Nacional

Gerona

Muere un niño de cuatro años ahogado al tragarse un globo

Sus padres le llevaron enseguida al hospital y los médicos intentaron salvarle con una traqueotomía, pero terminó falleciendo.

Hospital comarcal de Olot
Hospital comarcal de Olot
HA

Algo en apariencia tan inofensivo como un globo terminó el viernes con la vida de un niño de cuatro años en Olot (Gerona). El pequeño se tragó el elástico, sobre las 20.30, cuando jugaba en su casa con sus hermanos y enseguida empezó a mostrar síntomas de no poder respirar con normalidad. Angustiados al no poder ayudarle, sus padres le trasladaron de inmediato al Hospital Comarcal de Olot.

Al parecer, según informa el diario El Punt Avui, los médicos intentaron por todos los medios subsanar la obstrucción de sus vías respiratorias recurriendo, incluso, a practicarle una traqueotomía. Pero todos los esfuerzos resultaron inútiles, ya que el globo se hallaba un alojado en la tráquea del menor, pero por debajo del punto donde los sanitarios practicaron la operación, como confirmó la autopsia. El niño falleció en el centro hospitalario.

Los pediatras alertan el peligro que esconcen los globos de látex, ya que en caso de accidente, pueden quedar adheridos en las vías respiratorias, como le ocurrió al niño de Olot.

En la medida de lo posible, hay que evitar que los niños jueguen con globos deshinchados, masticándolos o estirándolos con los dientes. Además, al hincharlo, puede suceder que al inspirar profundamente para echar más aire dentro del globo, el plástico pueda aspirarse y quedar alojado en la garganta.

Etiquetas
Comentarios