Nacional

elecciones generales

Abascal llena en La Coruña y vuelve a criticar que "les expulsaran" del debate

El líder de Vox ha criticado a la Junta Electoral Central (JEC) y al Gobierno por llamar al "cuerpo auxiliar para que nos expulsaran de un debate en el que teníamos derecho a estar".

El líder de Vox, Santiago Abascal, durante un mitin en La Coruña.
El líder de Vox, Santiago Abascal, durante un mitin en La Coruña.
Efe/Cabalar

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha llenado este lunes el Palacio de Exposiciones Palexco una hora y media antes del comienzo del primer debate electoral en televisión, sobre el que ha criticado que les "expulsaran" porque, ha subrayado, "teníamos derecho a estar".

Abascal ha criticado a la Junta Electoral Central (JEC) y al Gobierno por llamar al "cuerpo auxiliar para que nos expulsaran de un debate en el que teníamos derecho a estar", tras la decisión del árbitro electoral sobre estos espacios televisivos.

La JEC suspendió la propuesta que hizo Atresmedia de organizar un debate entre cinco candidatos, que incluía a Vox, porque lo consideró contrario al principio de proporcionalidad, pues este partido no tiene representación parlamentaria.

Tras esta decisión, se han organizado dos debates electorales a cuatro: uno en TVE este lunes, y otro en Astresmedia, el martes.

Sin hacer más comentarios sobre esta polémica por los debates, el líder de Vox se ha dirigido a un público entregado que ha llenado el Palacio de Exposiciones Palexco, con capacidad para 1.500 personas, muchos de los cuales han esperado durante una hora para poder entrar, mientras coreaban, entre aplausos, "¡Viva España!", "Que viva España" o "¡Viva la policía!".

De hecho, el acto ha empezado treinta minutos más tarde porque el líder de Vox, megáfono en mano, ha salido a la calle para dirigirse a los seguidores que ya no han podido entrar al recinto (otras 1.500 personas, según han informado los organizadores).

Abascal, en su único mitin en Galicia, ha concentrado gran parte de su intervención en criticar al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, al que ha calificado de "soberbio, altivo y un chuleta", y le ha advertido: "no voy a dejarle ir de rositas".

El dirigente de Vox ha reclamado que su partido pueda ofrecer sus mítines sin altercados "como hacen Pedro Sánchez y Pablo Iglesias" y ha censurado que se permitan las concentraciones contra sus mítines porque los están "estigmatizando", cuando -ha subrayado- "nosotros somos gente de orden y aunque nos dicen que no pasarán, ¡claro que pasaremos!, y pasaremos defendiendo la libertad de todos los españoles".

Mientras pronunciaba estas palabras, en el exterior un grupo de unas 600 personas -la mayoría jóvenes- coreaban consignas como "fascistas, fuera de nuestras calles", "Galiza ceibe, poder popular", "vosotros fascistas sois los terroristas", "Coruña será la tumba del fascismo", "puta España" o "qué poquitos sois".

Los simpatizantes de Vox respondían con vivas a España o "fuera, fuera, fuera".

El momento de mayor tensión se ha vivido cuando los manifestantes han forcejado durante unos segundos con la policía antidisturbios.

Etiquetas
Comentarios