Despliega el menú
Ocio y Cultura

Gastronomía

Banderazo de salida a la VI Ruta del Cocido en Aragón

Más de 60 restaurantes de las tres provincias participan en esta iniciativa, patrocinada por Bodegas Carlos Valero, que estará vigente hasta el mes de marzo.

Cocido tradicional y el vino Matarile.
Cocido tradicional y el vino Matarile.
Eduardo Bueso

Para comenzar, caldo o sopa; después, un buen plato con los garbanzos y la berza (u otras verduras que puedan añadirse, como la borraja en Aragón), para terminar con las piezas de carne, que pueden ser de vacuno, porcino (chorizo, longaniza, morcilla y panceta) y también algo de pollo o de gallina.

Ese es, más o menos, el cocido tradicional que se sirve, según mandan los cánones, desde la expulsión de los hebreos de la Península, y que varía en algunos ingredientes según el recetario de cada región, aunque es el madrileño el que marca la línea a seguir.

De esta guisa, más o menos, son los cocidos que se pueden degustar ya en más de 60 restaurantes de las tres provincias aragonesas que se han inscrito en la VI Ruta del Cocido, que este miércoles se pone en marcha. Está patrocinada por la empresa Bodegas Carlos Valero. Sus vinos de la marca Matarile, elaborados en la D. O. Somontano, son los recomendados para acompañar esta preparación tan propia del invierno y que va a venir de perlas para combatir el frío que se avecina. El más apropiado es el Matarile Tinto, dados los ingredientes del cocido, aunque también es posible regarlo con Matarile Blanco o Rosado de la nueva añada, la 2017.

La ruta se presenta este miércoles en el restaurante Parrilla Albarracín, establecimiento zaragozano en el que esta especialidad, al estilo madrileño, se sirve todos los jueves “en dos vuelcos”: primero una sopa del cocido con fideos y después un buen plato con garbanzos, verduras y carnes del cocido. Con postre, pan, agua y vino, el precio por persona es de 20 euros.

Otros establecimientos lo ofrecen dos o más días a la semana, como el restaurante El Candelas, también de la capital aragonesa, que lo tiene a disposición de sus clientes todos los martes y viernes. Aquí lo sirven por 17 euros por persona, incluido el postre y el vino.

La ruta estará vigente hasta la llegada de la primavera, en el mes de marzo, y cada establecimiento tiene libertad total para ofrecerlo el día que desee y poner el precio que considere oportuno.

Los amantes de los platos de cuchara también tienen en Teruel estos días otra oferta gastronómica: la Ruta del Perolico. En ella participan 40 establecimientos de la provincia de Teruel, 30 de ellos ubicados en la capital.

Etiquetas
Comentarios