Despliega el menú
Nacional

Casado se queja de que el Gobierno no valore su oferta de pactos de Estado y Sánchez le acusa de querer derrocarle

El presidente reta al líder del PP a escoger entre seguir en la bronca junto a Vox o apostar por la unidad y colaborar con el Ejecutivo.

Sesión de Control al Ejecutivo
Sesión de Control al Ejecutivo
Fernando Alvarado

El líder del PP, Pablo Casado, se ha quejado este miércoles de que el Gobierno no haya ni siquiera valorado los pactos de Estado que el principal partido de la oposición le ha ofrecido, pero el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, duda de que Casado se haya moderado y acusa a su formación de aliarse con la ultraderecha para pretender "derrocar" a un Ejecutivo "legítimo" aprovechando la pandemia de coronavirus.

En la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, Casado ha culpado al Ejecutivo por lo que considera una gestión caótica de la emergencia sanitaria, pero también de la economía y ha denunciado la "vieja" estrategia socialista de "hacer oposición a la oposición".

Unas acusaciones de las que se ha valido Sánchez para poner en cuestión que Casado busque hacer del PP un partido centrado, como defendió este lunes el líder 'popular' ante la Junta Directiva Nacional de su partido. Sin embargo, Sánchez ha presentado al PP como una formación que ha creado un "frente común" con la ultraderecha para "descabalgar un gobierno legítimo".

El presidente duda de que Casado se haya moderado tras escuchar la ristra de acusaciones que le ha dirigido al comienzo de la sesión de control.

"Usted ya ha culminado su desescalada. Su fase 1 fue en enero y febrero, la de la ocultación de las alertas cuando la hecatombe se veía venir, tal y como dijo el forense en esa investigación que ha desatado una purga en la Guardia Civil, pero que le debería de costar el cargo a su fiscal, a su ministro (del Interior) y a su delegado" del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, investigado por una jueza de Madrid por autorizar la marcha feminista del 8M, ha denunciado Casado.

"Su fase 2 fue la de marzo y abril, la de la incompetencia con las mascarillas y los test falsos y el caótico mando único por el que tendrá que rendir cuentas en una comisión de investigación y la fase 3 fue la de mayo y junio, la del abuso del estado de alarma para controlar las redes, amenazar a la prensa, tomar el CNI y el CIS, también Enagás, la CNMV y enchufar a altos cargos", ha continuado el líder 'popular'.

De esta forma Casado considera que el Gobierno ha alcanzado su "vieja normalidad", consistente en "hacer oposición de la oposición". "Aquí, quien no alaba a Sánchez, crispa", se ha quejado el líder del PP, que ha pedido al Gobierno que incluya en el balance oficial de víctimas por COVID a aquellos casos sospechosos que no integran las listas porque no se les hizo una prueba que confirmara su diagnóstico.

Casado ha alertado también de las previsiones del Banco de España, que calcula que el PIB se contraerá un 15% y estima que el paro alcanzará el 25 por ciento este año en el peor de los escenarios posibles, si tienen lugar rebrotes de la epidemia.

"Menos mal que usted iba a moderarse y a centrar al Partido Popular", le ha contestado Sánchez con ironía tras el panorama dibujado por el líder de la oposición.

El jefe del Ejecutivo ha reivindicado que una de las lecciones que se deben extraer de esta pandemia es que se acierta cuando se actúa "unidos". Sánchez considera que PP y Vox en cambio "han errado" creando "ese frente del 'no a todo'", intentando aprovechar el virus "para hacer caer un gobierno legítimo y democrático".

"Ahora que estamos todos convocados a la reconstrucción social y económica, ¿usted va a perseverar en la provocación y en la bronca o va a retomar el camino de la unidad, que es precisamente lo que demandan los ciudadanos a los políticos?", ha preguntado Sánchez a Casado.

En su réplica, Casado se ha defendido alegando que desde la moción de censura había ofrecido a Sánchez "una docena de pactos de Estado" que el líder socialista "ha rechazado". "La última vez que fui a Moncloa el 17 de febrero le tendí la mano si rompía con batasunos e independentistas, pero ha recuperado la mesa por la autodeterminación y ha pactado con Bildu la derogación de la reforma laboral", le ha reprochado Casado.

El presidente del PP ha remarcado que su partido apoyó al Gobierno en el mantenimiento del estado de alarma durante dos meses "sin pedir nada a cambio" y lo único que recibió fueron "insultos" de la bancada socialista.

Le ha afeado asimismo a Sánchez que no haya tenido en cuenta sus propuestas para afrontar la crisis económica bajando impuestos, para coordinar las políticas sociales a través de una comisión en el Senado o para crear una oficina de atención a los familiares de las víctimas de la covid.

"Si hoy usted tampoco valora estas propuestas tan necesarias, quedará muy claro para toda España que es usted y sus socios los que esparcen el veneno de la confrontación a todos los españoles. Nosotros hoy hemos dejado aquí el antídoto. La pelota está en su tejado", ha zanjado Casado.

Sánchez ha evitado valorar las iniciativas planteadas por Casado, al que ha vuelto a acusar de buscar derrocar al Gobierno aliándose con la ultraderecha de Vox.

Sí ha contestado al cuestionamiento que ha hecho Casado de la prolongación del estado de alarma, poniendo en valor que estudios independientes han estimado que su instauración en España ha permitido salvar "450.000 vidas".

Ha reivindicado asimismo las medidas decididas por el Gobierno para paliar las consecuencias económicas de la paralización de la actividad por el confinamiento con los ERTEs y las líneas de crédito ICO para las pymes.

Sánchez ha retado a Casado a elegir entre seguir en la bronca o apostar por la unidad. Si opta por la segunda opción, encontrará al Gobierno, si apuesta por la bronca, entonces su aliado será la ultraderecha.

Etiquetas
Comentarios