Despliega el menú
Motor

motor

ID.3, el primer eléctrico ‘nativo’ de Volkswagen

Las primeras unidades a la venta utilizan el motor de 204 CV y ofrecen una autonomía de hasta 420 kilómetros.

Volkswagen ID.3
Volkswagen ID.3
Volkswagen

Si en los años 50 del siglo pasado, el Beetle o Escarabajo se convirtió en el coche del pueblo y, en los años 70, el Golf en un mito de la clase media de Europa por su tecnología, ahora, el nuevo ID.3 se presenta como el primer eléctrico nativo de Volkswagen, que nace con la intención de democratizar la movilidad eléctrica. Es el primer vehículo de baterías ‘nativo’ del fabricante alemán que ya está en el mercado español donde tendrá como adversarios al Nissan Leaf o al BMW i3, entre otros.

La versión de lanzamiento incluye el motor de 204 CV, batería de 58 kWh y una autonomía de hasta 420 kilómetros. Ofrece una conducción a la carta al incluir cuatro modos de conducción y una marcha silenciosa.

Por dentro, su diseño es bastante sencillo, pero contiene todo lo que hace falta y más para estar completamente informados, a través de una instrumentación digital y una pantalla multifunción táctil, de 10 pulgadas.

Volkswagen ID. 3
Volkswagen ID. 3
VW

El nuevo modelo alemán ofrece un aspecto futurista, solo con lo imprescindible y casi sin botones. El salpicadero lo dominan dos grandes pantallas digitales -una para la instrumentación digital y otra pantalla multifunción táctil, de 10 pulgadas para el sistema multimedia de información y entretenimiento.

Otro dato importante, no hace falta recibir un curso acelerado para ponernos en marcha y solo saber la colocación del diminuto mando de la palanca de cambios, arriba a la derecha del tablero de instrumentos, que incluye las cuatro posiciones habituales de un eléctrico, marcha adelante, marcha atrás, neutral y parking.

Detrás, las plazas traseras cuentan con un espacio que no suele ser habitual en un coche de su tamaño. Su batalla de 2,7 metros es similar a la del Volkswagen Passat. Tres adultos pueden viajar con desahogo porque tampoco existe el túnel central habitual en un coche con un motor térmico.

Una destacada habitabilidad y un gran confort de marcha son dos de sus características importantes.

El ID.3 está construido sobre la plataforma modular MEB del grupo VW, creada exclusivamente para los modelos eléctricos de la compañía. Mide 4,2 metros de longitud, lo que le da la posibilidad de moverse bien en ciudad, donde destaca su aceleración (7, segundos de 0 a 100 km h) y sus 160 km de velocidad máxima.

Desde 36.145 euros

Ya a la venta, este compacto eléctrico tiene un precio de salida de 36.145 euros (correspondiente a la versión Pro Performance) que se convierten en 40.615 euros si optamos por el Pro S y una batería superior. En los próximos meses aparecerán nuevas versiones más económicas, eso sí, con menores rangos de autonomía y potencia como el Pure con 330 kilómetros de autonomía (batería de 45 kWh) y un precio estimado inferior a los 30.000 euros.

Las dos versiones de la edición limitada de lanzamiento cuentan con llantas de 19 pulgadas, faros matriciales IQ. LED, asistente de luz dinámica, navegador Discover Pro, climatizador bizona, acceso sin llave, cámara trasera, asistente de aparcamiento y cable de carga tipo 2, mientras que el Pro S añade llantas de 20'', Head Up Display con realidad aumentada, techo panorámico, asistentes de carril y emergencia o carga de smartphones por inducción.

En cuanto a los tiempos de carga, y como cabría esperar, estos dependen de la toma utilizada: pueden ir desde un mínimo de 35 minutos, para obtener el 80% de la carga, hasta nueve horas si lo hacemos en una toma doméstica, que suele ser lo más habitual. En este sentido, Volkswagen ofrece tres opciones para montar en nuestro domicilio, o en el trabajo, que arrancan en los 950 euros y llegan a los 1.450 euros si lo hacemos en un garaje comunitario.

VW ID.3
VW ID.3
VW

De su precio final todo depende del color con el que se mire. Barato, y como ocurre actualmente con todos los eléctricos, no es y habrá que esperar a versiones más económicas (como la ya anunciada Pure) y también al despegue definitvo de estas nuevas soluciones para que la compra de este tipo de coches sea óptima y equilibrada. No ayuda tampoco en estos momentos la red de electrogasolineras que tenemos en España, deficiente a todas luces. Aún así, la autonomía en concreto de esta versión puede hacernos olvidar estos problemas.

Etiquetas
Comentarios