Despliega el menú
Nacional

debate de investidura

Iglesias agradece a los presos y "exiliados" del procès su labor para posibilitar el acuerdo

El líder de Podemos: ""Me consta que muchos, desde la prisión, han trabajado para defender el acuerdo y diálogo".

Pablo Iglesias.
Pablo Iglesias.
Juan Carlos Hidalgo/EFE

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha ensalzado este sábado "la profundidad de las convicciones democráticas" de los políticos catalanes presos y "en el exilio" por el procés y ha agradecido que hayan trabajado desde la cárcel por el acuerdo para impulsar un Gobierno progresista en España.

"Me consta que muchos, desde la prisión, han trabajado para defender el acuerdo y el diálogo, y desde esta tribuna quiero darles las gracias", ha asegurado Pablo Iglesias durante su intervención en el pleno de investidura.

Iglesias, no obstante, ha señalado la distancia que le separa de los independentistas y ha dicho que querría convencerles para que dejaran de serlo.

"Me encantaría convencerles de las posibilidades de construir juntos un país diverso, de impulsar juntos el republicanismo en este país", ha indicado Iglesias, que sin embargo sí ha remarcado como similitudes los valores democráticos y sociales que les unen con ERC "para mejorar la vida de la gente, hablen la lengua que hablen".

Iglesias se ha mostrado además convencido de que el Ejecutivo tendrá muchos enemigos de los poderes económicos, "algaradas callejeras" y también a quienes pondrán por delante su visión reaccionaria frente al derecho.

"El próximo Gobierno deberá defender la democracia con la ley, con la ley y con la ley", ha asegurado Iglesias, que se ha dirigido al presidente en funciones, Pedro Sánchez, para decirle que estará al frente de una coalición progresista histórica.

"Para nosotros es un honor caminar junto a vosotros. Sí, se puede, adelante, presidente", ha finalizado su discurso Iglesias para acto seguido dirigirse al socialista para darle un abrazo.

Por su parte, el portavoz de En Comú Jaume Asens ha destacado el "reto gigante" al que se enfrenta el próximo Gobierno porque lo que está en juego "no es quien será el futuro presidente, sino la convivencia entre los pueblos y la democracia", ha afirmado.

A su juicio "sería más fácil permanecer en la oposición sin marcharse, pero la situación es excepcional y hay que arriesgarse".

Asens ha recurrido a su experiencia en Cataluña para reclamar un país en el que "no se apalee a la gente indefensa al grito de 'a por ellos'" y ha instado a la ciudadanía a controlar el nuevo Gobierno al pedirles: "No nos dejéis solos cuando la derecha vuelva a agitar sus banderas para agredirnos, vigiladnos y ser exigentes".

Etiquetas
Comentarios