Despliega el menú
Nacional

Vox entra en el Parlamento vasco con un escaño por Álava, pero no obtiene representación en Galicia

En Euskadi, el partido liderado por Santiago Abascal ha recibido 17.517 votos, el 1,96% del total.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, durante el mitin que celebró la formación política en Ribeira (A Coruña).
El presidente de Vox, Santiago Abascal, durante el mitin que celebró la formación política en Ribeira (A Coruña).
EFE/Lavandeira jr

Voxha logrado entrar en el Parlamento vasco, con un escaño por Álava, en las elecciones celebradas este domingo, mientras que en Galicia, donde se ha presentado por primera vez a unos comicios autonómicos, se ha quedado sin representación.

En Euskadi, el partido liderado por Santiago Abascal ha recibido 17.517 votos, el 1,96% del total, y se ha asegurado un asiento para su cabeza de lista por Álava, Amaya Martínez. Es la sexta fuerza más votada, por detrás del Partido Nacionalista Vasco (PNV), EH Bildu, el Partido Socialista de Euskadi, Podemos y la coalición del PP y Ciudadanos.

Sus resultados han mejorado respecto a las elecciones vascas de 2016, cuando solamente consiguió 771 votos, el 0,07%. En aquel momento, concurrió a las urnas en la provincia de Alava, pero no en Vizcaya ni en Guipúzcoa.

En el caso de Galicia, con el 98,84% del escrutinio completado, el partido ultraconservador ha obtenido más de 26.000 votos, el 2,03%, y es la quinta fuerza. Su estreno en unas autonómicas en esta comunidad era complicado, debido al claro dominio del PP, por cuyo electorado Vox compite.

Territorios complicados para Vox

Los resultados de Vox en los sucesivos procesos electorales celebrados en Galicia y el País Vasco siempre han sido discretos, y su auge a nivel nacional no se ha traducido en éxitos en estas comunidades.

La irrupción del partido de Abascal a nivel nacional se produjo en las elecciones generales de abril de 2019, cuando entró en el Congreso con 24 diputados, y mejoró notablemente su resultado en las siguientes, las de noviembre, alcanzando los 52 escaños.

Sin embargo, el porcentaje de voto que anotó el 28 de abril en Galicia, un 5,29%, quedó lejos de su resultado nacional, un 10,26%, y lo mismo ocurrió el 20 de noviembre, con un 7,82% en esa comunidad frente a un 15,08% en el ámbito nacional. Con estos porcentajes, no consiguió ningún diputado en el Congreso por las circunscripciones gallegas.

Algo parecido le sucedió en el País Vasco, donde, con el 2,23% de apoyo electoral registrado en las generales de abril en este territorio y el 2,46% de las de noviembre, se situó muy por debajo del resultado nacional, que fue de un 10,26% en abril y un 15,08% en la repetición electoral, quedándose sin representación parlamentaria por esta comunidad.

Representación en parlamentos autonómicos

Tras los comicios de este domingo, Vox logra representación en un Parlamento más, el de Euskadi. Además, tiene diputados en otras nueve Cámaras legislativas: Andalucía, Comunidad Valenciana, Murcia, Madrid, Baleares, Asturias, Aragón, Castilla y León y Cantabria.

El Parlamento gallego, en cambio, se le resiste, al igual que los de Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja, Canarias y Navarra. En Cataluña no tiene ningún diputado porque no participó en las elecciones de 2017.

La primera vez que Vox concurrió a unas elecciones tanto en Galicia como en Euskadi fue en las europeas de 2014. En la primera comunidad logró el 0,77% de los votos; y en la segunda, el 0,56%.

En cuanto a las municipales de 2015, en Galicia ni siquiera se presentó, y en el País Vasco obtuvo solo unos 2.000 votos y ningún concejal.

En las elecciones generales celebradas ese mismo año, en diciembre, el partido de Santiago Abascal no presentó candidaturas en Euskadi, y en Galicia consiguió un escaso 0,08%, en línea con su resultado a nivel nacional, que alcanzó solo el 0,23%.

En los siguientes comicios al Congreso, los de junio de 2016, sus porcentajes, tanto en general como en esas dos comunidades, volvieron a ser muy bajos: un 0,08% en el País Vasco y un 0,07% en Galicia.

Fue con el éxito de las elecciones generales de abril de 2019 cuando logró incrementar su apoyo en estos territorios, creciendo hasta el 2,23% en Euskadi y hasta el 5,29% en Galicia, pero en ningún caso consiguió escaños en la Cámara Baja.

Con motivo de las municipales de mayo de ese mismo año, vio nuevamente reducidos sus porcentajes de voto en ambas comunidades, con un 0,71% en el País Vasco y un 0,63% en Galicia, y no logró ningún concejal.

Por último, en los comicios generales del pasado noviembre, Vox no logró unos buenos resultados en Euskadi -un 2,46%- y volvió a quedarse sin escaños en el Congreso por esta comunidad, aunque adelantó a Ciudadanos. En cambio, en Galicia obtuvo su mejor resultado electoral en esta comunidad, con un 7,82%, pero tampoco logró diputados por las circunscripciones gallegas.

Etiquetas
Comentarios