Despliega el menú
Nacional
Cumbre del clima 2019
Patrocinador oficial:

cumbre del clima 2019

Una mirada crítica a la educación ambiental en España

"Solamente una sociedad crítica que cuente con información puede ser vector de cambio", ha recalcado Ribera.

Testimonios Cumbre del Clima. COP25 [[[20M FOTOGRAFOS]]]
Testimonios Cumbre de del Clima.
Jorge Paris

El propósito de avanzar en educación ambiental en España, con una mirada crítica hacia cómo se ha tratado el tema en las últimas cuatro décadas, centra el informe 'Hacia una Educación para la Sostenibilidad. 20 años después del Libro Blanco de la Educación Ambiental en España', presentado este miércoles en la Cumbre del Clima en Madrid.

Este documento servirá como punto de partida al Plan de Acción de Educación Ambiental para la Sostenibilidad impulsado por el Ministerio para la Transición Ecológica, cuya titular en funciones, Teresa Ribera, sorprendida por la cantidad de público presente en el acto, ha recalcado que “solamente una sociedad crítica que cuente con información puede ser vector de cambio”.

En su intervención, ha agradecido la movilización y concienciación medioambiental en la sociedad española porque “siempre nos hemos sentidos quijotes en un mundo incomprendido, no sabíamos si la gente entendía lo que hacíamos o nos veían como marcianos, pero la piscina tenía más agua de lo que nos creíamos”.

El informe “es una mirada crítica de lo que ha sido la educación ambiental en estos años, un dossier que aborda temas como la educación ambiental en un país con un sistema descentralizado, o cómo implementarla en las escuelas, hasta cómo sensibilizar a la ciudadanía”, ha explicado la presidenta de la Red Española para el Desarrollo Sostenible, Leire Pajín.

El documento se focaliza en averiguar qué es lo que se ha hecho mal durante los cuarenta años de existencia de la educación ambiental y en analizar los fallos mediante diferentes autores que invitan a la reflexión.

Y es que “la reflexión y la crítica es fundamental para enfocar un nuevo plan de acción”, a juicio de Javier Benayas del Álamo, catedrático del Departamento de Ecología de la Universidad Autónoma de Madrid.

Por su parte, Carmelo Marcén, maestro y doctor en Geografía por la Universidad de Zaragoza, ha arremetido contra los desarrollos curriculares, hasta el punto de considerar “necesario destruir” estos mecanismos diseñados para la evaluación de materiales en la enseñanza.

No obstante, ha querido recordar que su propuesta ha fracasado durante estos últimos años “así que -ha añadido- no os hagáis ilusiones”.

El evento ha logrado congregar a un amplio abanico de personas vinculadas con la educación ambiental, desde presidentes y directores de organizaciones hasta técnicos y profesores, que han recordado la importancia de una buena enseñanza al respecto de la sociedad.

Miriam Leire, profesora y coordinadora del colectivo Teachers for Future, ha hecho un llamamiento para que se imparta educación ambiental en el aula con un temario estructurado y “sin tener que cambiar las enseñanzas por compañeros docentes negacionistas” .

Además, ha destacado que “la transición ecológica es también una transición social y al final pagarán los de siempre, los más vulnerables”.

El Libro Blanco es el marco de trabajo de todos los educadores de esta materia. Aunque fue publicado hace veinte años, ya se “evidenciaba la falta de profesionalidad de este sector”, ha recordado Serafín Huertas Alcalá, técnico en educación ambiental, quien ha destacado que "una transición ecológica no es posible sin los educadores”

Los expertos han concluido que, a pesar de las estadísticas que enfatizan que la sociedad actual aparenta estar más concienciada con los problemas medioambientales, estas cifras no reflejan la realidad y aún queda mucho por hacer.

Etiquetas
Comentarios