Despliega el menú
Nacional

Tensión, cargas de los Mossos y decenas de vuelos suspendidos en El Prat

Numerosos viajeros, y también miembros de la tripulación, han tenido que caminar con sus maletas hasta la terminal, después de la llamada de los CDR a paralizar el aeropuerto de Barcelona.  

La tensión entre manifestantes y fuerzas de seguridad, las carreras y las cargas policiales en el aeropuerto de El Prat han protagonizado las imágenes de la primera jornada de protestas del independentismo contra la sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés.

Los independentistas estaban convocados a ocupar el espacio público en cuanto se conociera la sentencia y la primera consigna del denominado Tsunami Democràtic ha llegado a las 13.00 con una directriz clara: ocupar y bloquear el aeropuerto Josep Tarradellas de Barcelona.

Los accesos a la infraestructura quedaron colapsados a primera hora de la tarde, cuando una riada de manifestantes inundó la entrada por carretera desde la C-31, mientras que el transporte público hacia el aeropuerto (Cercanías y Metro) también sufrió afectaciones y retrasos.

Por eso, algunos de los manifestantes, en su mayoría estudiantes, han optado por hacer el recorrido a pie, ya sea desde el centro de Barcelona o desde las estaciones de Metro más cercanas que estaban abiertas, en El Prat de Llobregat.

Esta riada ha provocado una escena nunca vista hasta ahora en la ciudad: turistas empujando sus maletas por una autopista vacía de coches y llena de manifestantes que avanzaban hacia la Terminal 1 del aeropuerto en actitud festiva y reivindicativa.

Este ambiente se ha truncado al llegar a una Terminal 1 blindada por la Policía Nacional y los Mossos d'Esquadra. Ha sido entonces cuando se han producido los primeros momentos de tensión, con cargas policiales, carreras y un número indeterminado de identificados.

En la instalación aeroportuaria, los manifestantes se han concentrado en la parte baja y en los accesos desde el aparcamiento, también tomados por una Policía que solo dejaba acceder a la infraestructura a pasajeros con billete de avión o a algunos periodistas.

En estos puntos se han producido momentos de tensión cuando los concentrados, que han levantado una barricada con carritos de aeropuerto, han intentado acceder al interior de la terminal y la Policía y los Mossos d'Esquadra han cargado de nuevo contra ellos.

Ha sido allí, en El Prat, donde los Mossos d'Esquadra han detenido a un manifestante. Ha sido en el vestíbulo de la línea L-9 del metro, cuando pretendía acceder al aeropuerto, por "atentado a agente de la autoridad", según ha informado la policía catalana.

Y, dentro del aeropuerto, los pasajeros desconcertados se contaban por miles, que miraban la escena con estupor y resignación mientras deambulaban por la Terminal.

Algunos de ellos, como Elisabeth Jones, se mostraban visiblemente enfadados y frustrados por la falta de información y por no poder abandonar el aeropuerto.

"Llevo más de cinco horas aquí y no sé cuándo voy a poder salir", ha dicho a Efe esta turista galesa que ha venido a Barcelona a pasar dos días de vacaciones.

Cientos de personas se han concentrado en el Aeropuerto de Barcelona con la intención de ocuparlo, tras una convocatoria hecha a través de redes sociales que llama a la "toma independentista" de El Prat.

Las protestas de colectivos independentistas contra la sentencia han provocado la cancelación de más de 60 vuelos, según ha informado Aena. Fuentes de Vueling, la principal aerolínea de El Prat, han asegurado a Efe que estas protestas, que están provocando el corte de la C-31, dificultan tanto la llegada de tripulaciones de las aerolíneas, como de trabajadores del propio aeropuerto y de pasajeros, y han añadido que han tenido que cancelar por ahora 15 vuelos con salida desde Barcelona.

Fuentes de Vueling no descartan que haya más cancelaciones ante la dificultades de las tripulaciones y los aeropuertos para llegar a El Prat.

Además, manifestantes independentistas han construido sendas barricadas en las vías del AVE y Rodalies al sur de Gerona, donde han interrumpido la circulación de ambos transportes en protesta por la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 1-O.

Varias personas han colocado grandes objetos metálicos y de madera sobre los raíles, y un tren de Rodalies ha quedado parado en la vía, en la zona de la Avellaneda, mientras que en las vías del tren de alta velocidad han encendido una hoguera.

Los mismos grupos han cortado la AP-7 a la altura de Gerona. Al menos un millar de personas han entrado a pie a la autopista y han cortado ambos sentidos.

13 heridos, ninguno de ellos de gravedad 

Durante la jornada, el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha atendido a 13 personas, 10 de ellas en la Terminal 1 del aeropuerto de El Prat. Fuentes del SEM han asegurado que ninguna de las personas atendidas revestía gravedad, aunque dos de las que han sido socorridas en la T1 han tenido que ser trasladadas a un centro hospitalario.

Por otro lado, varias columnas de estudiantes han marchado desde las universidades de la ciudad y el entorno hasta el lugar, cortando vías principales como la avenida Diagonal, y en la plaza se concentran personas de todas las edades con banderas estelades y carteles con la inscripción 'Libertad presos políticos'.

