Despliega el menú
Nacional

coronavirus

¿Es doloroso hacerse una prueba PCR?

No es un masaje en la sien, pero tampoco un martillazo en el pie; el frotis nasofaríngeo es rápido y más molesto que doloroso.

Pruebas PCR por coronavirus en el Centro de Salud Torrero La Paz de Zaragoza
Realización de una prueba PCR en el Centro de Salud Torrero La Paz de Zaragoza
José Miguel Marco

La prueba PCR para detectar la infección por la covid-19 se ha convertido en algo habitual este verano en los centros de salud y hospitales españoles, una vez que los suministros de material comenzaron a fluir adecuadamente. Lejos quedan ya los meses de marzo y abril, con las pruebas hechas a cuentagotas y las consignas de las autoridades sanitarias de limitarlas a casos muy extremos o, directamente, ingresos en urgencias. Ahora es sencillo tener acceso a ellas si hay síntomas y el médico de familia correspondiente ve justificada su realización; el proceso en los centros de salud es diario, con el grupo de citados ya establecido por los partes médicos previos y la atención por orden de llegada, sin que sea siquiera necesario identificarse al llegar. Basta con memorizar quién ha llegado el último y dar la vez al que llegue detrás, confiando en la buena voluntad de los congregados y evitando discusiones. La Comunidad de Madrid comienza este lunes las pruebas PCR de forma aleatoria a 1.000 vecinos de entre 15 a 49 años, siendo la primera zona elegida el distrito de Carabanchel. Aquellas personas que den positivo, serán derivadas a su centro de salud para adoptar las medidas necesarias.

La prueba es rápida. Una vez identificado el paciente, se le introduce en una de las fosas nasales un hisopo (bastoncillo) coronado por un algodoncillo, y se toma una muestra por frotis nasofaríngeo. Es una sensación desagradable, pero no tiene que ser dolorosa si la persona que la efectúa, normalmente, profesionales de enfermería, tiene cuidado en el proceso. Obviamente, cada paciente se lo toma de manera diferente, y siempre hay escenas de aprensión que llevan a momentos tensos, pero los profesionales aseguran que se trata de casos aislados. El pasado martes, en el Centro de Salud Seminario (en el barrio zaragozano de la Romareda) se realizaron unas 40 pruebas en la jornada matinal, con una gran variedad de edades entre los convocados.

"En apenas tres segundos, listos"

Pablo, trabajador por cuenta ajena, de 49 años de edad, es uno de los que pasaron la prueba esa mañana en La Romareda. Paciente de riesgo, su médico decidió que se hiciese la prueba al comprobar que presentaba un cuadro de agotamiento severo, aunque había acudido al centro para revisar una herida infectada en un pie. “Me habían pintado la prueba mucho peor, pero la verdad es que no ha sido para tanto. En apenas tres segundos, listos. Creo que voy a llevar peor la espera por el resultado; me dicen de tres a cinco días, pero a partir de ahora debo permanecer aislado. No me encuentro mal, ni tengo fiebre, y no tengo constancia de haber estado con nadie infectado, pero soy consciente de que podría ser un positivo asintomático; cruzo los dedos”.

Últimas noticias sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios