Despliega el menú
Motor

COSAS CON BOTONES (Y MOTORES)

Tesla Model 3, el rival eléctrico a batir

Tras los Model S y Model X, llega a España el nuevo vehículo de la compañía de automóviles de Elon Musk. Oficialmente, puede recorrer unos 530 kilómetros sin necesidad de recargar sus baterías. Desde 59.000 euros.

PRUEBA DEL TESLA MODEL 3 EN ZARAGOZA / 06/03/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
El Tesla Model 3 Performance Dual Motor, en la prueba de HERALDO por carreteras de Zaragoza.
Oliver Duch

Es difícil ver un Tesla Model 3 moverse por las calles de Zaragoza. De momento, son aún pocos. Se empezó a producir en 2016, pero algunos problemas de suministro de la compañía de Los Ángeles (EE. UU.) de automóviles eléctricos han retrasado hasta ahora su llegada al mercado español.

El Model 3 es un coche de 4,6 metros de longitud, con la carrocería tipo berlina y aire deportivo, que por su aspecto y exclusividad llama la atención en la calle. Tras los Model S y Model X, el tercer vehículo de la compañía del millonario y visionario Elon Musk es un coche también 100% eléctrico, de lujo y dominado por la tecnología.

Con un precio de partida de 59.000 euros, solo se puede comprar a través de internet en la página oficial de Tesla. El plazo de entrega ronda el mes. Una vez realizada la compra, las revisiones y posibles averías se realizarán en Madrid, ya que aquí, en Aragón, la compañía norteamericana no dispone de concesionario ni oficina.

Para empezar, no tiene una llave normal. Se abre con una tarjeta similar a las de banco o con el móvil. Al entrar al coche, lo primero que destaca es la ausencia de botones. Limpio de mandos, en el salpicadero no hay cuadro de instrumentos, ya que todo se gestiona desde una superpantalla de 15 pulgadas con mejor resolución que la televisión de casa.

Lo mejor empieza al arrancar. Silencioso, rápido, ágil y fácil de llevar. No es un coche de carreras, pero ofrece prestaciones de vehículo capaz de correr en un circuito: el Model 3 acelera de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h. Una barbaridad. Además, entrega su potencia de forma instantánea y lineal.

Pese a sus buenas condiciones de marcha, lo más apreciado, probablemente, para el usuario sean sus dos motores eléctricos, que le confieren 462 caballos de potencia, y su autonomía de viaje. Oficialmente, el modelo de Tesla puede recorrer hasta 530 kilómetros sin necesidad de recarga. No obstante, en un hipotético viaje de Barcelona a Madrid, el Model 3 tendrá que hacer un ‘repostaje’, con un tiempo de 25 minutos, aproximadamente, para alcanzar su destino sin problemas. En Aragón, los Tesla pueden recuperar su energía en dos supercargadores propios de la compañía, ubicados uno en Ariza (Calatayud) y otro en la estación de servicio del Cisne, al sur de Zaragoza. En el mapa de España, la compañía de Musk dispone de 210 puntos repartidos en 26 gasolineras. Aún pocos, conviene planificar bien el trayecto antes de iniciar viaje.

En Zaragoza, HERALDO probó la versión más alta del modelo, conocida como Performance (79.000 euros, aproximadamente), pero el Model 3 cuenta también con una unidad de 351 caballos, que acelera de 0 a 100 km/ en 4,8 segundos.

Es difícil encontrarle competidores al Tesla Model 3. Por prestaciones, lujo y tamaño, se enfrenta a las berlinas ‘premium’ alemanas, como BMW Serie 3, Audi A4 o Mercedes Clase C, entre otras. Como vehículo eléctrico, no obstante, está más en la línea del Jaguar I-Pace, elegido mejor coche del año en Europa y, sin duda, su gran amenaza hoy en el mercado.

PRUEBA DEL TESLA MODEL 3 EN ZARAGOZA / 06/03/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Todo el salpicadero se encarga de la climatización y se controla con la pantalla táctil.
Oliver Duch

Un futuro minimalista y táctil

Los hijos de la ciencia ficción del siglo XX crecimos creyendo que los vehículos futuristas debían tener cientos de botones de colores cuyas funciones específicas solo conocería un piloto experimentado. El siglo XXI nos quitó la razón, pero no la ilusión. Hemos estado dentro del vehículo del futuro: no tiene ni un solo botón y hasta un niño podría conducirlo.

El Tesla Model 3 es, en su interior, extremadamente minimalista y está gobernado por una única y enorme pantalla de 15 pulgadas que ejerce de panel de información y control de todas y cada una de las funcionalidades del coche eléctrico. Por no haber, no hay ni velocímetro, ni, por supuesto, indicador de la energía restante. La velocidad se muestra en todo momento en la pantalla, justo encima de una señal que –a modo de Pepito Grillo– indica la máxima permitida de la vía en la que nos encontramos.

También podemos ver el nivel de batería del Model 3 y cuántos kilómetros de autonomía tenemos para encontrar un sitio en el que recargarlo. Pero esto no debe ser una gran preocupación para el conductor. En el momento en el que le indicamos al coche dónde queremos ir, el Tesla se encarga de calcular las paradas que debemos hacer y la hora a la que llegaremos a nuestro destino.

Un sónar en la autopista

El Model 3 es como un silencioso submarino que se sumerge en las profundidades del tráfico armado por decenas de sensores que reflejan en la pantalla del salpicadero todos los elementos que se mueven a su alrededor en tiempo real.

En Tesla aseguran que este vehículo futurista está preparado para circular de forma autónoma y que solo la ley se lo impide. Por el momento, el Model 3 es capaz de mantener el vehículo a una velocidad fija en autopistas –girando en las curvas, evitando colisiones e incluso adelantando vehículos– sin que el conductor intervenga. El Tesla, como si de el coche fantástico se tratara, también puede ser ‘convocado’ con el móvil, desplazándose unos metros de manera autónoma hasta el conductor.

El Model 3 es ‘pantallodependiente’ y sin su panel táctil se vuelve ingobernable. También es casi imprescindible una conexión constante a internet a través de 4G o wifi.

Etiquetas
Comentarios