Despliega el menú
Nacional

cataluña

Sánchez y Torra encabezarán la primera reunión de la mesa de diálogo este mes

El presidente ha insistido en que el camino que se inicia va a ser "largo" y "complejo", pero hay que hacer este recorrido "paso a paso".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra, se han comprometido a poner en marcha este mes la mesa de diálogo entre Gobiernos y serán ellos dos quienes la encabecen y carecerá de la figura de un mediador.

Sánchez y Torra se han reunido en el Palau de la Generalitat durante una hora y media en este primer encuentro tras más de un año, en el que han acordado la constitución de la mesa y han coincidido en su compromiso de que el diálogo eche a andar, a pesar de admitir lo alejados que siguen sus planteamientos sobre Cataluña.

De autodeterminación y presos políticos quiere hablar Torra en esa mesa, mientras Sánchez apuesta por mejorar el autogobierno. Una muestra, señalaba el presidente del Gobierno, de lo dispares que son las posiciones de ambos.

Sánchez, además, ha llevado a la reunión un documento de 44 puntos con el que el Gobierno ha tratado de dar respuesta a las demandas que a lo largo de los años han hecho los últimos tres presidentes de la Generalitat -Artur Mas, Carles Puigdemont y Quim Torra-.

El presidente catalán le regala a Sánchez un libro sobre libertad y otro sobre derechos humanos

Sin mediador 

Torra ha insistido en que las cuestiones de ese documento que no hablen del conflicto catalán -las más sectoriales- se traten en la Comisión Bilateral Gobierno-Generalitat, que también se celebrará este mes de febrero o incluso podrían resolverse, en su opinión, "en un solo Consejo de Ministros".

Pedro Sánchez, después del encuentro, ha subrayado que comienza una nueva etapa, la de la búsqueda del "reencuentro", y ha insistido en la disposición de ambas partes por poner en marcha un diálogo "honesto, abierto y respetuoso" tras una década de desencuentro y conflictos que ha dado un "balance lamentable".

"Nadie ha ganado y todos hemos perdido" en este tiempo, ha insistido el jefe del Ejecutivo, quien ha pedido "generosidad, paciencia y determinación" ante este diálogo que, como ha reconocido, no será nada fácil.Ha sido Sánchez el que ha confirmado que la mesa de diálogo entre gobiernos no tendrá mediador, como reclamaba parte del independentismo.

Porque mientras ERC no explicita ahora que el mediador sea una condición para este diálogo, JxCat sí lo había puesto sobre la mesa: en los últimos días la propia consejera de la Presidencia, Meritxell Budó, lo planteaba como una "garantía" necesaria.

"El mediador serán los 47 millones de españoles", que serán "testigos" de dicho diálogo "sincero, franco y transparente", ha dicho Pedro Sánchez descartando así esta figura para la mesa.

Y ha admitido por otro lado que seguirá habiendo sectores contrarios al entendimiento con la Generalitat, que seguirán defendiendo "la imposición" como única forma de resolver el conflicto, pero ha apostado por superar esas resistencias porque son "muchos más", ha considerado, los que quieren el entendimiento.

"El camino no va a ser fácil, no va a ser rápido hay heridas muy profundas, llevará tiempo y esfuerzo" y todo ello es razón para que comience "cuanto antes", ha señalado Sánchez.

El presidente de la Generalitat, por su parte, ha pedido evitar generar "falsas expectativas" con la mesa de diálogo entre gobiernos.

Pero ha dejado clara, eso sí, su intención de encabezar junto con Sánchez esta mesa que fue fruto del acuerdo de investidura entre socialistas y ERC y ante la que en un principio Torra y su partido, Junts per Catalunya, se mostraban reacios.

Y aunque Sánchez sugería en su comparecencia que estará en la primera reunión de la mesa, Torra, ha considerado que ambos deben continuar en todos los encuentros que se celebren. Lo contrario, ha dicho, no contribuirá en el mismo grado a la "resolución del conflicto político" porque carecería del "liderazgo" de "quienes representan en estos momentos Cataluña y España".

El president ha insistido en que la mesa debe abordar dos cuestiones que están en "la raíz del conflicto político", y que son el "ejercicio del derecho a la autodeterminación" y el "fin de la represión"."Sobre autodeterminación me ha trasladado que 'autogobierno dentro de la Constitución' y no he tenido respuesta sobre el fin de la represión", ha explicado Torra tras su encuentro con Sánchez.

Una hora y media ha durado este encuentro en el Palau de la Generalitat que ha arrancado con puntualidad a mediodía cuando Sánchez ha sido recibido por Torra a las puertas del Palau de la Generalitat en la plaza Sant Jaume, en un gesto inusual, para dar relieve al rango institucional de la cita.

Embajadas

En el capítulo que dedica Moncloa a la Cooperación, destaca la disposición del Gobierno de escuchar y atender las demandas de la Generalitat sobre resoluciones y textos legislativos "pendientes de recurso o de sentencia". Aunque matiza que el Gobierno respetará la independencia y las resoluciones del Poder Judicial.

En cuanto a las embajadas, le da un "sí con matices", al dejar claro que las delegaciones de la Generalitat en el exterior deben ajustarse a los principios contenidos en la Ley de Acción y Servicio Exterior del Estado.

Pero el Gobierno también se muestra dispuesto a descentralizar las ayudas y subvenciones y está abierto a negociar la unidad de mercado en el marco de la Comisión bilateral Generalitat-Estado.

Destaca, además, la propuesta de Pedro Sánchez de avanzar en el "corto plazo" en materia de becas, compensaciones por nuevas plazas judiciales y reclamaciones administrativas.

La propuesta dice estar abierta también a negociar en la Comisión Bilateral otras cuestiones como la reforma del sector eléctrico y el apoyo a la industria; la política comercial; derogar el voto rogado para facilitar el voto de los residentes en el exterior; se compromete a reformar el sistema de financiación local; colaborar en materia cultural; negociar la Ley del Deporte; negociar el IVA deducible de la Corporación Catalana de Medios y el multiplex --emitir por todas las plataformas posibles-- de la citada Corporación; el apoyo a los Juegos Olímpicos de Invierno para 2030 y el apoyo al Mobile World Congress en Barcelona. 

Educación

En cuanto a las políticas sociales y los servicios públicos, el documento deja claro que la nueva Ley de Educación contendrá la normativa que afecta al modelo de escuela catalana y se abre a negociar la gestión autonómica del 0,7 por ciento del IRPF para fines sociales; así como a negociar las leyes del tercer sector y del voluntariado y el Fondo de Ayuda Europeo para las Personas más Desfavorecidas (FEAD).

El Gobierno admite también negociar en la comisión bilateral las tasas judiciales y asistencia jurídica gratuita y la financiación de los Mossos. De hecho, se compromete a incluir en los Presupuestos el coste del incremento de la plantilla, así como la financiación del sistema nacional de salud y el de Dependencia, que considera como un área "prioritaria".

También se recogerá en el proyecto de Presupuestos para 2020 la mejora de las políticas activas de empleo y el apoyo a los Centros Especiales de Trabajo. A ello se añade la voluntad de mejorar la coordinación con las CCAA para mejorar la atención a los refugiados, además de crear un fondo de Asilo, Migración e Integración en colaboración con las comunidades autónomas; un programa de desarrollo rural para abordar el reto demográfico; la asistencia sanitaria universal básica y la lucha contra la pobreza energética. 

Inversión para El Prat

En el capítulo de las infraestructuras, Pedro Sánchez le ha llevado a Torra el compromiso de invertir 1.500 millones en el aeropuerto de El Prat en los próximos años, en la nueva ciudad aeroportuaria y avanzar en iniciativas como el Corredor Mediterráneo, las estaciones de Sants y La Sagrera y el Plan de Rodalíes, con partidas específicas en los Presupuestos de 2020.

También se compromete a impulsar las infraestructuras portuarias con nuevos accesos viario y ferroviarios al puerto de Barcelona y el desarrollo de políticas de vivienda.

Finalmente, Sánchez ha prometido a Torra que agilizará "lo máximo posible" las solicitudes de ayudas presentadas para las provincias afectadas por los incendios de la Ribera del Ebro, la DANA y la borrasca Gloria. Se encuentran en su mayoría en fase de instrucción. 

Etiquetas
Comentarios