Nacional
Suscríbete por 1€

Robles reta a Belarra a que convenza a Putin de que detenga la guerra en Ucrania

Las ministras de Defensa y Derechos Sociales chocan de nuevo por el envío de armas a Kiev prometido por Sánchez.

Ione Belarra y Margarita Robles.
Ione Belarra y Margarita Robles.
H. A.

Como si no hubiera otros motivos, la guerra en Ucrania se ha convertido en una fuente inagotable de encontronazos dentro del Gobierno. Casi siempre protagonizados por las ministras de Defensa y la de Derechos Sociales y líder de Podemos. Ante las críticas de Ione Belarra al nuevo envío de armas a Kiev, Margarita Robles retó a su colega a que convenza a Vladímir Putin de que detenga la guerra.

El anuncio realizado este jueves por Pedro Sánchez en Kiev sobre un nuevo envío de armas, el mayor de los realizados hasta la fecha, ha avivado las brasas del enfrentamiento las ministra de Derechos Sociales y la de Defensa. La también secretaria general de Podemos argumentó este viernes, durante la inauguración de un foro social por la paz celebrado en Madrid, que Europa no necesita "más armas ni más tanques". Belarra denunció la "hipocresía" de los que se llenan la boca de "proclamas de apoyo al pueblo ucraniano", pero que en realidad defienden los intereses de la industria armamentística o de Estados Unidos.

La ministra defendió de nuevo la vía diplomática y construir "un gran movimiento ciudadano por la paz" que protagonice grandes movilizaciones callejeras para "detener la guerra".

Robles, aunque poco dada a la ironía recurrió al sarcasmo: "Ojalá la señora Belarra pueda convencer a Putin de que pare esta masacre en Ucrania. Ojalá tenga suerte y lo pueda hacer". Apuntó que las "consideraciones en abstracto sobre la paz" de la titular de Derechos Sociales están "muy bien", y si no "que se lo digan a Putin".

La vicepresidenta Yolanda Díaz trató de inmediato de templar gaitas y sostuvo que la primera opción del Gobierno siempre ha sido la vía diplomática para poner final a la guerra. Pero dado el punto al que ha llegado el conflicto es inobjetable que la posición del Gobierno es la correcta porque ante una agresión externa "los pueblos tienen derecho a la legítima defensa" y España "no va a dejar de ayudar al pueblo ucraniano".

La historia se repite

El choque en el Gobierno por este asunto no es nuevo y tampoco lo son las tensiones entre la ministra socialista y la líder del partido minoritario de la coalición. Podemos primó el sentir de su electorado sobre su pertenencia al Gobierno y se opuso desde el primer momento a que España contribuyera a armar a los ucranianos como otros países europeos e incluso llegó a obtener del presidente del Gobierno el compromiso de no hacerlo. A principios de marzo, sin embargo, Sánchez reconsideró su posición, entre otras cosas, según alegó entonces, porque deseaba ofrecer una imagen de unidad y el principal partido de la oposición, el PP, reclamaba dar un paso en ese sentido.

La rectificación no solo abrió una grieta entre los socialistas y Podemos. Yolanda Díaz se colocó del lado del jefe del Ejecutivo y tensó sus ya difíciles relaciones con el espacio morado. Ahora, solo un día después de que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, insistiera ante Sánchez en que "sin armas no habría nada: ni pensiones ni economía ni nadie a quien proteger", la historia se repite.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión