Despliega el menú
Nacional

Rajoy tendrá que remodelar el Gobierno por segunda vez

La retirada de la ley del aborto precipitó la dimisión. El cargo será ocupado por Rafael Catalá.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha presentado este martes su dimisión y ha anunciado que deja su escaño en el Parlamento y abandona la política, tras confirmar el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la retirada de la reforma de la ley del aborto.

"Yo no soy en estos momentos la persona para poder llevar adelante la nueva forma de regulación del aborto anunciada por el presidente del Gobierno", ha argumentado Gallardón, que ha precisado que no se siente desautorizado, sino que no ha sido "capaz de cumplir con el encargo".

El ministro ha comparecido ante la prensa unas horas después de que el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, justificara la decisión (que ha calificado como la "más sensata") de retirar la reforma por falta de consenso en torno a la propuesta de modificación legislativa promovida por Gallardón.

No obstante, se mantendrá el cambio anunciado de obligar al consentimiento paterno para las menores de 18 años que quieran abortar, según ha precisado Rajoy, que ha precisado que el Ejecutivo seguirá "trabajando por la cohesión" para evitar presentar una nueva ley "que cuando llegue otro gobierno la cambie".

"Estamos ante un tema que afecta a convicciones profundas de todos los ciudadanos, y es un tema que hay que tomárselo, y yo desde luego me lo tomo, muy en serio", ha argumentado el presidente del Gobierno al incidir en que es un asunto que genera división.

Rajoy ha señalado que su posición es bien conocida porque fue el PP el que presentó un recurso en el Tribunal Constitucional contra la reforma del Ejecutivo del socialista José Luis Rodríguez Zapatero en 2010.

El Gobierno, ha dicho el jefe del Ejecutivo, presentará antes de fin de año un Plan de Apoyo a la Familia y luego seguirá estudiando fórmulas "para conseguir una mayor aceptación en la reforma".

El anteproyecto, que el Consejo de Ministros había aprobado el 20 de diciembre de 2013, limitaba a dos los supuestos para abortar legalmente, que la anomalía del feto o el embrión debería causar un daño psíquico o físico a la mujer, que tendría que quedar probado en un informe médico, o en caso de violación, para lo que habría que aportar la denuncia y el aborto se podría realizar hasta la semana 12 de gestación.

Así, se eliminaba el caso referido a las malformaciones del feto, salvo que se demostrasen anomalías incompatibles con la vida del no nacido y un riesgo psíquico o físico de la madre.

"No he tenido la capacidad de convertir el anteproyecto de ley en un proyecto", ha reconocido Gallardón en la rueda de prensa convocada para anunciar la dimisión.

También ha explicado que Rajoy le comunicó el viernes pasado que se iba a retirar la reforma.

Ese es el momento, ha precisado, en el que tuvo "la certeza y la comunicación oficial de que (la reforma) no saldría adelante".

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha considerado la retirada de la reforma como un triunfo de "la libertad de todos"; ha añadido que le "importa poco" que salga perdiendo Gallardón, que ha sido, ha dicho, un ministro "pésimo".

El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha subrayado que la retirada es una "decisión responsable", pues el anteproyecto "estaba abriendo una polémica y una división en el conjunto de la sociedad".

El diputado de IU Gaspar Llamazares ha celebrado que el PP y la Iglesia católica hayan "perdido el pulso", mientras que el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, cree que las "mismas razones" de Gallardón para tener que dimitir "las podría asumir" el presidente del Gobierno.

La portavoz de la plataforma antiabortista Derecho a Vivir, Gádor Joya, ha advertido de que esto "no le saldrá gratis al Gobierno", y ha acusado a Rajoy de ser "un cobarde".

Por su parte, el secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, ha tildado de "electoralista" la retirada de la reforma, pues supone, ha apuntado, "ante todo eliminar vidas humanas inocentes, además de falta de coherencia".

Marisa Soleto, una de las portavoces de la plataforma Decidir nos hace libres, que agrupa a las principales organizaciones de mujeres, piensa que la retirada "era la única solución lógica".El Gobierno de Rajoy afronta su segunda remodelación

La dimisión de Alberto Ruiz-Gallardón como ministro de Justicia ha forzado la segunda remodelación del Gobierno de Mariano Rajoy, tras la acometida el pasado mes de abril por la salida de Miguel Arias Cañete para encabezar la candidatura del PP al Parlamento Europeo.

Ese relevo fue el primer cambio en el primer Gobierno de Rajoy, que duró dos años, cuatro meses y seis días, convirtiéndose así en el tercer Ejecutivo más duradero de la etapa democrática. Rajoy lo llevó a cabo el pasado 28 de abril y puso al frente de Agricultura, Pesca y Alimentación a Isabel García Tejerina, hasta ese día secretaria general del Ministerio.

Rajoy juró la jefatura del Gobierno ante el Rey el 21 de diciembre de 2011, un mes después de su victoria por mayoría absoluta en las elecciones generales.

Un día más tarde tomaron posesión de sus carteras sus trece ministros, nueve hombres y cuatro mujeres que, salvo Arias-Cañete, han seguido en los puestos para los que fueron designados hasta este martes, cuando Ruiz-Gallardón ha anunciado su dimisión.

La remodelación provocada por la salida de Arias-Cañete del Ejecutivo alteró asimismo el grado de paridad entre hombres y mujeres del Gobierno, cinco mujeres y ocho hombres que, sin embargo, no se verá afectado ya que a Ruiz-Gallardón le sustituirá Rafael Catalá, según ha anunciado Presidencia del Gobierno.

Etiquetas