Nacional
Suscríbete por 1€

educación

El Gobierno quiere poner un examen específico para acceder al Grado de Magisterio

Este requisito también se trasladaría para acceder al Máster en Formación del Profesorado.

La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría.
La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría.
EP

El Ministerio de Educación y FP ha dado a conocer este jueves en una reunión con los sindicatos su propuesta de reforma para mejorar la profesión docente, objetivo reflejado en la nueva Ley educativa (LOMLOE).

En el documento inicial que el Ministerio ha elaborado se encuentran un total de 24 propuestas, entre las que se encuentran el endurecimiento en el acceso a los Grados de Educación Infantil y de Educación Primaria (comúnmente llamados Grados de Magisterio), así como del Máster en Formación del Profesorado (para ejercer de profesor de Secundaria, Bachillerato, FP y Escuelas Oficiales de Idiomas), con unas pruebas específicas.

En el caso de los grados de Magisterio, dicha prueba debe evaluar "la competencia comunicativa y razonamiento crítico" y "la competencia lógicomatemática". Además, deberá incluir aspectos referidos a "actitudes y competencias de la profesión docente recogidas en el marco de competencias profesionales docentes".

El Ministerio justifica esta prueba en que no solo la nota de admisión al Grado (normalmente de las más bajas, en torno a un 5), permite identificar la excelencia. De ahí que considere que "incluir un requisito previo al acceso a los estudios favorecería una mejor selección de los estudiantes".

Este endurecimiento en el acceso a la profesión también se traslada para quienes quieren ser profesores de estudiantes mayores de 12 años. Actualmente, el Máster en Formación del Profesorado es el que habilita para ejercer esta profesión a cualquier persona con título universitario. Dentro de este Máster, los aspirantes cursan una determinada especialidad de docencia, en función de la formación inicial que tenga el aspirante a profesor.

La propuesta de reforma del Ministerio también pasa, por tanto, por modificar este acceso. En concreto, se quiere establecer "unos requisitos básicos relacionados con el área de conocimiento de dicha especialidad", los cuales podrán consistir en "módulos formativos complementarios de carácter disciplinar".

Y a ello se suma otra prueba más: "Se podría, asimismo, valorar la posibilidad de establecer una prueba de acceso al Máster de formación del profesorado de manera similar a la propuesta que se ha realizado a los Grados en Educación Infantil y Primaria". 

El documento de propuestas del Ministerio también insta a revisar la oferta del Máster, más específicamente a "asegurar una suficiente oferta de formación vinculada con todas las especialidades", ya que especialidades como Matemáticas o Lengua Castellana y Literatura son muy comunes en las universidades, mientras que otras como Procesos y Medios de Comunicación (para ejercer la docencia en ciclos de FP de la rama de Imagen y Sonido), las plazas escasean porque la oferta es muy limitada.

Así, "se debe promover la existencia de plazas de Máster para todos los cuerpos y especialidades necesarias -tanto para enseñanzas de régimen general como especial- dado que la norma lo exige, bien bajo la figura de máster interuniversitarios y de otras formas de colaboración", señala el documento.

Además, en el caso concreto de algunas especialidades, como aquellas relacionadas con la FP, Educación propone "valorar la posibilidad de ampliar la duración del Máster para que asegure la formación necesaria del profesorado"

El Ministerio también sugiere reforzar el Prácticum en los Grados de Magisterio y en el Máster, de tal modo que estas enseñanzas se puedan adaptar al modelo formativo dual, esto es, que estas enseñanzas se desarrollen "complementariamente en el centro universitario y en un centro educativo de enseñanza no universitaria, en el que la actividad formativa desarrollada de forma dual en la universidad y la entidad colaboradora pueda alternarse con una actividad laboral retribuida".

Sobre este asunto, el Departamento que dirige Alegría deja claro una cosa: "Estas prácticas no están orientadas prioritariamente hacia una especialización docente, por lo que no resultan directamente aplicables procedimientos empleados en otras profesiones de prestigio (como es el caso muchas veces citado del MIR), destinados específicamente a la especialización de quienes los cursan".

Del mismo modo, se propone incrementar el número de créditos relacionados con el Prácticum en el Máster del Profesorado, con el fin de ampliar la autonomía del estudiante y fomentar la co-docencia.

Pero las prácticas en los dos Grados de Magisterio o las del Máster no son las únicas a las que se tienen que enfrentar los futuros profesores. Cuando un aspirante logra acceder a la función pública docente, su primer año como profesor es en periodo de prácticas.

Para estas prácticas, el Ministerio plantea que en su evaluación esté implicado un mayor número de agentes, incluyendo dentro de estos al equipo directivo, a inspectores, a docentes de reconocido prestigio, etc. Y ve bien que durante este periodo, el profesor adquiera conocimientos sobre la normativa educativa y sobre aquellos aspectos del sistema educativo como puestos específicos en los centros o la relación con la Administración educativa. 

En línea con los cambios que el Ministerio quiere introducir en el procedimiento de acceso al sistema público docente (el concurso-oposición) para reducir la temporalidad en el sector a un 8%, el documento recoge la modificación de los temarios de la oposición, en cualquiera de las etapas educativas.

Además de revisarlos, Educación plantea incorporar "aspectos referidos al funcionamiento de los centros, el sistema educativo en su conjunto, la atención a la diversidad, etc".

Otra novedad que plantea el Ministerio es que la especialidad cursada en el Máster sea vinculante para el acceso a la función pública docente, es decir, que dicha especialidad elegida en el Máster sea a la que pueda aspirar el estudiante para acceder a los cuerpos docentes de enseñanza secundaria.

En estos momentos, un titulado universitario puede acceder a la especialidad del Máster que más se ajusta a su formación inicial -aunque en algunas universidades permiten el acceso a cualquier especialidad si se supera una prueba-. En el momento de querer acceder al sistema público, el aspirante puede opositar a cualquier especialidad (sea o no la cursada en el Máster).

De igual manera que Educación sopesa la posibilidad de relacionar la especialidad del Máster con el acceso a la carrera docente, en el caso de los centros privados, el cambio iría dirigido a la adscripción de la acreditación de la formación específica a una especialidad del Máster, por lo que también sería necesario revisar la normativa que regula las condiciones de formación inicial del profesorado de los centros privados para ejercer la docencia.

De este modo, se explorarán mecanismos que permitan organizar sistemas de iniciación profesional semejantes al establecido para los nuevos funcionarios docentes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión