Despliega el menú
Ocio y Cultura

tribunales

Juzgan a Willy Toledo por insultar a Dios y a la Virgen, a cuya advocación pilarista vejó también en 2015

El actor, para el que la Fiscalía pide la absolución, es acusado por una asociación de abogados cristianos.

Fotografía de archivo del actor Willy Toledo.
Fotografía de archivo del actor Willy Toledo.
Efe/Zipi

El actor Willy Toledo se sentará este lunes ante un juez por unos comentarios que publicó en 2017 en Facebook en los que insultaba a Dios y a la Virgen, hechos por los que le acusa una asociación de abogados cristianos, a diferencia de la Fiscalía, que pide la absolución.

"Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María", publicó el actor en esa red social en julio de 2017. Dos años antes, el 12 de octubre de 2015, Toledo también insultó a la Virgen del Pilar y a la Fiesta Nacional. El suceso tuvo gran repercusión en Zaragoza, donde incluso se organizó una recogida de firmas para declarar al actor persona 'non grata' en la ciudad. "En el afán que tiene este actor por llamar la atención ante su escaso talento interpretativo, ha insultado al conjunto de los españoles, cuya Patrona es la Virgen del Pilar, que reside en la Basílica del mismo nombre de Zaragoza y que celebra su día el 12 de Octubre, Fiesta Nacional de España", recoge la solicitud lanzada en el portal Change.org por el usuario Juan Antonio Gracia Negré.

Es uno de los comentarios por los que será juzgado este lunes a partir de las 11.30, acusado de un delito contra la libertad de conciencia y los sentimientos religiosos, y otro de obstrucción a la Justicia (por negarse a comparecer ante el juez de instrucción) por la Asociación Española de Abogados Cristianos.

"Me parece una aberración que se pueda judicializar a alguien por decir 'Viva Franco', por negar el holocausto o por decir que los negros son monos"
"Me parece una aberración que se pueda judicializar a alguien por decir 'Viva Franco', por negar el holocausto o por decir que los negros son monos"

Es la única acusación de la causa y pide 22 meses de multa para él. La Fiscalía, por contra, considera que los hechos "no son constitutivos" de delito.

En un cambio de criterio que contrastó con el mantenido a lo largo del procedimiento, el fiscal pidió en 2018 el archivo del caso al sostener que los comentarios del actor "pueden ser considerados de dudoso gusto" o "irrespetuosos" con los que "profesan la religión católica, pero no puede mantenerse que constituyan un delito de escarnio".

En sus comentarios, el actor también tildó de "energúmena" a una magistrada de Sevilla que abrió juicio a tres mujeres por participar en "la procesión del coño insumiso", en la que portaron "una vagina de látex de grandes dimensiones". Fueron absueltas por un juzgado.

En ese contexto fue cuando el actor, que llegó a ser detenido tras negarse a comparecer en dos ocasiones, publicó su mensaje en referencia a Dios y a la Virgen.

Su defensa, ejercida por Endika Zulueta, siempre ha criticado duramente la acusación al considerar que las expresiones de Toledo "pueden resultar malsonantes" u "ofender" pero "están amparadas por la libertad de expresión, máxime en el contexto de crítica política" en el que se enmarcaron.

"Si todas las expresiones que ofenden a alguien constituyesen delito, habría más personas dentro de las prisiones que fuera", sostiene el abogado, que recuerda que el Congreso dio el primer paso en octubre para derogar o reformar en el Código Penal los delitos de ofensas a los sentimientos religiosos, entre otros, iniciativa que se truncó con la disolución de las cortes.

Por su parte, la presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, subraya que "no existe el derecho al insulto" y que "hay 21 países de la Unión Europea que castigan" ese delito. Toledo, añade, "nunca se ha retractado, sino que ha seguido ofendiendo, por lo que no hay más opción que una condena económica".

Al procesarle, el juez consideró que los mensajes que Toledo publicó el 5 de julio de 2017 contenían "frases potencialmente ofensivas para la religión católica y sus practicantes". 

No es la primera vez que Toledo protagoniza un episodio de este tipo. En enero de 2012 asistió a una marcha que pedía la liberación de los presos etarras y a lo largo de los años se ha mostrado en repetidas ocasiones a favor de los miembros de la banda terrorista.

En marzo de ese mismo año fue acusado de un delito contra los trabajadores y daños y atentado contra la autoridad tras protagonizar un incidente en un bar de Madrid durante la jornada de huelga general del 29-M. La causa acabó siendo archivada pero el actor tuvo que declarar ante el juez.

En 2013, afirmó, en el marco de una entrevista, que iba a trasladar su residencia a Cuba porque España era "antidemocrática" y tenía un "sistema neoliberal que destruye los derechos sociales alcanzados en estos años de presunta democracia".

Etiquetas
Comentarios