Despliega el menú
Motor

on the road

El valor del sector automovilístico español será de 310 mil millones de euros para 2040

Anfac trasladará un plan al nuevo Gobierno para “seguir capturando” el valor añadido de esta industria a largo plazo, valorado en 310.000 millones en 20 años.

Imagen de la nave de Acabado Final de la planta de Opel PSA en Figueruelas
Imagen de la nave de Acabado Final de la planta de Opel PSA en Figueruelas
Guillermo Mestre

El vicepresidente ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Mario Armero, ha cifrado en 310.000 millones de euros el valor de la industria de la automoción en España dentro de 20 años, lo que supone casi triplicar los 120.000 millones actuales.

Durante su intervención en la primera jornada del trigésimo cuarto Encuentro del Sector de Automoción organizado por el IESE en el campus de Barcelona, ha anunciado que Anfac presentará un plan denominado 'Switch', al nuevo Gobierno, para que España "siga capturando" valor añadido en el futuro de la automoción y los nuevos negocios, como la fabricación de baterías.

"Un nuevo ecosistema se forma, absolutamente diferente. De lo que eran relaciones lineales pasamos a relaciones radiales en las cuales intervienen no solo los nuevos agentes, sino las empresas energéticas, las de telecomunicaciones, las de servicios de movilidad y las de software", ha afirmado.

Armero ha explicado que el plan, elaborado junto a KPMG, llega en un momento que ha definido como cambio de época por la transformación de la industria de la automoción hacia la movilidad: "Esa hoja de ruta hay que acompañarla, no se trata solo de pedir incentivos y planes de renovación", ha apuntado.

Optimismo

Pese a la caída de matriculaciones en España, y la incertidumbre en el sector en los últimos años, ha insistido en no caer en el alarmismo porque la industria española es resiliente y los coches fabricados en el país están siendo demandados en Europa: "Hay razones para el optimismo a pesar de los datos algo negativos que tenemos", ha subrayado.

Ha defendido, además, que las piezas ya empiezan a encajar porque todas las administraciones y formaciones políticas ya son más receptivas a los problemas del sector del automóvil, que en esencia es la caída del mercado: "¿Por qué encajan? Porque se ha descartado el prohibicionismo, nos encontramos en un marco de objetivos de descarbonización".

Parque y unidad de mercado

También ha situado la renovación del parque como el gran problema a abordar, ya que la venta de coches de más de 20 años está creciendo un 14% en España, y ha alertado de que el país atraviesa el periodo más largo de la historia sin un plan de renovación.

Ha alertado que “el último fue en 2015, hace cuatro años”. Armero ha reivindicado también la unidad de mercado para España y toda Europa, ya que todo lo que le ocurre a la industria tiene un 50% de causas nacionales y el otro europeas, y ha celebrado la petición de Gobierno a Europa de permitir un IVA reducido a la venta de vehículos eléctricos. "El futuro pasa por el IVA reducido", ha indicado.

Para Armero, la solución a la incertidumbre pasa por la tecnología, la financiación --con planes de renovación y ayudas en I+D+i--, una regulación inteligente que siga la senda europea, cohesión territorial y el impulso de energías alternativas.

Puntos de recarga

Ha sostenido que el plan de apoyo al vehículo eléctrico en España debe ser más ambicioso y ha llamado a trabajar para tener un buen despliegue de puntos de recarga, así como su interoperabilidad: "Necesitamos favorecer el despliegue de la industria de recarga".

Etiquetas
Comentarios