Despliega el menú
Nacional

Unos bañistas auxilian a 24 inmigrantes llegados en patera a una playa canaria

Los inmigrantes llevaban de cuatro a cinco días en el mar, con malas condiciones de oleaje, y habían salido desde la costas de Marruecos. Varios han sido derivados a hospitales al presentar mareos y deshidratación.

Una bañista atiende a una mujer inmigrante llegada en patera.
Una bañista atiende a una mujer inmigrante llegada en patera.
BORJA SUAREZ/Reuters

Veinticuatro personas, entre ellas tres bebés y tres menores más, han llegado este viernes en patera a la playa del Águila, en Gran Canaria, 13 de los cuales han sido derivados a centros sanitarios al presentar deshidratación, mareos y cuadros de vómitos tras cinco días en el mar. Fueron varios bañistas que se encontraban en la playa quienes auxiliaron en un primer momento a los recién llegados, hasta que los servicios de emergencia se encargaron de ellos.

Según ha informado la Cruz Roja, la peor situación corresponde a uno de los bebés, que ha sido evacuado con vómitos y fiebre al Hospital Materno-Infantil de Las Palmas de Gran Canaria.

En la patera viajaban seis menores, diez varones adultos y ocho mujeres -dos de ellas embarazadas-, que desembarcaron por sus propios medios en la playa del Águila, en la localidad turística de San Agustín, antes de que llegaran las asistencias.

En este caso, la barquilla traía tanto ocupantes de origen magrebí (11), como subsaharianos (13), algo que no suele ser frecuente en las pateras que llegan a las islas.

"Bastantes de ellos han llegado con dolores abdominales, con ampollas y cansados", ha detallado el vicepresidente de Cruz Roja en Canarias, Gerardo Santana Cazorla.

Cuatro o cinco días en el mar

Los ocupantes de la patera han relatado a los sanitarios y agentes de las fuerzas seguridad que los han atendido en la misma playa que llevaban de cuatro a cinco días en el mar, con malas condiciones de oleaje, y que habían salido desde la costas de Marruecos.

A lo largo de las dos últimas semanas han llegado a Gran Canaria varias pateras que han puesto a prueba la capacidad de acogida de la isla, obligando a la Delegación del Gobierno a reabrir a media capacidad el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Barranco Seco, que estaba en remodelación, para poder atenderlos.

La situación también ha llevado a Cruz Roja a reforzar sus medios. "Ha sido bastante complejo, pero Cruz Roja Española está capacitada para atender a estos y al doble, si llegan. Estamos bien y atenderemos a cuantos lleguen, porque es nuestra misión", ha señalado el vicepresidente de la entidad en las islas.

Etiquetas
Comentarios