Despliega el menú
Nacional

mujeres

Las mujeres, una clamorosa minoría en el palmarés y los comités del Nobel

Las galardonadas son solo el 5% desde 1901 y la paridad es una rareza en los organismos que proponen las candidaturas.

De izq a dcha: La presidenta del Comité del Nobel, Kaci Kullman, y los miembros del Cuarteto del Diálogo de Túnez; el secretario general de la Unión General de Trabajadores Tunecinos, Houcine Abassi; el presidente de la Asociación Nacional de Abogados, Mohamed Fadhel; el presidente de la Liga Tunecina de los Derechos Humanos, Abdessattar Ben Moussa, y la presidenta de la patronal UTICA, Wided Bouchamaoui asisten a la ceremonia de entrega del Premio Nobel de la Paz en Oslo
De izq a dcha: La presidenta del Comité del Nobel, Kaci Kullman, y los miembros del Cuarteto del Diálogo de Túnez; el secretario general de la Unión General de Trabajadores Tunecinos, Houcine Abassi; el presidente de la Asociación Nacional de Abogados, Mohamed Fadhel; el presidente de la Liga Tunecina de los Derechos Humanos, Abdessattar Ben Moussa, y la presidenta de la patronal UTICA, Wided Bouchamaoui asisten a la ceremonia de entrega del Premio Nobel de la Paz en Oslo
Agencias/Archivo

Marie Curie, la Madre Teresa o Malala figuran entre el lacerante 5% de las mujeres galardonadas con un Nobel desde 1901. Ellas también son minoría en los comités que seleccionan a los ganadores cada año. Y eso que desde 2001, 24 mujeres han ganado un Nobel, el doble que en las dos décadas anteriores, con 11 premiadas. La primera mujer en convertirse en secretaria perpetua de la Academia Sueca, Sara Danius, dejó el cargo en 2018 tras el escándalo que sacudió a la institución.

Los Nobel de Medicina, Física, Química, Literatura y Economía se otorgan en Suecia por comités separados, mientras que el ganador del de la Paz se concede en Noruega. Ambos países están orgullosos de su reputación como defensores de la igualdad de género. Sin embargo, en los comités del Nobel, las mujeres representan solo una cuarta parte de los miembros.

Este año en Estocolmo solo hay hombres al frente de los comités del Nobel. Y los comités de Economía (dos mujeres de 11 miembros), de Química (tres de diez), de Medicina (cuatro de 18), y de Física (una de siete) están lejos de la paridad. El de Literatura (dos de siete) no escapa a la desigual patrón.

Para Eva Olsson, la única mujer del comité de Nobel de Física, la explicación es sobre todo matemática, debido a las pocas mujeres en su disciplina. Esta física reconoce que "los modelos a seguir son importantes para inspirar a más jóvenes estudiantes", aunque asegura que «el trabajo dentro del comité no se ve afectado por la falta de paridad.

Excepción

En Estocolmo, los comités proceden principalmente de su institución de referencia: la Academia Sueca de Literatura, la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska para Medicina y la Real Academia de Ciencias para Física, Química y Economía. Estos pequeños grupos no tienen la última palabra sobre la elección final de los galardonados, que compete a la academia en su conjunto, pero se encargan de preparar la lista de los posibles ganadores.

En los comités, la proporción de mujeres ha aumentado en los últimos años. "Está claro que la situación mejora progresivamente pero lentamente", reconoce Göran K. Hansson, secretario general de la Real Academia de Ciencias.

Para el premio de la Paz, el Parlamento noruego calibra el equilibrio de fuerzas políticas a la hora de designar a los cinco miembros del comité que examinan a los candidatos y eligen a los ganadores. Es la excepción en cuanto a paridad: en las últimas décadas las mujeres han dominado, a veces con cuatro de los cinco puestos. Este año, sin embargo, solo hay dos mujeres, pero una es la presidenta del comité.

"La feminización probablemente influya en la elección de los ganadores. Es normal pensar que las dos cosas van de la mano", subraya Olav Njolstad, secretario del comité de la Paz en Oslo.

Aunque cada vez hay más mujeres en las academias, "los hombres siguen siendo mayoría en la Real Academia de Ciencias", comenta Eva Mörk, la primera mujer en haber formado parte del comité para el premio de Economía en 2011 y miembro del comité 2020. "Los comités científicos arrastran la tradición de tener más académicos varones que quizá en los últimos diez o veinte años haya comenzado a ser más equilibrado", explica Olav Njolstad. Pero en muchas instituciones suecas el proceso de feminización se ve frenado por otro parámetro: en la mayoría de las academias de las que salen los comités, los miembros son elegidos de por vida. "Permanecen años por lo que hay un desfase temporal con el panorama actual de la investigación científica", recalca Nolstad.

Los miembros del comité noruego, en cambio, son nombrados por seis años. Hubo que esperar a 1948 para que una mujer entrara, pero últimamente han sido mayoritarias, tanto que se gastaban bromas sobre la necesidad de cuotas de hombres.

Las ciencias pueden tener la excusa de seguir siendo muy masculinas pero ¿por qué la literatura se queda a la zaga? Desde la muerte este año de la escritora Kristina Lugn, el comité literario sólo cuenta con dos mujeres, de las cuales ninguna es titular de pleno derecho en la Academia Sueca."Nos esforzamos por lograr un equilibrio entre los sexos", asegura Mats Malm, secretario del comité. "Al conformarlo, no se pudo lograr un equilibrio perfecto", reconoce.

Etiquetas
Comentarios