Nacional

Heraldo Saludable

Desarrollan un medicamento que reduce la progresión de la enfermedad renal en pacientes diabéticos

Los pacientes que fueron sometidos a esta nueva técnica presentaron también un menor riesgo por muerte cardiovascular.

La enfermedad renal afecta a unos 850 millones de personas a nivel mundial. De estos, 280 millones la sufren a como consecuencia de la diabetes.
pixabay

Un estudio desarrollado por la Asociación de Especialistas Renales Europeos (ERA-EDTA) ha demostrado que los inhibidores de la SGLT2 suponen un medicamento que ayuda al manejo y reduce la progresión de la nefropatía diabética, una enfermedad renal crónica presente en pacientes con diabetes.

El presidente de la ERA-EDTA, Carmine Zoccali, ha destacado que la enfermedad renal afecta aproximadamente a 850 millones de personas a nivel mundial. De estos, 280 millones la sufren a como consecuencia de la diabetes. Así, ha asegurado que los inhibidores de esta proteína son una terapia eficaz para estos pacientes.

La muestra del estudio estuvo formada por más de 4.000 pacientes con diabetes tipo 2 y enfermedad renal crónica con albuminuria ya en tratamiento. De este modo, fueron escogidos de manera aleatoria para recibir canagliflozina, un inhibidor oral de SGLT2. El ensayo tuvo que ser detenido antes de lo previsto debido al gran beneficio mostrado por este fármaco.

El seguimiento se llevó a cabo durante dos años, donde los resultados mostraron que la duplicación del nivel de creatinina o la muerte por causas renales disminuyó en un 34 por ciento. Asimismo, el riesgo de enfermedad renal terminar se redujo en un 32 por ciento. Además, los pacientes que fueron sometidos a esta nueva técnica presentaron también un menor riesgo por muerte cardiovascular.

"Muchas personas no saben que los pacientes con enfermedad renal crónica están tienen mayor riesgo de sufrir otros problemas de salud, como trastornos cardíacos. Por ello, es bueno saber que finalmente hay un tratamiento que no sólo reduce el riesgo de ser dependiente de la diálisis, sino que también mejora el pronóstico cardiovascular y la supervivencia", ha explicado Zoccali.

Por otra parte, antes de realizar esta investigación, el docente ya había demostrado que el riesgo de enfermedades renales en pacientes diabéticos y la enfermedad renal crónica podían reducirse significativamente con ambrisentán, un antagonista del receptor de endotelina que se utiliza en el tratamiento de la hipertensión pulmonar. En este sentido, el experto ha destacado que se puede alcanzar una reducción del riesgo de enfermedad renal crónica del 35 por ciento.

"Esto supone importantes noticias para los pacientes con nefropatía diabética. Durante años, ninguna nueva opción de tratamiento ha demostrado ser segura y eficaz y por lo tanto no se podría introducir ningún fármaco nuevo en la práctica clínica. Ahora tenemos dos nuevos tratamientos con diferentes objetivos de terapia, que incluso podríamos combinar", ha concluido.

Etiquetas
Comentarios