Nacional

política

El PSOE presiona con su ventaja en el CIS para que el resto apoye a Sánchez

El CIS ha situado a los socialistas al borde de la mayoría absoluta y el partido apela a la responsabilidad de los tres representantes restantes, de no bloquear el país.

Simancas anuncia que la elección del candidato empezará con una consulta a los militantes
Simancas, secretario general del grupo socialista.
PSOE

El PSOE ha utilizado este martes la nueva ventaja que le otorga el barómetro del CIS para presionar al resto de formaciones políticas con el fin de que apoyen al presidente en funciones, Pedro Sánchez, y eviten así unas elecciones en la que los españoles le podrían otorgar una "amplísima confianza".

"No hay derecho a que Casado, Rivera e Iglesias sigan bloqueando la formación del único gobierno posible", se ha quejado en el Congreso el secretario general del grupo socialista, Rafael Simancas, tras conocer que el Centro de Investigaciones Sociológicas sitúa al PSOE en cifras récord, al borde de la mayoría absoluta.

No ha hecho distinción hoy Rafael Simancas entre Unidas Podemos, que al menos hasta la pasada semana era su socio prioritario, y los líderes del PP, Pablo Casado, y de Ciudadanos, Albert Rivera: los ha citado según su número de escaños, de mayor a menor, cada vez que ha apelado a su responsabilidad para no bloquear el país.

"El PSOE quiere un gobierno ya, eso es lo que quiere la inmensa mayoría de los españoles", ha asegurado Simancas. Porque al margen de los intereses de su partido, según ha dicho, trabajarán "con dedicación y con plena intensidad" para evitar una repetición electoral, para lo que Pedro Sánchez llamará a los tres dirigentes.

Rafael Simancas ha expresado esta posición poco después de conocerse que el último barómetro del CIS sitúa al PSOE en cifras récord y al borde de la mayoría absoluta con un 41,3 por ciento en intención de voto directo, seguido por el PP, que mantiene el mismo porcentaje que en la anterior encuesta, con un 13,7 por ciento. Unidas Podemos y sus confluencias suben ligeramente, del 12,7 al 13,1 por ciento, superando a Cs, que caería hasta la cuarta posición.

Cinco días después de fracasar el intento de coalición con Unidas Podemos, Simancas se ha agarrado a las voces que en el seno del grupo de Pablo Iglesias, como IU y Anticapitalistas, piden explorar un acuerdo programático con los socialistas.

También en declaraciones a Radio Nacional, la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, ha desdeñado la posibilidad de concretar un gobierno de coalición con Unidas Podemos. Esa vía, ha dicho, "está cegada", y el PSOE para tener "estabilidad" parlamentaria deberá hablar "con partidos que están muy lejos" de la formación morada. "Estamos abiertos a negociar un programa", ha recalcado Calvo, que ha insistido en que la propuesta que hizo el PSOE "era bastante viable y buena" y se encontraron con un "no".

Una negativa con la que previsiblemente se toparán los socialistas si llaman de nuevo a la puerta de Pablo Iglesias para pedirle que facilite la investidura de Pedro Sánchez sin ceder a cambio ministerios. "El pacto programático con el PSOE ya se probó y fracasó", ha respondido el secretario de Acción de Gobierno y de Acción Institucional de Podemos, Pablo Echenique, en referencia al apoyo prestado por la formación morada a Pedro Sánchez en la moción de censura.

Sobre las divergencias internas en el seno del grupo, parte del cual presionó para votar sí a la investidura del socialista la pasada semana, Pablo Echenique ha expresado su "máximo respeto" pero ha dicho que en una reunión del grupo parlamentario "todo el mundo" dijo estar de acuerdo con la apuesta por la coalición.

Ni las presiones socialistas ni los datos del CIS han movido al PP de su línea habitual, y su líder, Pablo Casado, ha insistido en que su partido no se abstendrá en una posible nueva investidura de Pedro Sánchez ni siente "presión" para hacerlo. Además, ha asegurado tener la "conciencia muy tranquila" tras demostrar su "sentido de Estado" y su disposición a dialogar.

Tampoco de momento Ciudadanos deja ningún resquicio a abrir la puerta a una abstención, pues su portavoz adjunta en el Congreso, Melisa Rodríguez, ha urgido a Pedro Sánchez "a trabajar un poquito" este verano para lograr los apoyos necesarios en lugar de presionar con la repetición electoral.

Aunque al menos con Podemos no ha habido de momento contactos, los socialistas aseguran que su líder cumplirá y llamará a las tres fuerzas mayoritarias para apelar a que por responsabilidad faciliten su investidura.

Etiquetas
Comentarios