Nacional
Suscríbete por 1€

España enviará 100 militares más a Letonia con el despliegue de una batería antimisiles

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha confirmado este sábado el despliegue de este armamento, destacando el compromiso "total" del país con la OTAN, un compromiso "por la paz, la libertad y seguridad".

Los Reyes ya presiden el desfile del Día de las Fuerzas Armadas en Huesca
Los Reyes ya presiden el desfile del Día de las Fuerzas Armadas en Huesca
Verónica Lacasa

España aumentará su despliegue en Letonia frente a la frontera de Rusia con el envío adicional de una batería antimisiles acompañada por un centenar de militares, lo que elevará hasta los 600 efectivos la presencia española en la misión de la OTAN de disuasión.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha confirmado este sábado el despliegue de este armamento, destacando el compromiso "total" del país con la OTAN, un compromiso "por la paz, la libertad y seguridad". "Tenemos tropas en estos momentos en Letonia y Lituania, además de los barcos en el Mediterráneo", ha añadido en declaraciones a TVE, recogidas por Europa Press.

Sobre esta operación, la ministra ha señalado que es "una labor de disuasión y prevención de la violencia", mientras que también ha confirmado que desde las Fuerzas Armadas "siempre" hay la "máxima" disponibilidad.

España inició su despliegue en el país báltico en el año 2017 con unos 350 efectivos dedicados a la disuasión de la amenaza rusa. Este contingente se aumentó hasta los 500 militares el pasado mes de marzo tras la invasión de Ucrania dentro de los planes de la Alianza de reforzar su flanco este.

Esta operación de la Alianza Atlántica que se diseñó con el objetivo de mantener una presencia permanente en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia como medida de disuasión y defensa. El objetivo, según definió la OTAN, era "prevenir posibles conflictos, proteger a los aliados y preservar la paz y estabilidad más allá de las fronteras de la Alianza".

La denominada 'Enhanced Forward Presence' es de naturaleza defensiva, multinacional, basada en aportaciones voluntarias de cada país, interoperable y con capacidad para desplegar en los países bálticos y Polonia.

La decisión fue adoptada en la Cumbre de Varsovia del año 2016 y en junio de 2017 comenzaron los despliegues, sumando entonces un total de 4.000 militares divididos en cuatro Grupos Tácticos Multinacionales, Battle Group (BG), en los Países Bálticos y Polonia.

España forma parte del Battle Group de Letonia, que se ubica en la base de Adazi, al norte de Riga. Está liderado por Canadá y en él se integran militares de otras 7 naciones: Albania, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Italia, Montenegro y Polonia.

En cuanto al material, la misión de Letonia es la única en la que las Fuerzas Armadas cuentan con los carros de combate 'Pizarro y 'Leopardo', además de morteros pesados de 120 mm, misiles contracarro 'Spike', aviones no tripulados, un equipo de control para ataques aéreos y tiradores de precisión. El despliegue adicional de 150 militares fue de artillería, zapadores y apoyo logístico.

España también aporta puestos en el cuartel general del Battle Group, entre ellos ostenta la segunda jefatura de esta unidad, a cargo de un comandante de infantería. Y contribuye con tres militares en el cuartel general de la Brigada letona.

Sánchez,  a Moldavia para apoyar su integridad territorial ante Rusia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prevé viajar el próximo viernes, 3 de junio, a Moldavia para solidarizarse con el país por sus esfuerzos en la acogida de refugiados ucranianos y para apoyar su integridad territorial frente a Rusia.

Sánchez tenía previsto haberse desplazado el pasado 28 de abril a Moldavia y Polonia pero pospuso el desplazamiento para poder asistir en el pleno del Congreso a la votación del decreto con las medidas para hacer frente a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania.

Finalmente, fuentes del Gobierno han informado a Efe de que prevé retomar la próxima semana la parte del viaje correspondiente a Moldavia, en cuya capital, Chisinau, y a la espera de concretar la agenda oficial, se espera que se reúna con las principales autoridades del país en la que será la primera visita de un presidente del Gobierno español y cuando se cumplen 30 años del establecimiento de relaciones diplomáticas. Su primera ministra, Natalia Gavrilita, participó esta semana en el Foro Económico Mundial de Davos al que asistió también el jefe del Ejecutivo.

Sánchez estuvo en Kiev el pasado 21 de abril para trasladar en persona al presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, el apoyo de España ante la invasión rusa, y quiere expresar asimismo esa solidaridad con países como Moldavia que se han visto especialmente afectados por la llegada masiva de refugiados ucranianos.

En el viaje que suspendió estaba programada una visita al centro de acogida abierto en Chisinau además de protagonizar sendas reuniones con Gavrilita y con la presidenta del país, Maia Sandu.

España ha ido aprobando ayuda humanitaria ante la situación en Ucrania y una parte de ella se ha dirigido a Moldavia para colaborar en la gestión de la llegada de refugiados. En la actualidad hay unos 80.000 refugiados ucranianos del total de casi 425.000 que llegaron al país tras la invasión rusa, y España ha participado en el reparto de las personas que habían llegado a Moldavia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión