Despliega el menú
Nacional

Sánchez convoca las elecciones generales para el 28 de abril

El presidente se ha reunido previamente con el Consejo de Ministros, que debe ser escuchado antes de que el jefe del Ejecutivo proponga la disolución de las Cortes.

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este viernes, en una declaración institucional desde La Moncloa, que las próximas elecciones generales tendrán lugar el 28 de abril, descartando así el 'súperdomingo' o el jueves 11 de abril, otra de las fechas que se venían manejando estos días. Esta decisión llega después de que el pasado miércoles el Congreso tumbase sus Presupuestos con los votos de PP, Ciudadanos y el secesionismo catalán.

Durante su discurso, el presidente ha hecho un repaso de su mandato, asegurando que su principal objetivo ha sido "reconstruir el estado de bienestar". Para ello, recuerda, se ha impulsado una nueva ley de protección de menores, se ha recuperado la universalidad de la sanidad pública, actualizado las pensiones y reforzado los recursos contra la pobreza infantil. Asimismo, ha hecho hincapié en la subida del salario mínimo interprofesional y el aumento del apoyo a los desempleados.

También ha tenido palabras para la oposición a la que ha acusado de tumbar "unos Presupuestos sociales" por utilizar "las instituciones con intereses partidarios". Ha criticado que hayan detenido leyes importantes en su tramitación en el Congreso como la ley de la Eutanasia o la derogación de la 'ley mordaza'.

Pedro Sánchez ha justificado la decisión de convocar elecciones para el próximo mes de abril alegando que "entre no hacer nada" y seguir gobernando con el presupuesto prorrogado de Mariano Rajoy o "dar la palabra a los españoles" prefiere la segunda opción, porque España debe "continuar avanzando y progresando". El presidente ha explicado que esa es la "clara disyuntiva" a la que se ha enfrentado su Gobierno y él como presidente en las últimas horas, tras haber "bloqueado" el Congreso sus presupuestos.

Para Sánchez, un Gobierno tiene la obligación de cumplir con su tarea, que es aprobar leyes y "avanzar", y cuando esto no es posible por el bloqueo parlamentario y el rechazo de los presupuestos hay que "tomar decisiones".

No obstante, ha considerado que hay "derrotas parlamentarias" como la de los presupuestos que son "victorias sociales" porque los ciudadanos ya conocen cual es la "hoja de ruta" y los proyectos del Ejecutivo socialista.

Tras su anuncio, el presidente del Ejecutivo ha hecho un llamamiento a los españoles, en el que podría considerarse su primer acto de campaña, alegando que "es evidente que la derecha, con sus tres partidos, defiende una España en la que no cabemos todos". El PSOE, por el contrario, asegura que defiende "una España inclusiva".

"España no merece quedar varada por los intereses particulares y partidarios de unos y otros", sentencia. "¿Habrá habido pactos ocultos?", ha ironizado Sánchez ante el hecho de que haya sido PP y Ciudadanos, junto a los independentistas, los que hayan tumbado las cuentas públicas.

Por todo esto, ha puesto especial importancia en la necesidad de "acudir con humildad a las urnas, con convicciones, y apelando a la movilización, no de la izquierda, sino de toda la ciudadanía", ya que, como ha declarado, "nos estamos jugando el futuro de nuestro país". 

El anuncio se ha producido una hora después de que Sánchez se reuniese con el Consejo de Ministros, organismo que, según reza el artículo 115 de la Constitución, debe ser escuchado antes de que el jefe del Ejecutivo proponga la disolución de las Cortes. Sánchez ha hecho hincapié, además, en la subida del salario mínimo interprofesional y en el aumento de la protección a los desempleados.

El decreto de disolución tendrá que publicarse en el Boletín Oficial del Estado 54 días antes de las elecciones.

Etiquetas
Comentarios