Educación Secundaria, explica que el Centro Aragonés tiene varios problemas de infraestructura.

"Hace poco tuvimos una tremebunda gotera que estuvo a punto de afectar a las pinturas de Guillermo Pérez Baylo. Felizmente, se logró aliviar. Con todo, tenemos problemas en los tejados, y para su reparación nos han hecho un presupuesto de 70.000 euros. Tenemos un segundo problema con una balaustrada, protegida desde hace cuatro años con un red metálica. Tiempo atrás hubo algunos desprendimientos, y es peligrosa». Aún hay otra urgencia: la cocina, donde ya se han realizado algunas labores de reparación para mejorar sus condiciones de seguridad e higiene, «pero aún queda mucho por hacer".

Jesús Félez, que reside en Barcelona desde 1977, prepara con su equipo un amplio plan que pasa por muchos asuntos con el objeto de convertir el Centro Aragonés en una "infraestructura cultural moderna y de futuro que sirva a todos los aragoneses". Se baraja crear oficinas para empresas y creadores aragoneses, talleres de artistas, dinamizar más los espacios, la sala Goya. El nuevo equipo de dirección vive ese período estimulante de la tormenta de ideas. "El Centro Aragonés tiene que ser un foco de convivencia y diálogo entre Aragón y Barcelona y Cataluña. Barajamos crear un espacio para las relaciones y las tertulias entre gentes de diversas lenguas, y querríamos apostar por el buen momento gastronómico que vive la Comunidad y potenciar el Turismo", señala Jesús Félez, a quien le gustaría explicarle al presidente Javier Lambán las riquezas y la trayectoria de más de un siglo del Centro Aragonés, por el que han pasado multitud de personajes vinculados con Aragón y Cataluña. La implicación de la directiva actual parece incuestionable: han logrado que en la feria Mercat de mercats puedan presentarse productos y empresas aragoneses.

Patrimonio cultural de un siglo

El Centro Aragonés, con su activa bibliotecaria Cruz Barrio al frente, posee una espléndida biblioteca de temas aragoneses que frecuentaron y frecuentan periodistas, escritores e investigadores aragoneses y catalanes. Se siguen dando clases de aragonés, hay escuela de jota para canto y baile, rondalla, coro, hay coral, y otras actividades como bailes de salón o ajedrez. Y por supuesto se presentan libros, discos, se exponen artistas.

Jesús Félez, nuevo presidente del Centro Aragonés de Barcelona, solicita ayuda

Al Centro Aragonés, entre otros, han estado vinculados pintores como Manuel Bayo Marín, el citado Guillermo Pérez Baylo o Vicente Rincón; pero también escultores de la talla de Pablo Serrano, José Gonzalvo y Ángel Orensanz. Con motivo de su centenario, en tiempos del vicepresidente José Ángel Biel, se instalaron dos murales de Jorge Gay. Hace algunos años se encontró una carta de Santiago Ramón y Cajal, a sus 81 años, dirigida al centro. 

"Necesitamos ayuda y ofrecemos un espacio muy bien situado. Nos gustaría incorporar conciertos de música. Les hemos escrito a algunos empresarios aragoneses como Luengo, Gargallo, Sesé, la Caja Rural de Teruel o Tervalis, entre otros. Necesitamos apoyos de nuestro Gobierno y de nuestras diputaciones, y también nos hemos dirigido a las instituciones catalanas", concluye Jesús Félez.





Salud

Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo