Despliega el menú
Zaragoza

covid-19

Cómo hacerte una prueba PCR en Zaragoza si crees tener coronavirus

El protocolo de actuación pasa en primer lugar por el médico de cabecera en el Centro de Salud correspondiente.

Pruebas PCR por coronavirus en el Centro de Salud Torrero La Paz de Zaragoza
Realización de una prueba PCR en el Centro de Salud Torrero La Paz de Zaragoza
José Miguel Marco

Las pruebas PCR determinan los positivos por infección de la covid-19. Se trata de un trámite que hace unos meses era casi imposible de realizar, por falta de suministros, y que ahora se realiza cuando hay indicios de una posible infección directa (por síntomas) o se ha estado en contacto con algún paciente con positivo confirmado. Los rastreadores tienen como misión detectar positivos y aislarlos a tiempo para que el brote no derive en una transmisión comunitaria de la enfermedad. 

Al detectar un positivo, se llama al paciente por teléfono y se intentar trazar un mapa de sus últimas 48 horas antes de los primeros síntomas, para identificar sus contactos más cercanos, los lugares públicos en los que estuvo sin distancia de seguridad de dos metros y sin mascarilla, los medios de transporte utilizados y, en la medida de lo posible, localizar a todos aquellos que pudieran haberse infectado, para que se hagan las pruebas y se aíslen.

Pasos a seguir

Si se tienen uno o varios síntomas (siendo los más comunes fiebre, tos seca, cansancio extremo, dificultad para respirar, cefalea o diarreas) hay que llamar al Centro de Salud correspondiente, para eliminar dudas razonables o confirmar las impresiones; se cita automáticamente al paciente con su médico de familia o, si está de vacaciones, con otro médico para hacer una valoración y solicitar una PCR si procede. Beatriz, enfermera familiar y comunitaria en un centro de salud de Zaragoza capital, ejerce actualmente como rastreadora y lidia con estos procedimientos a diario, y recalca que éste debe ser siempre el primer paso.

Beatriz explica que si se ha estado en contacto con alguien que ha dado positivo, igualmente hay que llamar al centro de salud y se cita al potencial afectado en el Departamento de Vigilancia Epidemiológica de ese centro, que dirige la rastreadora. Entonces se valora al momento si debe hacerse un PCR y automáticamente se aconseja a la persona el aislamiento domiciliario, especialmente en personas de riesgo que estén asintomáticas; es preferible que se aíslen a que vayan a hacerse la prueba.

¿Me puedo hacer la PCR si no tengo síntomas?

Tanto los médicos de familia como los rastreadores (que pueden ser otros médicos o enfermeras) no son partidarios de hacer la prueba en otros supuestos muy habituales estos días; por ejemplo, gente que empieza en un nuevo trabajo, quiere irse de vacaciones tranquilamente o quiere ver a un familiar. El protocolo del Gobierno de Aragón no contempla la prueba en estos supuestos, y el recurso para la persona interesada es hacerla en un centro privado. Eso sí, una PCR negativa aislada, sin contexto, da una información muy limitada.

Segundas pruebas PCR tras confirmarse el positivo

Una de las principales quejas de estos días es el retraso en la comunicación de los resultados, aunque lo habitual es que se demoren de 3 a 5 días. Cuando la PCR es positiva no hay un protocolo oficial uniforme al respecto, y es el propio Centro de Salud el que determina cuándo debe hacerse una segunda prueba que confirme el positivo o determine que el cuerpo ya ha eliminado el virus del sistema. Lo habitual en varios centros de salud es esperar 10 días, aunque ese plazo varía según los síntomas de cada paciente. Si no hay síntomas y el PCR sale negativo, se da el alta, aunque en algunos casos también se practica una prueba serológica para confirmar que ya se ha pasado la infección.

