Nacional
Suscríbete por 1€

Negociaciones postelectorales

Pablo Casado oficializa su 'no' a Pedro Sánchez: "El PP no puede blanquear un gobierno con comunistas"

En este encuentro, Casado trasladó personalmente al candidato socialista su 'no' a facilitar su investidura.

El jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado, han mantenido una reunión que comenzó a las 9.40 en el Congreso de los Diputados y duró aproximadamente media hora. Ambos se han dado un apretón de manos pero han posado con gesto serio ante las cámaras y medios gráficos.

El líder del PP, Pablo Casado, ha criticado este lunes que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, solo está esperando "un certificado" de ERC desde la cárcel para rubricar el acuerdo que libremente ha elegido con Unidas Podemos y el PP sigue negándose a abstenerse ante este pacto.

Tras la reunión que ha mantenido con Sánchez ha asegurado que el PP "no puede abstenerse ante un Gobierno socialista con los comunistas de Podemos, que sería letal para España".

Sánchez ha abierto con Casado la ronda de consultas para hablar de la investidura después de haber sido formalmente designado por el Rey candidato a la Presidencia del Gobierno. Este lunes se ve también con la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas y a partir de este martes contactará por teléfono con los presidentes autonómicos.

Casado ha recriminado que la "única alternativa" que Sánchez le ha planteado en este encuentro es que el PP se abstenga para facilitar este acuerdo de Gobierno "que libremente ha elegido para excluir al PP", algo que el líder de los populares se ha tomado "casi como un insulto".

Porque el PP no puede ser el partido que "blanquee" este pacto, según Casado, ni acepte el "simulacro" que cree que está haciendo Sánchez para ocultar que está instalado "en el no es no" a cualquier opción que suponga romper su precacuerdo con Unidas Podemos.

Ha insistido en que Sánchez cuenta con otras alternativas para no depender de ERC, una de ellas es un Gobierno en solitario del PSOE con los apoyos que intentó Sánchez en 2016 -Ciudadanos y Unidas Podemos- y otra con el apoyo de los partidos de izquierda y regionalistas, con la abstención también de la formación naranja.

De esta última manera tendría "más síes que noes", ha apuntado Casado, quien ha dicho que el PP mantiene su oferta de facilitar posteriormente la estabilidad de cualquiera de estos dos Ejecutivos a través de un total de once pactos de Estado, que incluirían la aprobación de los presupuestos.

Así, ha manifestado que "no entiende" la vía alternativa que plantea la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas -para que tanto su partido como el PP se abstengan en la investidura de Sánchez- y ha asegurado que, por su parte, él defiende la gobernabilidad de España y no va a "jugar de farol" en estas circunstancias.

Para el presidente del PP Sánchez "aún está a tiempo" de elegir alguna de las dos opciones planteadas, que no requieren el apoyo de los independentistas, pero también se ha mostrado convencido de que "a la cuarta va a ser la vencida" y el candidato socialista conseguirá su investidura gracias a ERC.

Por eso, ha indicado que se va "más preocupado" de lo que entró en la reunión, en la que ha preguntado hasta cinco veces a Sánchez si la única otra opción que le planteaba era la abstención del PP al Gobierno con Unidas Podemos con el apoyo independentista "y la respuesta ha sido sí".

Ante esta actitud Casado ha concluido que "Sánchez lo único que está esperando es el certificado que venga desde la cárcel para rubricar un acuerdo que libre y voluntariamente ha elegido para excluir al PP" y, con este objetivo ha evitado cualquier contacto con este partido desde las elecciones.

Y ha advertido al candidato socialista que si piensa que va a "domesticar al tigre" del independentismo está muy equivocado porque "acabará devorado" por él y tampoco puede pedir que el PP que "entre en la jaula".

Ha vuelto a denunciar que Sánchez se está situando "fuera de la Constitución" con las cesiones que cree que está haciendo a los independentistas, y tras las conclusiones del congreso del PSC de este fin de semana, y no puede pretender que el PP actúe de "palmero" de esta intento de "desbordamiento" de la Carta Magna.

En este encuentro, Casado trasladó personalmente al candidato socialista su 'no' a facilitar su investidura, pero que está abierto a llegar a acuerdos en temas clave para España y pactos de Estado que faciliten la gobernabilidad.

El pasado sábado, en la comida de Navidad del PP, Casado elevó el tono contra Sánchez. "Que no espere nada el lunes porque va a encontrar un partido que es la alternativa para acabar con esta deriva nacionalista y anticonstitucional de un socialismo que ha perdido su esencia", afirmó rotundo. 

En esta ronda de contactos de Sánchez no participará Vox, que ha alegado que no se sentará con el PSOE a hablar de la investidura mientras los socialistas sigan negociando con "los enemigos de España".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión