Nacional
Suscríbete

La llegada de inmigrantes irregulares se estabilizó en 2021

Interior cifra en 41.632 los 'sin papeles' llegados, solo 164 más que en 2020, pero saca de sus estadísticas la entrada masiva de Ceuta en mayo.

Rescata de casi 200 inmigrantes subsaharianos en un cayuco a 14 millas de Gran Canaria
Rescata de casi 200 inmigrantes subsaharianos en un cayuco a 14 millas de Gran Canaria
Elvira Urquijo A./EFE

La llegada de inmigrantes irregulares a España se estabilizó en 2021. Según los datos del Ministerio del Interior publicados en las últimas horas, del 1 de enero al 28 de diciembre del pasado año entraron de forma clandestina al territorio nacional, tanto por mar como por vía terrestre, un total de 41.632 personas frente a las 41.468 de idéntico periodo del año anterior.

Se trata de solo 164 'sin papeles' más, un ligerísimo incremento del 0,4%, que confirma que el repunte de extranjeros de 2020 no se ha consolidado, tal y como se temía. Y es que en 2020 el arribo de 'sin papeles' por las diferentes vías se había incrementado en casi un 30%, con 9.412 extracomunitarios indocumentados más que en el 2019, y ello a pesar del cierre mundial por la pandemia.

El último informe de Interior, sin embargo, dibuja un panorama bastante más relajado, aunque el departamento que dirige Fernando Grande Marlaska no incluye en sus estadísticas a los cerca de 12.000 inmigrantes que entraron a Ceuta en el salto masivo del 17 y 18 de mayo. En Interior arguyen que esos miles de extranjeros, en buena parte marroquíes, no son "técnicamente" inmigrantes clandestinos, ya que la gran mayoría violó el perímetro (por mar y por tierra) por una cuestión de "oportunidad" cuando las autoridades del país vecino 'abrieron' las fronteras en respuesta a la decisión del Gobierno de atender en territorio nacional al líder de Polisario, Brahim Gali. De hecho, varios miles de aquellos 'falsos' inmigrantes regresaron de manera voluntaria al país vecino horas y días después.

Sea como fuere, las estadísticas de Interior apuntan a que, también durante el año que acaba de terminar, la inmensa de extracomunitarios llegó a territorio nacional por vía marítima. En total, hasta el pasado 28 de diciembre fueron 39.835 los inmigrantes arribados en pateras, cayucos o lanchas neumáticas, apenas 41 más que en 2020 (cuando desembarcaron 39.794), o sea un incremento de únicamente un 0,1%.

Los datos del número de embarcaciones arribadas son también casi idénticos en los dos últimos ejercicios. En 2021 fueron 2.146 las barcas que ganaron las costas nacionales frente a las 2.177 de 2020. Una diferencia de solo 31 embarcaciones, que representa una caída total de menos del 1,5%.

Una mirada más detallada a las estadísticas de Interior en el plano geográfico revela que la evolución no es, ni mucho menos, homogénea. La inmigración clandestina creció en la Península y Baleares y bajó en Canarias. Mientras que en 2020 fueron 16.560 los migrantes que llegaron por mar a España al continente y a Baleares, en 2021 este número creció un 2,6% hasta situarse en 16.991 personas, 431 más que el año anterior. También el número de embarcaciones arribadas a Península y Baleares, fundamentalmente desde Marruecos y Argelia, también se incrementó un 13,4%, pasando de 1.302 en 2020 a 1.476 en el ejercicio que acaba de terminar.

Por el contrario, la situación en Canarias se relajó: una caída del 2,1% en el número de 'sin papeles' llegados, que descendieron de 22.680 a 22.200; y un decremento también en la cantidad de cayucos llegados del Sahara, Senegal y Mauritania, cuyo número disminuyó en un 27,2%, pasando de los 742 a los 540.

A pesar de que el equipo de Marlaska ha rechazado incluir en las estadísticas la avalancha humana de Ceuta en mayo, el último informe de Interior revela que la situación en la menor de las dos ciudades españolas en África es la más preocupante. Y es que, aun restado los datos del salto masivo, en Ceuta creció en 20,3% el número de inmigrantes llegados por mar (de 503 a 605) y en un 7,3% los que violentaron el perímetro fronterizo terrestre a través de la valla (de 1.674 a 1.797).

En Melilla la situación durante el pasado año fue de relativa más calma. Solo 39 extranjeros lograron ganar las costas de la ciudad frente a los 51 de 2020, lo que supone una caída del 23,5%. En realidad, solo llegaron 5 embarcaciones clandestinas durante todo el 2021. En el perímetro terrestre la situación también mejoró: 1.092 subsaharianos lograron superar la valla frente a los 1.407 de 2020, un descenso del 22,4% en los últimos doce meses.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión