Despliega el menú
Nacional

PP+Cs se queda en 5 representantes y pierde 4 respecto a 2016 cuando el PP concurrió en solitario

La coalición ha recibido en las elecciones al Parlamento vasco celebradas este domingo 60.299 votos.

Pablo Casado e Inés Arrimadas en un acto conjunto celebrado ante el Árbol de Gernika.
Pablo Casado e Inés Arrimadas en un acto conjunto celebrado ante el Árbol de Gernika.
EFE

La coalición PP+CS ha recibido en las elecciones al Parlamento vasco celebradas este domingo 60.299 votos, lo que le otorga cinco escaños, cuatro menos que los que el PP consiguió en solitario en las autonómicas de 2016.

En la cita de 2016, el PP logró nueve escaños, uno menos que en 2012, obtuvo un total de 107.771 votos (10,18%), mientras que Ciudadanos 21.477 (2,03%), por lo que ahora la coalición de ambos partidos baja 68.949 votos.

En las elecciones de 2016, los populares ya habían perdido apoyos, en concreto, 22.813 votos respecto a los comicios de 2012, aunque hace cuatro años logró pasar de cuarta a segunda fuerza en Álava, al superar en sufragios a EH Bildu y PSE-EE.

Los populares vascos se ha presentado a estos comicios tras un proceso interno complicado que derivó en la dimisión de Alfonso Alonso como presidente del partido, al constatar "falta de confianza" de la dirección nacional del PP, con la que el partido en Euskadi mantuvo diferencias durante la negociación del pacto para concurrir juntos con Ciudadanos.

La dimisión de Alonso se produjo después de la decisión del presidente de su partido, Pablo Casado, de que fuera Carlos Iturgaiz y no él, el candidato a lehendakari en las elecciones autonómicas y tras haberse concedido a Ciudadanos puestos relevantes en las listas, pese a no tener representación en la Comunidad Autónoma Vasca.

Ante esta situación, la secretaria general del partido, Amaya Fernández, ha tomado temporalmente las riendas de la formación hasta que el PP vasco celebre un nuevo Congreso para elegir a la nueva dirección.

Tras la cita de este domingo, la coalición PP+Cs son la cuarta fuerza en Álava, donde han logrado 14.287 votos, mientras que el PP en solitario consiguió hace cuatro años 27.877 votos -18,58%- (5 escaños) y Ciudadanos 4.784 (3,19%), sin representación en el Parlamento. De esos cinco escaños logrados por el PP en solitario hace cuatro años, ahora la coalición pasa a solo tres.

En Bizkaia la coalición ha logrado 32.018 votos, lo que le otorga un parlamentario, mientras que hace cuatro años el PP en solitario consiguió 55.128 (9,72%) y se hizo con dos escaños, mientras que Ciudadanos obtuvo 10.963 sufragios (1,93%), sin lograr parlamentario.

Por último, en Gipuzkoa, la coalición PP+Cs ha recabado 13.994 sufragios, lo que le concede un escaño, frente a los dos logrados por el PP en solitario en 2016, año en el que obtuvo 24.766 votos (7,24%), mientras que Ciudadanos consiguió 5.730 sufragios (1,68%), que no fueron suficientes para tener representación.

Histórico elecciones autonómicas

Tras la reinstauración de la democracia, la primera vez que esta formación concurrió a unas autonómicas con las siglas de PP, después de la refundación de Alianza Popular (AP), fue en los comicios de 1990, en los que, con el exministro Jaime Mayor Oreja al frente, obtuvo su peor resultado hasta ahora en unas elecciones vascas. En concreto, logró seis parlamentarios, con el 8,23% de los votos (83.719 sufragios).

En 1994, todavía con Mayor Oreja al frente, mejoró sustancialmente sus resultados hasta conseguir 11 escaños, al obtener el 14,41% de los votos (146.960 sufragios). En 1998, se situó como la segunda fuerza del País Vasco y llegó hasta los 16 escaños, con el 20,13% de los votos (251.743).

En 2001 se mantuvo en segundo puesto, con el 23,12% de los apoyos (326.933), al lograr 19 escaños, el mejor resultado de su historia en unas elecciones autonómicas. El exministro del Interior fue, de nuevo, candidato a lehendakari de los populares vascos, cuando se enfrentó en los comicios al jeltzale Juan José Ibarretxe, que llevaron al PNV a lograr los mejores resultados de su historia en unas autonómicas.

Cuatro años después, en 2005, ya con María San Gil como líder, obtuvo 15 escaños, al conseguir el 17,4% de los sufragios (210.614), de forma que pasó al tercer puesto.

En 2009, año en el que Antonio Basagoiti sustituyó a San Gil al frente del partido, redujo su número de parlamentarios hasta 13, con el 14,1% de los sufragios (146.148). En los comicios de 2012, con Basagoiti repitiendo como candidato a lehendakari, redujo su presencia en el Parlamento a diez escaños, con el 11,75% de los votos (130.584).

Por su parte, Ciudadanos es la segunda vez que se presenta a unas elecciones autonómicas, ya que las de 2016 fueron las primeras en la que lo hizo con 21.477 votos (2,03%), que no le permitieron tener representación, de los que 4.784 fueron en Álava, 10.963 en Bizkaia y 5.730 sufragios en Gipuzkoa.

Etiquetas
Comentarios