Despliega el menú
Nacional

elecciones 2019

La campaña 'canina' o cómo los políticos posan en redes sociales con sus mascotas

Antes que el líder de ciudadanos, otros dirigentes políticos y presidentes han hecho uso de sus animales de compañía para aumentar su popularidad. 

Albert Rivera con su perro Lucas.
Albert Rivera con su perro Lucas.
Instagram

La imagen de Albert Rivera con su perro Lucas ha revolucionado las redes sociales en los últimos días, si bien el líder de Ciudadanos no es el primero ni el último que utiliza a su mascota para aumentar su popularidad

En España, cuatro de cada 10 hogares tienen un animal de compañía, así que la presencia de estos animales junto a los políticos, sobre todo cuando están en campaña, es cada vez más habitual. 

Rajoy usó ya esta "baza" en septiembre de 2015 (las elecciones fueron en diciembre), al presentar en el 'Programa de Ana Rosa' a su perro Rico, un pointer inglés blanco y negro que le regaló un vecino tras ganar las elecciones del 2011. Los asesores del entonces presidente explotaron su imagen en redes sociales compartiendo diversas instantáneas del animal en los jardines de La Moncloa. 

Más adelante se sumaría a esta moda el actual presidente en funciones, Pedro Sánchez, quien ya convivía con Turca, una perra de aguas blanca y negra, cuando se puso al frente del Gobierno. El dirigente socialista presentó a su mascota en redes sociales en diciembre de 2017, y desde entonces ya ha protagonizado alguno que otro vídeo con ella. 

También el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha posado con sus mascotas en redes sociales en varias ocasiones. En 2017, con motivo del Día Mundial del Perro, compartió unas imágenes en actitud cariñosa con sus animales domésticos y las acompañó de un fragmento de Pablo Neruda. "Y yo, materialista que no cree en el celeste cielo prometido para ningún humano, para todo perro creo en el cielo", publicó en Twitter citando al escritor chileno. 

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, no tiene perro, pero en una entrevista en ‘El Hormiguero’ en abril de este año aseguró que le había prometido a sus hijos que les "compraría" uno si ganaba el "concurso", el término que utiliza con ellos para referirse a las elecciones. El anuncio no tardó en reportarle críticas en redes sociales por parte de los animalistas, que le recordaron que los perros "se adoptan", y no se compran. 

Etiquetas
Comentarios