Despliega el menú
Nacional

Así funciona el 'smishing', un ciberdelito en auge y muy peligroso

La Guardia Civil advierte de una nueva forma de delito por internet, el 'smishing'. Se trata de un mensaje, o correo, o whatsapp que contiene un enlace para ir al destino ofrecido. Desde la Guardia Civil alertan del peligro de estos fraudes.  

Se calcula que la mitad de los usuarios de telefonía móvil sufre algún tipo de trastorno.
Cada vez son más habituales los intentos de fraude por medio de la telefonía móvil
Freepik

La Guardia Civil alerta del auge del 'smisishg', un fenómeno delictivo de "engaño mediante mensajería" que consiste en enviar mensajes a través de la telefonía móvil con un enlace que busca sustraer datos bancarios o claves de la víctima. 

La palabra proviene del inglés y une los términos SMS y 'fishing' porque inicialmente esta estafa se realizaba mediante mensajes de SMS aunque ahora los delincuentes han ampliado el espectro de las plataformas a las más usadas , Whatsapp o Telegram, entre otros.  

Desde la Unidad Técnica de la Guardia Civil advierten cuáles son los intentos de 'smisishg' más habituales:  "Los cibercriminales envían mensajes al teléfono de la víctima simulando ser una empresa determinada o un organismo oficial junto con un link para que entremos", explica el comandante Alberto Redondo de Benemérita. 

Una vez que se hace clic en el enlace la víctima accede a un sitio web controlado por el ciberdelincuente que busca robar información privada, datos de acceso a banca online o de tarjetas de crédito asegura la Guardia Civil: "Nos invitan a hacer un pago o nos redirigen a la descarga de una aplicación y aprovechan situaciones o campañas determinadas", asegura. Por ejemplo ayudas por los ERTE con la pandemia que simulan provenir de la Seguridad Social, descuentos de conocidos supermercados o incluso un mensaje de nuestro propio banco. 

Consejos para evitar ser víctimas del fraude

El consejo principal es tener sentido común aseguran desde la Guardia Civily sospechar de cualquier mensaje que nos parezca demasiado urgente o atractivo. 

No acceder a ninguna web que nos llegue por ningún mensaje, solo hacerlo si estamos seguros del remitente.

No proporcionar nunca datos de banca o tarjetas a páginas web que lleguen por estos mensajes.

No descargar aplicaciones desde un enlace enviado por mensajes, sino de una tienda de aplicaciones oficial.

No difundir mensajes de dudoso contenido, no reenviarlos para que no se beneficien los ciberdelincuentes.

¿Qué pasa si ya hemos sido víctimas de un ciberdelito?

Desde la Guardia Civil reiteran su invitación para desplazarse hasta el cuartel más cercano y denunciar el delito para evitar que más personas sigan siendo víctimas de estos robos.

Etiquetas
Comentarios