El protocolo del Gobierno de Aragón

A la hora de detectar los casos de la covid-19, el protocolo del Gobierno de Aragón comienza por establecer varias categorías:

  • Sospechoso: caso que cumple criterio clínico hasta obtener el resultado de la PCR. El criterio clínico de caso sospechoso incluye a cualquier persona con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda de aparición súbita de cualquier gravedad que cursa, entre otros, con fiebre, tos o sensación de falta de aire. Otros síntomas atípicos como la odinofagia, anosmia, ageusia, dolores musculares, diarreas, dolor torácico o cefaleas, entre otros, pueden ser considerados también síntomas de sospecha de infección por SARS-CoV-2, según criterio clínico.
  • Probable: casos de infección respiratoria aguda grave con criterio clínico y radiológico compatible con la covid19 con resultados de PCR negativos, o los casos sospechosos con PCR no concluyente.
  • Caso confirmado. Con infección activa: Persona que cumple criterio clínico de caso sospechoso y con PCR positiva. Persona que cumple criterio clínico de caso sospechoso, con PCR negativa y resultado positivo a IgM por serología de alto rendimiento (no por test rápidos). Persona asintomática con PCR positiva con IgG negativa o no realizada. Con infección resuelta: Persona asintomática con serología IgG positiva independientemente del resultado de la PCR (PCR positiva, PCR negativa o no realizada).
  • Descartado: caso sospechoso con PCR negativa (e IgM también negativa, si esta prueba se ha realizado), en los que no hay una alta sospecha clínica.

Si se presenta un caso sospechoso en cualquier nivel (pública o privada, Atención Primaria, Atención Hospitalaria) se indicará la realización de una prueba PCR lo antes posible, preferiblemente antes de transcurridas 24 horas desde el inicio de síntomas, y se indicará el aislamiento del caso. Si el paciente no tiene criterios de ingreso en hospital se indicará aislamiento domiciliario. No hay que volver a realizar PCR de nuevo a las personas asintomáticas que ya tuvieron una prueba positiva que se ‘negativizó’, dado la falta de evidencia en el momento actual de transmisibilidad a partir de pacientes que vuelven a presentar PCR positiva. Por ello, antes de indicar una prueba PCR habrá que comprobar el antecedente de resultados previos en la prueba PCR.

Los posibles casos sospechosos de infección por el nuevo coronavirus que acudan al sistema sanitario se valorarán en su punto de acceso correspondiente (online desde el Centro Coordinador de Urgencias del 061, domicilio, centro de salud, consultorio médico local u hospital). En cualquiera de los ámbitos de atención el facultativo correspondiente realizará la valoración clínica del paciente colocándole previamente una mascarilla quirúrgica. Si la PCR resulta negativa y hay alta sospecha de la covid19 (clínica y radiología compatible) se repetirá la PCR con una nueva muestra del tracto respiratorio.

Si la PCR continúa siendo negativa y han trascurrido varios días desde el inicio de los síntomas, se podrá plantear la detección de IgM mediante una prueba serológica tipo ELISA u otras técnicas de inmunoensayo de alto rendimiento. Según la evidencia actual, la OMS únicamente recomienda el uso de test rápidos serológicos para determinadas situaciones y estudios con fines de investigación. Las técnicas de detección rápida de antígenos o anticuerpos no se consideran adecuadas para el diagnóstico de infección aguda. Tampoco la serología tipo ELISA u otras técnicas de inmunoensayo de alto rendimiento están indicadas por sí solas para el diagnóstico en la fase aguda de la enfermedad.

Los resultados de las pruebas serológicas de laboratorio, realizadas fundamentalmente en el contexto de cribados, pueden detectar casos de infección resuelta, pero la búsqueda de este tipo de casos no es el objetivo de la estrategia. Se obtendrá la información individualizada de todos los casos y se notificará por los procedimientos que se detallan a continuación como una enfermedad de declaración obligatoria de carácter urgente.

Todos los síntomas de la covid-19

La fiebre, la tos seca, los dolores musculares generalizados y el cansancio extremo fueron los primeros síntomas identificados al inicio de la pandemia. Con el paso de los meses se han ido asociando otros síntomas al contagio por la covid-19; uno de los primeros en incorporarse al cuadro fue la pérdida del gusto, seguida de la del olfato, además de otros como dolor de garganta, diarrea, conjuntivitis, cefaleas (fuertes dolores de cabeza), erupciones cutáneas o pérdida de pigmentación en la piel en los dedos de las manos o los pies. Los síntomas más severos asociados a esta infección son el fuerte dolor o presión en el pecho, la dificultad para respirar o directamente sensación de falta de aire en los pulmones y la incapacidad para hablar o moverse. 

Últimas noticias del coronavirus en Aragón.

Etiquetas
Comentarios