Nacional

Ocho adelantos electorales y una repetición en 40 años

Suárez, González, Zapatero y Sánchez anticiparon comicios, algo que no hicieron nunca ni Aznar ni Rajoy.

Adolfo Suárez, ejerciendo su derecho al voto en las elecciones de 1979.
Adolfo Suárez, ejerciendo su derecho al voto en las elecciones de 1979.
EFE

El adelanto de las generales al 28 de abril, anunciado este viernes por Pedro Sánchez, es el octavo de unos comicios nacionales desde la aprobación de la Constitución hace poco más de 40 años, periodo en el que también ha habido que repetir una vez las elecciones.

De acuerdo con el artículo 115 de la Constitución, que regula el régimen de disolución de las cámaras, es el presidente del Gobierno, previa deliberación del Consejo de Ministros, y bajo su exclusiva responsabilidad, quien podrá proponer la disolución del Congreso, del Senado o de las Cortes Generales, que será decretada por el rey.

Se han convocado generales anticipadas en 1979, 1982, 1986, 1989, 1993, 1996, 2011 y 2019, durante los mandatos de Adolfo Suárez (UCD), que gobernó de 1976 a 1981; Leopoldo Calvo Sotelo (UCD), entre febrero de 1981 y octubre de 1982; Felipe González (PSOE), desde 1982 hasta 1996; José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011) y ahora Pedro Sánchez, que lleva en Moncloa desde junio pasado.

Por el contrario, ni José María Aznar (1996-2004) ni Mariano Rajoy (2011-2018), ambos del PP, anticiparon los comicios que dependieron de ellos.

No obstante, hubo que repetir las elecciones de diciembre de 2015 ya que no se consiguió formar gobierno y los nuevos comicios se desarrollaron en junio de 2016.

Esa fue, de hecho, la legislatura más breve y la única que no llegó a tener un presidente investido, aunque técnicamente no hubo un adelanto electoral, sino una repetición de los comicios, convocados en esa ocasión por el rey.

La actual legislatura se inauguró en julio de 2016, pero hasta finales de octubre Rajoy no consiguió ser investido presidente y formar un Gobierno que solo duró año y medio. En junio de 2018, Sánchez ganó la moción de censura que presentó contra él.

Tras la aprobación de la Constitución de 1978, Suárez adelantó las elecciones al 1 de marzo de 1979, en las que UCD logró de nuevo la mayoría.

En enero de 1981 Suárez dimitió y ocupó la presidencia Calvo Sotelo, durante cuya investidura se produjo el intento el intento de golpe de estado del teniente coronel Antonio Tejero.

Dos días después, Calvo Sotelo logró la mayoría y fue proclamado presidente del Gobierno. A causa de una crisis interna de UCD, también convocó elecciones anticipadas, que se celebraron finalmente en octubre de 1982.

Los resultados dieron la mayoría absoluta al PSOE de Felipe González, que gobernó hasta 1996 y que no concluyó ninguna de las legislaturas, aunque en algún caso el anticipo fue tan solo de cuatro meses.

Quince meses antes de agotar su mandado convocó comicios para marzo de 1996, tras la pérdida del apoyo parlamentario prestado por CiU al Gobierno desde los comicios anteriores.

El también socialista José Luis Rodríguez Zapatero acabó su primer mandado y adelantó las elecciones en el segundo (2008-2011), en plena crisis económica.

Zapatero comunicó el 29 de julio que las elecciones generales que debían celebrarse en marzo de 2012 se adelantaban unos meses, en concreto al 20 de noviembre, por "interés general" y para "proyectar certidumbre política y económica" sobre los siguientes meses.

El 20N, cargado de simbolismo al coincidir con el aniversario de la muerte de Franco, el PP ganó con mayoría absoluta y llevó a Mariano Rajoy a la Moncloa.

Etiquetas
Comentarios