Nacional
Suscríbete

El Tribunal Constitucional anula el cobro del impuesto municipal de plusvalía

Considera inconstitucionales aspectos que permitían hasta ahora carcular el impuesto municipal y declara la intangibilidad de las situaciones firmes existentes hasta la fecha.

La sede del Tribunal Constitucional.
La sede del Tribunal Constitucional.
Emilio Naranjo / Efe

El Tribunal Constitucional ha declarado la nulidad de varios aspectos del cálculo del impuesto municipal de plusvalía, ya que éstos determinan que siempre se ha producido una revalorización de los terrenos durante el periodo de imposición, con independencia de que haya existido y de su cuantía real. Se trata de uno de los impuestos con los que cuentan los ayuntamientos para financiarse y cuyo cálculo ha estado en entredicho durante los últimos años.

El fallo, del que se conocerán más detalles en los próximos días y que deja en suspenso el cobro del tributo por parte de los ayuntamientos, considera inconstitucionales distintos apartados del artículo 107 del texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, que establece la base imponible de este impuesto, y declara la intangibilidad de las situaciones firmes existentes hasta la fecha.

El primero de ellos afecta al artículo 107.1, según el cual la base imponible está constituida por el incremento del valor de los terrenos, puesto de manifiesto en el momento del devengo y experimentado a lo largo de un período máximo de 20 años.

En su segundo párrafo, ahora declarado nulo, la ley estipula que, a efectos de determinar esta base, habrá de tener en cuenta el valor de los terrenos en el momento del devengo de acuerdo con una serie de reglas, y el porcentaje anual determinado por cada ayuntamiento.

Es inconstitucional también el artículo 107.2.a), que fija que en las transmisiones de terrenos el valor vendrá determinado a efectos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), esto es, atendiendo al valor catastral fijado por las Administraciones.

Asimismo, el Pleno declara nulo el apartado 4, que prevé la aplicación de un porcentaje anual, determinado por cada ayuntamiento, sobre el valor del terreno.

Para establecerlo, la ley dispone que sea el resultado de multiplicar el porcentaje anual aplicable a cada caso por el número de años a lo largo de los cuales se haya producido un incremento de valor.

La sentencia, que estima la cuestión promovida por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, cuenta con el voto particular concurrente del presidente del Constitucional, Juan José González Rivas, y los votos discrepantes de los magistrados Cándido Conde-Pumpido y María Luisa Balaguer.

Un impuesto controvertido

Tal como aparece recogido en el propio Boletín Oficial del Estado (BOE), el tribunal de garantías ya declaró la inconstitucionalidad del apartado 4 de la ley en 2019, en aquellos casos en los que la cuota resultante a pagar fuera mayor al incremento realmente obtenido por el ciudadano.

Además, ya en 2017, había declarado nulo el impuesto de plusvalía municipal si no existían ganancias. 

Hacienda prepara un plan b

Tras conocerse el fallo, el ministerio de Hacienda ha señalado que prepara "un borrador legal" para reformular el sistema de cálculo de la plusvalía municipal para que los ayuntamientos puedan cobrarlo.

El ministerio que dirige María Jesús Montero quiere garantizar la constitucionalidad del sistema y la financiación de los ayuntamientos y, con ese fin, y "a la espera de la publicación íntegra de la sentencia, ultima un borrador legal para ofrecer seguridad jurídica a contribuyentes y entidades locales", según una nota que ha divulgado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión