Despliega el menú
Zaragoza

estafa

Una juez de Zaragoza ordena investigar un posible fraude de operadores financieros ‘online’

Un zaragozano que ha perdido casi 10.000 euros explica que prometen altas rentabilidades y rápida liquidez, pero cuando les requieren el pago desaparecen.

Apertura del Ibex con subidas en Bankia y Caixabank.
Imagen de archivo de la Bolsa de Madrid.
Altea Tejido Sánchez/EFE

La titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Zaragoza ha ordenado al grupo de Delitos Telemáticos de la Policía Nacional que investigue la denuncia presentada por un zaragozano que confió parte de sus ahorros a supuestos asesores financieros que trabajan a través de internet y se ha quedado sin nada. El hombre ha perdido 9.575 euros en distintas operaciones que él pensó que habían salido mal, pero luego vio que lo habían engañado.

Así lo cree su abogado, Álvaro García Graells, quien considera además que es una estafa que podría afectar muchas más personas, que posiblemente no se atreverían a denunciar por haber firmado cláusulas de exención de la responsabilidad en caso de pérdidas. «Este punto elimina cualquier motivación de la víctima para llevar adelante una reclamación o denuncia. Incluso se culpan a sí mismas por haber apostado mucho en un producto que conlleva mucho riesgo», señala. Este es uno de los pilares que sustentan el engaño, pues este tipo de asesores u operadores –conocidos en este mundo con el término inglés de ‘traders’– actúan con la certeza de que no los van a denunciar.

La presunta estafa comienza con la captación del inversor. El agente se presenta como representante de entidades de asesoramiento financiero especialistas en transacciones en productos derivados, opciones binarias y mercados de divisas. El operador se gana la confianza de la potencial víctima acreditando un perfil profesional perfectamente elaborado y en ocasiones real, una solvencia y conocimientos del mercado extraordinarios en el marco de una empresa experimentada y con una cartera de clientes de mayor capital que el del interesado, según explica el letrado en denuncia.

Modus operandi

Los inversores, –personas normalmente sin cualificación en materia de finanzas– se convencen para invertir. Al principio, se sienten cuidados y considerados y las comunicaciones que mantienen con ellos son constantes. Cuando se deciden a sacar rentabilidad a su capital, el ‘trader’ abre al cliente una cuenta de valores en red y posteriormente, a través de ella, invierten en la Plataforma Financiera Forex (Foreign Exchange Market) en opciones binarias, por las que cobran altas comisiones.

Según el modus operandi descrito por el denunciante, hacen pequeñas inversiones, extremadamente especulativas, y cuando el inversor quiere recuperar la liquidez no puede. «Esto provoca que cuando se producen las pérdidas o la quiebra de su cuenta, el propio cliente crea que todo ha sido casual, un golpe de mala suerte y producto del riesgo de invertir en este tipo de productos; advertencia que dejan muy clara los artífices del engaño y de la que se sirven como defensa en caso de reclamaciones», señala.

Añade, no obstante, que la construcción del presunto engaño es más compleja, ya que entiende que las mercantiles involucradas actúan en connivencia con el propio bróker o con un tercero. «El representante realiza operaciones deliberadamente perdedoras y de las que el bróker se beneficia a cambio presumiblemente de una comisión para el propio representante de la entidad»», explica.

En este caso, los involucrados actuaban en nombre de entidades que se anunciaban como TQR Trade, CMB Capital, Markets Banc, FXC Markets, CFX Point o Interbanc Trading. En el caso de estas tres últimas han recibido avisos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que las considera ‘chiringuitos financieros’ o por no estar inscritas ni autorizadas para hacer servicios de inversión. Algunas dependen de otras domiciliadas en Reino Unido o Chipre. La denuncia también va dirigida contra seis personas: Máximo D., Fabian B., Silvia M., Andrés G. Jordi S. y Laurel A.

Etiquetas
Comentarios