La plaza de Cataluña y las calles adyacentes han quedado llenas de gente, muchas con camisetas amarillas, y han gritado consignas como: "1-O ni olvido ni perdón", "este juicio es una farsa" y por la libertad de los presos políticos.

La zona ha estado vigilada por un helicóptero policial que ha recibido abucheos de los concentrados, y también manifestantes durante las marchas han gritado "fuera la bandera española" a banderas colgadas en el balcón. 

En torno al mediodía, los Mossos d'Esquadra han ordenado a Renfe y a TMB cerrar el servicio de trenes de Rodalies y de Metro al aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Renfe ha informado de esta circunstancia en un comunicado mientras Transportes Metropolitanos de Barcelona lo ha hecho a través de su cuenta de Twitter.

Primeras protestas

Unas 2.000 personas se han concentrado este mediodía ante el TSJC para protestar contra la sentencia del 'procés', en un acto en el que han confluido Òmnium Cultural y los Comités de Defensa de la República (CDR), y en el cual el vicepresidente de la primera entidad, Marcel Mauri, ha invitado a los catalanes a autoinculparse.

Los concentrados se han mantenido a varios metros de distancia del edificio del TSJC, que ha sido protegido por los Mossos d'Esquadra, y se han colocado vallas de seguridad en torno al perímetro de la sede judicial.

Entre gritos de "independencia", "libertad presos políticos", "no estáis solos" y "lo volveremos a hacer", los participantes en la protesta enarbolaban esteladas y algunas pancartas, y han aplaudido la intervención realizada por el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, desde un escenario improvisado.

Según Mauri, "hoy el Estado dicta venganza contra un movimiento político, el soberanismo catalán, por haber defendido sin violencia las libertades de este país, pero también contra las instituciones y los líderes políticos que organizaron el 1-O, y contra la sociedad civil organizada".

Ha arremetido contra lo que ha calificado como "el régimen caduco que hay en el Estado español", y ha afirmado que "ante una sentencia ignominiosa que condena por sedición a diversos líderes políticos, y entre ellos a nuestro presidente, Jordi Cuixart, queremos reivindicar sus derechos y los de toda la población catalana".

En medio de las protestas contra la sentencia a los presos del Procés ante la delegación del Gobierno de la Generalitat en Tarragona, se ha producido un incidente con una mujer que ha acudido con una bandera de España. Uno de los participantes en la protesta se la ha arrebatado mientas la mujer increpaba a los manifestantes. Al intentar recuperarla, la mujer ha agarrado al hombre de la mochila y éste la ha tirado al suelo con el brazo.

"Es la hora de la revuelta popular"

Horas antes os Comités de Defensa de la República (CDR) han hecho este lunes desde las redes sociales un llamamiento a la "desobediencia": "Es la hora de la revuelta popular".

"Vuestra sentencia será vuestra condena. Es la hora de alzarnos contra el fascismo autoritario del Estado español y sus cómplices", han proclamado los CDR desde su cuenta oficial en Twitter.

Junto a un cartel en el que aparece un puño alzado, los CDR han llamado a responder a la sentencia del 'procés' "con desobediencia, poder popular y república".

En su primera convocatoria de protestas desde la publicación de la sentencia, los CDR han convocado una concentración ante la sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), bajo el lema 'Señalemos a los represores, señalemos la (in)justicia'. 

Tras conocer la sentencia del procés se han producido concentraciones y cortes de carreteras como muestra de apoyo a los políticos presos.
Tras conocer la sentencia del procés se han producido concentraciones y cortes de carreteras como muestra de apoyo a los políticos presos.
Agencias

En Barcelona

Manifestantes independentistas han cortado las principales arterías de Barcelona  y han interrumpido por espacio de casi una hora el servicio del tranvía (Tram) entre María Cristina y Zona Universitaria, informa la Guardia Urbana en su cuenta de twitter.

Tras el corte de la Vía Layetana, la Gran Vía y la ronda de Dalt a la altura de Montbau en Barcelona a primera hora de la mañana, manifestantes independentistas han ido cortando poco después las principales arterías de la capital catalana.

Los manifestantes han cortado la Avenida Diagonal, una de las principales vías de entrada y salida de Barcelona, en varios puntos de la misma, La Rambla en ambos sentidos, el Paseo Lluís Compnays -cercano al Parlament- también en ambos sentidos, el lateral del Paseo Vall d'Hebrón a la altura de Sant Rafael, la Avenida del Paralelo, la Vía Augusta o la ronda del litoral a la altura de Poble Nou en sentido Llobregat.

Además, un grupo de manifestantes ha cortado también en Barcelona un tramo del tranvía, entre las paradas de María Cristina y Zona Universitaria, que afectan a las líneas T1, T2 y T3, cuyo servicio ha sido restablecido al cabo de una hora, aunque sufre alteraciones.

Asimismo, se ha visto cortado el tramo del tranvía de estas tres líneas entre Pius XII y Zona Universitaria. 

(Consulte las últimas noticias relacionadas con la sentencia del 'procés')

Etiquetas
Comentarios