Despliega el menú
Nacional

tribunales 

Willy Toledo defiende en el juicio que sus palabras no son delito y Abogados Cristianos dice que "vejan" el "dogma"

Su abogado defensor, Endika Zulueta (letrado de Rodrigo Lanza) afirma que ambos se conocen desde hace muchos años e incluso han coincidido "en misa". 

"Me parece una aberración que se pueda judicializar a alguien por decir 'Viva Franco', por negar el holocausto o por decir que los negros son monos"

El actor Guillermo Toledo, conocido popularmente como Willy Toledo, ha defendido este lunes en el juicio por sus mensajes en Facebook, en los que insultaba a Dios y a la Virgen María, que sus palabras son "blasfemia" y no constituyen delito, mientras que la acusación, ejercida por Abogados Cristianos, ha destacado que se trata de un ataque a la libertad religiosa.

El abogado defensor, Endika Zulueta (que también es abogado defensor de Rodrigo Lanza, condenado por el homicidio imprudente de Víctor Laínez en Zaragoza), ha señalado que las palabras de Willy Toledo corresponden a las "antiguas blasfemias". "Eso pertenece a la España oscura. A mí me suena muy mal, pero eso no es delito", ha dicho en el juicio, que queda visto para sentencia. Zulueta ha destacado además que conoce a Willy Toledo desde muchos años, en los que incluso han coincidido "en misa".

Toledo ha asegurado durante el juicio, en el que solo ha respondido a palabras de su abogado, que "no tenía intención ni deseo de ofender ni a los católicos ni a los musulmanes, ni a los seguidores de la secta del monstruo del espagueti volador", y ha señalado que escribió esos mensajes para expresar su "indignación" sobre hechos de la "actualidad política".

Aunque el actor entiende que sus palabras "pueden ofender a muchas personas", ha señalado que a él también le ofenden "palabras homófobas", pero cree que "no es legítimo perseguir a las personas por sus pensamientos políticos", tal y como ha señalado Toledo, que ha estado acompañado de tres familiares, entre ellos su madre, así como del artista Abel Azcona.

En este sentido, ha hecho referencia a la intención del Gobierno de incluir en el Código Penal la "apología del franquismo", algo con lo que no coincide. "Lo que delinque son actos, no palabras", ha dicho Willy Toledo, quien ha parafraseado a Evelyn Beatrice Hall, quien señaló: "No estoy de acuerdo con lo que dices pero defenderé tu derecho a expresarlo". 

Abogados cristianos pide que las "vejaciones" terminen

Por su parte, la abogada Polonia Castellanos, de Abogados Cristianos, asociación que ha ejercido la acusación, ha destacado que "el insulto no es necesario" para ejercer la "libertad de expresión". "La libertad de expresión se puede ejercer sin pisotear los derechos de los demás", ha resaltado.

Al mismo tiempo, ha resaltado la importancia de este juicio para que "las vejaciones terminen". Durante el juicio, el presidente de la Asociación Musulmanes por la Paz, Raúl González, ha reconocido en calidad de testigo que no había leído los textos por los que se acusa a Willy Toledo.

"El mundo entero no me ha impedido profesar mis ideas", ha agregado, una afirmación que la defensa ha reivindicado para afirmar que las palabras del acusado no son obstáculo para la libertad religiosa.

Previamente, a su llegada a los juzgados, Toledo ha asegurado que va a "seguir diciendo" todo lo que le "salga de las orejas". "Soy ateo y me cago en Dios todos los días cada vez que se me cae un plato en un dedo gordo del pie, como hacemos la mayoría de ciudadanos. Voy a seguir diciendo todo aquello que me salga de las orejas decir", ha señalado.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha afirmado que si Toledo "es tan valiente para arremeter contra creyentes, que sea valiente para afrontar las consecuencias". Castellanos considera que el actor ha cometido "un abuso de derecho al pisotear los derechos de otros" para ejercer su libertad de expresión.

A su llegada al juzgado, el actor se ha encontrado con una veintena de personas que le han apoyado entre gritos para derogar la "Ley Mordaza" y pancartas que han recordado que "la libertad de expresión no pasa por ir a prisión". No obstante, también un grupo de personas con lazos verdes le ha esperado a la puerta para recriminar al actor sus palabras con pancartas que piden "respetar la fe".

Al término del juicio, Toledo ha calificado el juicio de "pantomina terrible" y "farsa", tal y como ha señalado ante los medios, al tiempo que se ha mostrado convencido de que solo puede haber "condena absolutoria".

Según ha señalado, le acusan de obstrucción a la justicia por no acudir a las dos primeras citaciones, algo que, según sus palabras, es "desobediencia civil" y que, según ha indicado, va a seguir ejerciendo "todos los días" de su vida mientras se encuentre con una "ley injusta". Asimismo, ha agregado que no se arrepiente de nada porque estaba haciendo "alegatos políticos". MENSAJES ENTRE 2015 Y 2017

La asociación Abogados Cristianos interpuso una denuncia contra el actor por unos mensajes publicados en su perfil de la red social Facebook en 2015 y 2017 en los que insultaba a Dios y a la Virgen, y pide 22 meses de multa para él. Concretamente, Toledo afirmó en la red social, después de criticar el juicio contra las tres mujeres acusadas por la llamada 'procesión del coño insumiso': "Yo me cago en dios y me sobra mierda pa cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María".

La Fiscalía y su defensa piden su absolución por estos hecho, al situarlos en el marco de la libertad de expresión.

Durante la fase de instrucción, Willy Toledo fue llamado a declarar en tres ocasiones. Tras no acudir a las dos primeras citaciones por considerar que no había cometido "delito alguno" sino que había "ejercido su libertad de expresión", el pasado 12 de septiembre fue detenido por la Policía para asegurar su comparecencia en los Juzgados.

El juez del juzgado número 11 de Madrid concluyó en su auto, hecho público el 26 de septiembre, que los hechos objeto de instrucción podrían ser "constitutivos de un delito contra los sentimientos religiosos", haciendo alusión al artículo 525 del Código Penal.  

Etiquetas
Comentarios